Región

Cerca de 3 toneladas de botellas de plástico reciclaron organizaciones sociales porteñas

Compartir

Municipalidad de Valparaíso obtuvo fondos por $10 millones para llevar a cabo proyecto de educación ambiental y reciclaje

La Alcaldía Ciudadana bajo su compromiso de proteger el medio ambiente y generar oportunidades para que la comunidad tenga las herramientas para realizar esta labor, postuló al Ministerio de Medio Ambiente el proyecto “Educación Ambiental y reciclaje comunitario para la ciudad de Valparaíso”, fondos que fueron adjudicados por 10 millones de pesos.

La iniciativa consistió en la compra de contenedores para la separación de residuos, como botellas, papel, cartón, latas de aluminio, pilas y electrónicos pequeños. Fueron cerca de 3 toneladas (3.000 kilos) de botellas de plástico las que se reciclaron gracias a este proyecto ejecutado durante el 2019.

El proyecto, que incluía educación ambiental, permitió que en un trabajo mancomunado, entre el municipio porteño y las 24 organizaciones territoriales beneficiadas lograran erradicar algunos microbasurales de la comuna y crear conciencia sobre el cuidado del medio ambiente, a través de talleres de educación ambiental realizados por personal del Departamento de Medio Ambiente.

En este sentido, el alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, dijo que “esperamos que este programa se pueda mantener en el tiempo, porque pensamos que el reciclaje constituye una oportunidad de futuro para la ciudad, no puede estar simplemente abocado a un sector, sino que tiene que ser una política de toda la ciudad, para eso el rol de las dirigencias sociales aquí presentes son muy importantes porque tienen una experiencia que se reproducen en el territorio”.

En esa línea, el jefe comunal sostuvo que “las instituciones están todavía en materia medioambiental muy lenta, esperamos seguir poniéndonos al día y este programa con el trabajo de los dirigentes nos permite ponernos en esa dirección. La dimensión medioambiental como dimensión estratégica en la planificación urbana participativa llega para quedarse, pensamos que los instrumentos de planificación de la ciudad como es el PLADECO debe contar con esa visión, la propuesta que tenemos tiene un eje estratégico en materia medio ambiental”.

En tanto, Rita Gamboa Alvillar, presidenta de la junta de vecinos Gabriela Mistral del cerro San Roque bajo, quienes resultaron beneficiados con el proyecto señaló que “fue un gran impacto considerando que el tema en general para mí es importante como presidenta y dirigenta, tenemos que ir pensando que el medio ambiente hay que tomarlo en cuenta. Estuve en la discusión de cómo elaborar el proyecto, para nosotros ha sido un proyecto de educación a los vecinos, indicarles que todo sirve y que hay que limpiar nuestro sectores, nuestro puerto y necesita de todos nosotros los dirigentes sociales”.

Alvillar agrega que “cuesta a veces indicarle a las personas que cada depósito es para tal cosa, pero uno los va educando como dirigenta y ha sido un éxito, yo creo que es uno de los mejores proyectos que hemos participado como junta de vecinos”.

Martes 28 de Enero de 2020

Next Up

Este sitio web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia de sus usuarios.