Jalea Real y polinización son las salidas de los apicultores de San Antonio frente a la sequía

Poniendo el acento en la asociatividad y la diversificación, un grupo de apicultores de San Antonio ha logrado mantener buenos niveles de producción pese a las adversas condiciones climáticas que afectan a la región. En los últimos 10 años vienen desarrollando un exitoso trabajo conjunto que les ha llevado incluso a exportar 1500 abejas reinas y 800 paquetes de abejas a Canadá. Se trata de usuarios del Servicio de Asesorías Técnicas (SAT apícola) de INDAP que manejan cerca de 1200 colmenas.
La sequía ha mermado la producción de miel, pero no el espíritu inquieto y emprendedor de estos apicultores que, lejos de desalentarse, se han motivado a buscar alternativas para diversificar su producción y apoyarse mutuamente frente a este complejo escenario.
Una de estas medidas fue el traslado de 600 colmenas del grupo a polinizar en un fundo cercano que requería de este servicio. Se organizaron para cumplir con la cantidad de colmenas que necesitaba el cliente. “Teníamos nuestras colmenas siempre estacionarias y no hacíamos polinizaciones. Ahora por la sequía nos hemos visto en la necesidad de hacerlo para que nuestras abejas puedan ir donde hay flores, así que nos programamos para el traslado de los apiarios. Lo hicimos entre todos y fue una buena experiencia”, comenta Gloria Salazar, integrante del SAT apícola y una de las voceras de la agrupación.

JALEA REAL
Otra de las iniciativas que están llevando adelante estos emprendedores es la producción de jalea real, para lo que cuentan con la asesoría del SAT apícola con el que están iniciando este proyecto cuyo objetivo más próximo es llegar a su comercialización dentro del territorio nacional.
“El grupo hizo un curso de cría de reinas y producción de jalea real. Tuvimos una producción de cerca de 3 kilos de jalea real y algunos ya han comenzado por sí solos a producirla. Estamos sacando los permisos para su venta como ‘Agrupación de Apicultores de San Antonio’ y trabajando en la etapa comercial, porque la parte productiva ya la manejan. Mi meta es que cada uno produzca 12 kilos en el año y venderlo en el mercado interno”, explica Vincent Toledo, asesor del SAT apícola de INDAP.
El profesional comenta que en marzo próximo se enviará una muestra a Alemania para tener una descripción de la calidad de jalea real que se está produciendo.
El proceso para la obtención de este producto consiste básicamente en proporcionar a la colmena pequeñas celdas artificiales con larvas recién nacidas. Las abejas nodrizas intentan hacer nuevas reinas, llenando las celdas con jalea real (único alimento de las reinas y que es una sustancia segregada por las glándulas hipofaríngeas de la cabeza de abejas obreras jóvenes, que, mezclada con sus secreciones estomacales, sirve de alimento a las larvas). Estas celdas artificiales se retiran de la colmena a los 3 días y la jalea real se deposita en otro envase.
Se dice que la jalea real posee una serie de propiedades beneficiosas para el ser humano, por su equilibrado conjunto de vitaminas, minerales y aminoácidos y que, entre otras cosas, actúa como estimulante biológico y proveedor de energía para el sistema nervioso.
DIFUSIÓN
Otra de las acciones que estos apicultores concretaron en conjunto, hace cerca de un mes, fue la instalación de un apiario con 50 colmenas en el Museo de Ciencias Naturales e Histórico de San Antonio (MUSA) donde realizan actividades periódicas de cosecha de miel y de jalea real, en vivo, para difundir su trabajo, lo que ha congregado a cientos de asistentes interesados en conocer el mundo de las abejas.
Actividad que también se replicará el 30 y 31 de enero y 1 de febrero en la próxima “Expo Rural de Santo Domingo” (en la medialuna de Santo Domingo) donde contarán con un stand para promocionar y vender algunos de sus productos, en especial la jalea real.
La diversificación en su producción ha sido otra de las estrategias del grupo para enfrentar la escasez hídrica. La apicultora Gloria Salazar afirma que “sacar miel hoy es súper difícil, entonces tenemos que diversificar, obviamente al alero de INDAP, que nos ha ayudado a salir adelante. Dentro de la diversificación tenemos colegas que hacen productos como cera de abeja, propóleo, polen y cosméticos como shampoo y jabón. Ahora estamos produciendo jalea real con el apoyo del SAT”.
Esta emprendedora afirma que el trabajo asociativo ha sido fundamental: “invito a los apicultores a que nos imiten, que se asocien. A pesar de todo lo difícil que se ha hecho por la sequía, nosotros hemos podido salir adelante diversificando y asociándonos”.
Al respecto, el director regional de INDAP, Fernando Torregrosa, dijo que “como Ministerio de Agricultura a través de INDAP, estamos enfocados en fomentar el trabajo asociativo de nuestros usuarios. Estos apicultores son un ejemplo de que gracias al trabajo colaborativo pueden alcanzar metas, ahorrar costos de producción y acceder a mercados más grandes”.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp

Enviar Comentario

Twitter

Instagram

Este sitio web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia de sus usuarios.