Comienza alto el fuego entre talibanes, fuerzas de EEUU y afganas

Un alto el fuego de una semana pactado entre fuerzas talibanes, estadounidenses y afganas entró en vigencia este sábado en el país asiático, en cuyas ciudades centenares de civiles salieron a las calles para celebrar el hecho que puede marcar un punto de inflexión en la guerra, el conflicto militar más prolongado de la historia de Estados Unidos.

El pacto llega tras más de un año de complejas negociaciones entre las partes en Qatar, y de prosperar, supondrá una significativa victoria política para el presidente estadounidense, Donald Trump, y un impulso de cara su reelección en 2020.

Este viernes, el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, dijo que si la tregua tiene éxito Washington firmará un acuerdo de paz con el movimiento insurgente el 29 de febrero.

El optimismo se reflejaba en las calles de Kabul pese a ataques aislados -cuando la tregua ya había comenzado- que amenazaron con socavar el proceso, entre ellos en la provincia norteña de Balkh, donde combatientes talibanes que mataron a dos soldados afganos, informó un funcionario local.

También hubo informes de un incidente separado en la provincia central de Uruzgan, informó la agencia de noticias DPA.

El acuerdo

La expectativa es que el periodo de “reducción de la violencia” iniciado este sábado establezca las condiciones para que Washington y los insurgentes firmen el 29 de febrero un acuerdo que podría implicar el retiro de las tropas estadounidenses después de más de 18 años y lanzar a Afganistán, cansado de la guerra, hacia un futuro incierto.

Los talibanes se comprometieron a no dar refugio a organizaciones “terroristas” internacionales -entre ellas Al Qaeda- según señalaron fuentes de ambas partes en declaraciones en “off” a varios medios estadounidenses.

Uno de los jefes de la delegación afgana en Qatar, Abdul Salam Hanafi, dijo la semana pasada que, luego de firmar el acuerdo de este mes, Estados Unidos y el gobierno afgano liberarán a 5.000 prisioneros talibanes y los rebeldes liberarán a 1.000 prisioneros.

La guerra de Afganistán

El conflicto armado más largo de la historia de Estados Unidos, se convirtió en una camisa de fuerza a poco de comenzar.

El presidente George W. Bush anunció la invasión del país el 7 de octubre de 2001, poco antes de cumplirse un mes de los atentados del 11-S, tras acusar a los talibanes de dar refugio a Osama Ben Laden y otros líderes de Al Qaeda.

El conflicto se extendió hasta el presente y hoy los talibanes controlan más territorio que nunca desde 2001.

Trump prometió llevar de vuelta a Estados Unidos a las tropas y lleva un año en negociaciones.

Estas descarrilaron en septiembre, a raíz de un atentado en Kabul que Washington atribuyó a los talibanes, pero en Acción de Gracias, a finales de noviembre, anunció el reinicio de las conversaciones.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp

Enviar Comentario

Twitter

Instagram

Este sitio web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia de sus usuarios.