Evidente desidia de Maroon 5 arriba y abajo del escenario. Vocalista pidió irse pronto de esta “maldita ciudad”

Ingresaron tarde, cantaron sus 15 canciones y se retiraron, sin gaviotas, despedidas ni cierres… así fue la presentación de Maroon 5, la banda anglo que este año abrió la noche del jueves en el Festival de Viña del Mar.

Tal fue la desconexión de los artistas con el espectáculo, que probablemente cuando esta nota se encuentre redactada, los integrantes del Grupo ya estén llegando de regreso a Santiago, donde se presentarán mañana, ojalá, con un poco más de energía.

Y aunque el público sabía cuáles eran las condiciones, quedó en evidencia el desgano de Adam Levine, quien en ningún momento interactuó con sus fans. Un play-list de 15 canciones en poco más de una hora, listado completo y cerrado sin opción de agregar algo “a pedido del público”. Nisiquiera se despidieron.

Incluso cuando el grupo se retiró de la Quinta Vergara, el vocalista y líder sólo pidió salir de esta “maldita ciudad”, en perfecto inglés y con palabras más groseras, según comentaron quienes lo escucharon con particular sorpresa. Todo ello antes de que abordaran cuatro van negras con destino a la capital.

La razón de tanta molestia estaría en que el grupo sólo se enteró de que su espectáculo sería televisado en vivo, por lo cual su vocalista afirmó “esto es un maldito show de televisión”, a lo cual le respondieron “es un concierto televisado”, frase que motivó otros insultos por parte de Levine.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp

Enviar Comentario

Este sitio web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia de sus usuarios.