Pablo Alborán y su doble gaviota: “Viña y Chile es responsable de que yo sea feliz”

Fue un espectáculo completo y contundente, con una estructura bien definida y una combinación de momento emotivos que le dieron un efectivo resultado.

Así fue como a Pablo Alborán no le costó conquistar rápidamente al público, cuatro canciones por bloque en donde los extremos le permitieron asegurar aplausos y gritos de entrada y salida. Con los trofeos en la mano, sólo atinó a decir: “Viña y Chile es responsable de que yo sea feliz”, claro porque la carrera musical del hispano se construyó en la ciudad jardín y ahora se consolidó en el escenario viñamarino con un artista con un nutrido repertorio y una conexión inmediata con sus audiencias.

“Estoy emocionado y agradecido”, dijo el español tras salir del escenario, con prendas de regalo y dos nuevos trofeos en su mano, en la apertura de la denominada “noche romántica del Festival”.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp

Enviar Comentario

Twitter

Instagram

Este sitio web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia de sus usuarios.