Teherán quiere llevar a EE.UU. a una corte internacional por el asesinato de Soleimani

La tensión continúa en la región y prueba de ello es que el presidente iraní, Hasan Rohani, advirtió este domingo que “nunca acudirá a la mesa de negociaciones bajo presión” ni empezará un diálogo con Estados Unidos.

El jefe del Poder Judicial de Irán, Ebrahim Raisi, anunció este domingo que está trabajando con sus pares en Irak para llevar a Estados Unidos a una corte internacional por el bombardeo que mató el mes pasado a su comandante más influyente en la región Qasem Soleimani en Bagdad.

Hasan Rohani

“Se asignaron jueces para trabajar con el Departamento Internacional del Poder Judicial y el Ministerio de Relaciones Exteriores y dar seguimiento al tema en el país en cooperación con los principales funcionarios judiciales de Irak”, explicó Raisi, citado por la agencia de noticia Tasnim.

Poco después y tras reunirse con una delegación judicial iraquí en Teherán, el viceministro de Justicia, Mahmud Abasi, agregó que el tribunal elegido será la Corte Internacional de Justicia (CIJ) ya que, según el análisis del gobierno de la República Islámica, el bombardeo estadounidense que mató a Soleimani violó las normas internacionales establecidas la Carta de Naciones Unidas, informó la agencia de noticias EFE.

Qasem Soleimani

Soleimani y otros jefes militares y milicianos de Irán e Iraq murieron en un ataque aéreo estadounidense cerca del aeropuerto de Bagdad en enero pasado, una agresión que desató la ira de las autoridades de Irán y de millones de personas que salieron a las calles para su funeral.

La respuesta de Irán fue un ataque de precisión contra dos bases en Irak donde había desplegados soldados estadounidenses. Aunque ningún militar falleció, se cree que Teherán buscó enviar un mensaje, por un lado, de moderación para evitar una escalada con consecuencias impredecibles y, por otro lado, una amenaza ya que demostró su capacidad de golpear al corazón de la presencia estadounidense en Bagdad.

Relación bilateral

En paralelo con el asesinato de Soleimani, el gobierno de Donald Trump mantiene una ofensiva diplomática sistemática contra Irán que comenzó con la salida unilateral del acuerdo nuclear que había firmado con las principales potencias del mundo en 2015 y continuó con la imposición de varias tandas de sanciones, que volvieron a asfixiar a la economía de Irán.

“Es claro para todo el mundo que la paz y la estabilidad en esta región no se logrará sin la ayuda de Irán”, alertó el presidente Rohani en una conferencia de prensa en Teherán.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp

Enviar Comentario

Este sitio web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia de sus usuarios.