Estudio detectó altos índices de malnutrición en párvulos y escolares de jardines y una escuela de Quillota

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

Diagnóstico desarrollado por la Universidad de Valparaíso, con apoyo de la Municipalidad, enfatiza en la responsabilidad de los padres

Un estudio desarrollado el año pasado por profesionales y estudiantes de la Universidad de Valparaíso, en coordinación con la Municipalidad de Quillota, determinó altos niveles de malnutrición por exceso -cercanos al 50%- en párvulos de los nueve jardines infantiles vía transferencia de fondos (VTF) y la Escuela Básica de La Palma, distribuidos en sectores urbanos y rurales de Quillota.

El diagnóstico nutricional se aplicó a 569 niñas y niños de los jardines de administración municipal, que funcionan vía traspaso de fondos de la Junta Nacional de Jardines Infantiles, Junji, así como a 227 alumnos de prekinder a octavo básico de la Escuela Rural de La Palma. La medición incluyó encuestas de hábitos alimentarios y estilos de vida, además de mediciones físicas vinculadas a las condiciones de salud de los niños evaluados.

Casi 50% de riesgo cardiovascular

Carla Nicolini es nutricionista y la supervisora de las prácticas de alumnos de Nutrición de la Universidad de Valparaíso. La profesional sostuvo una reunión con autoridades y directivos municipales, acompañada por profesionales de la Universidad de Valparaíso y del Centro Agroecológico El Vergel, que funciona en el parque El Edén de Boco, por un convenio entre la casa de estudios porteña y la Municipalidad local.

La profesional expuso los principales alcances del estudio, señalando que “las conclusiones básicas que pudimos obtener no difieren mucho de la realidad nacional. En los jardines infantiles obtenemos un 41% de malnutrición por exceso, sobrepeso y obesidad. Realizamos una medición de la circunferencia de cintura, porque esta se relaciona con riesgo de tener algún tipo de enfermedades crónicas, como hipertensión, diabetes o incluso algún riesgo cardiovascular. Ya había también más de un 48% de riesgo de tener este tipo de enfermedades crónicas ya en niños de 2 a 3 años. En la Escuela Básica La Palma, más del 50% de ellos con un riesgo cardiovascular inminente y con prácticas alimentarias no muy saludables. Básicamente, lo que menos consumían eran frutas, lácteos y pescados, lo cual es muy importante, porque son estos los alimentos que ayudan al crecimiento y desarrollo en la etapa escolar y la etapa infantil.

Ximena Valdivieso, encargada de la Unidad de Desarrollo e Innovación de la Municipalidad de Quillota -y contraparte de la universidad en este estudio- manifestó que “lo que hemos hecho durante el 2019 con ellos es continuar, mejorar y abrir nuevas líneas de investigación, en este caso en particular respecto a nutrición de los niños que son usuarios de los jardines VTF. Lo que ha hecho este estudio ha sido ratificar investigaciones previas, que son las tendencias: tenemos un grupo muy importante de los niños menores a cinco años que tienen malnutrición por exceso y condiciones de obesidad. Y nos encontramos con una realidad: que esto es común a los jardines no solo de la ciudad, sino que también de la zona rural”.

Los padres deciden qué comen

La profesional de la Municipalidad de Quillota enfatizó en el rol de los padres en la situación nutricional de los niños, ya que son ellos quienes determinan qué se come y se bebe en cada hogar. Según detalló Ximena Valdivieso, “la disponibilidad de alimento pasa por la decisión de los adultos que están a cargo de esos niños, por lo tanto, la experiencia con los niños es que a los niños les gustan las frutas y verduras. Lo que pasa es que no están disponibles en la mesa en la casa. Y hay un tema también del control de las bebidas azucaradas. Ejemplo: ¿el agua la tomamos solo cuándo? Niños contestan ‘cuando estamos enfermos’. Porque lo que se ha aprendido culturalmente es que lo que tú tomas son bebidas azucaradas y con colores. Lo interesante es que estos chicos, un porcentaje muy importante, van a ser nuestros estudiantes en la enseñanza básica y ya van con algunos efectos propios de la malnutrición por exceso”.

En ese escenario, la nutricionista Carla Nicolini describió las estrategias que se han aplicado tras el estudio a los párvulos y escolares evaluados, las que también han tenido precisamente un énfasis importante en la información hacia los padres y apoderados. “Queremos promover estos estilos de vida, a través de obras de teatro con los niños, talleres que realizamos, visitas al Centro Agroecológico El Vergel. Lo que más nos ha costado es el trabajo con los apoderados y es por eso mismo que buscamos distintas estrategias a través de los recursos de la tecnología, en donde innovamos en la entrega de informaciones a través de cápsulas informativas, que se enviaron a los apoderados vía WhatsApp, básicamente explicando por qué era importante que los niños consumieran soloagua y no bebidas o jugos azucarados, por qué era importante que los niños consumieran fruta con la cáscara, por qué era importante que los niños tomara leche. Hemos tenido una muy buena recepción en eso”, señaló la profesional de la Universidad de Valparaíso, quien agradeció el respaldo de su casa de estudios, la Municipalidad de Quillota y El Vergel en la realización de este diagnóstico nutricional.

Los próximos pasos a seguir con esta iniciativa serán la publicación de resultados, considerando que la realidad no debe ser muy diferente a la que se vive en otras comunas, por lo tanto, sus conclusiones y estrategias de innovación pueden servir de ejemplo a nivel nacional. Además, para este año 2020 el gran desafío será lograr que los apoderados y padres asuman su responsabilidad en la nutrición de sus hijos y se sumen a este proceso, apoyando desde el hogar.

señal en vivo

Síguenos

NEWSLETTER

Registrate en nuestro boletin y recibe nuestra ultimas noticias y material exclusivo.

Newsletter

Registrate en nuestro boletin y recibe nuestra ultimas noticias y material exclusivo.

Sitio web propiedad de G5 Comunicaciones

Todos los derechos reservados 2021.

Diseño y Desarrollo: Web Developer

secciones
links