Garín derrotó a Schwartzman, conquistó Córdoba y subió al puesto 26 del ránking ATP

Diego Schwartzman (14 del ranking mundial) era el difícil rival del chileno Cristian Garín (31) en la final del Córdoba Open de Tenis que se jugó en el estadio Mario Kempes, un pleito complicado, que se hizo mucho más complejo tras perder el primer set, sin embargo, la primera raqueta nacional, se rearmó para terminar pasando por encima del trasandino, llevándose la final y su tercer título ATP. Un marcador que terminó siendo decidor de la superioridad de nuestro compatriota de 23 años, quien además se anotará en el lugar 26 del ránking a partir de este lunes.

Garín fue una fiera y minimizó el espíritu guerrero del “Peque”. Se impuso 2/6, 6/4 y 6/0 para lograr su tercer título ATP, sumado a los Munich y Houston. Con esto además igualó el registro entre ambos, que ahora quedó 2-2 y pasó a ser el segundo chileno que conquista un torneo de la era Open después de Nicolás Massú, que ganó el Abierto de Buenos Aires.

Lo que pasó en el partido

No sé lo vio muy cómodo al anfitrión en el arranque del partido. El 40-0 de Garin en el arranque con tres errores no forzados del porteño fueron la primera muestra. Puntos largos y profundos marcaron el primer set. El chileno se animó a subir a la red; el argentino, a tirar unos lujos. Y en ese mano a mano primó la superioridad de Schwartzman, que quebró tres veces a su rival y sufrió una “devolución de gentilezas”. Después de 39 minutos, “el Peque” se quedó con el primero 6/2, y dejando en cero a Garin en el último game.

En su juego se apoyó el argentino para ganar confianza. En el inicio del segundo pareció hacerse más gigante, ganar potencia y lucidez. Fue su entrega la que puso de pie el estadio en el segundo set y con Garín al servicio: “el Peque” corrió todas, hasta las imposibles, y se quedó con un puntazo. Pero después pagó el desgaste con errores no forzados que le dieron el game al chileno. La segunda manga fue set a set hasta que Garin lo quebró y se puso 4-2. Schwartzman se enojó y se desenchufó. El chileno lo aprovechó y mostró las credenciales que lo llevaron hasta la final del Córdoba Open. Sacó para set el dirigido por el cordobés Andrés Schneiter, pero el porteño volvió a mostrar su mejor batería de golpes, levantó a la gente y se puso 4-5, sin embargo, la alegría acabó en el siguiente game, porque el chileno volvió a quebrarlo y emparejó el partido al ganar la segunda manga 6/4.

Le costó el partido al máximo favorito. Se lo vio ofuscado, resongón. Se enojó con Garin, con él, con el árbitro. También el chileno tuvo momentos de queja, pero de la furia sacó sus mejores golpes. “El Peque”, en cambio, quedó envuelto en la negatividad y arrancó el set definitivo 0-3. Y mientras se achicaba el argentino, se agrandaba el chileno con tiros precisos e hirientes, que limaban la confianza del porteño. Y entonces fue 0-4 y después 0-5 hasta firmar un 0/6 lapidario. No hubo reacción.

De paso, Garin, convirtió al “Gringo” Schneiter en el hacedor de campeones, porque el cordobés festejó el año pasado con Juan Ignacio Londero y volvió a repetir en la noche de este domingo con el nuevo ganador del torneo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp

Enviar Comentario

Twitter

Instagram

Este sitio web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia de sus usuarios.