Stefan Kramer triunfó en Quinta Vergara con rutina única concentrada en el estallido social

Desde el primer segundo en el escenario, Stefan Kramer no eludió la contingencia y abordó casi por completo el estallido social que vive el país desde el pasado 18 de octubre.

Imitaciones ya conocidas y otras nuevas como Gabriel Boric y Jaime Mañalich marcaron una rutina de casi 90 minutos, que le entregó el máximo reconocimiento del público a su trabajo. El artista combinó diferentes elementos ocupados en shows anteriores, probados en otras comunas del país y logró armar un relato dinámico, rápido, reflexivo y que despertó las risas del público en la Quinta Vergara, y también las pifias cuando sus personajes no estaban dentro de los mejor evaluados públicamente.

En la parte final también fue acompañado por su esposa, Paloma Soto, en una rutina que logró 57 puntos de rating, el registro más elevado de la noche festivalera.

Tras su presentación, el humorista confirmó que la rutina vista esta noche será única, agradeciendo a las presentaciones previas en el resto del país que le permitieron construir el espectáculo. Agregó que las personas pueden analizar la rutina como lo estimen conveniente, ello tras las críticas de parlamentarios de ChileVamos que cuestionaron el homenaje a la “primera línea”.

El comediante no quiso referirse en profundidad a una posible censura a sus carteles, luego de imágenes que se viralizaron en redes sociales y en donde se hablaba de una posible censura a los contenidos gráficos de las pancartas, fundamentalmente al tema mapuche.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp

Enviar Comentario

Este sitio web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia de sus usuarios.