El jurado festivalero se abre paso en una competencia donde lo emotivo y lo técnico se ven enfrentados

El jurado tiene una doble mirada en este Festival de Viña del Mar, la competencia folclórica e internacional marcan un aspecto poco valorado pero que que genera muchas miradas críticas por el juicio técnico que se emite de cada una de las canciones.

“Ya han pasado una selección previa de cuatro mil canciones, las que llegan acá ya pasaron muchas barreras técnicas, nosotros mediremos la representatividad de cada pueblo, su emotividad y sentimiento”, indica Titi García Huidobro, mientras Carmen Gloria Arroyo, sostuvo que “experta en música no soy, pero estoy muy permeable a la opinión de la gente, mi labor de jurado va en esa línea, no tengan problemas en hacerme llegar sus miradas críticas”, destacó la abogada, quien confidenció que ya se habían reunido con un equipo de expertos para analizar a los distintos competidores, lo que se irá repitiendo día a día.

Pedro Capó mencionó que “lo importante es saber atravesar las dificultades, estoy contento de ser parte de este jurado representando a Puerto Rico… acá nunca se pierde”, mencionó. En tanto, Luciano Pereyra destacó “que es una bonita experiencia de aprendizaje, ojalá los participantes puedan a futuro dar sus propios espectáculos en la Quinta”.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp

Enviar Comentario

Twitter

Instagram

Este sitio web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia de sus usuarios.