Nacional

En el Día Mundial de la Obesidad, Gobierno presentó estudio de factores claves relacionados a la enfermedad

Compartir

Este 4 de marzo se conmemora el Día Mundial de la Obesidad, un tema especialmente preocupante en el país, ya que los últimos datos publicados por la OECD muestran que Chile es el país con mayor obesidad y sobrepeso (74% de la población adulta), superando a (72,5%) y Estados Unidos (71%). En el caso de los escolares, la mitad de los niños padecen obesidad o sobrepeso (52% de acuerdo a los últimos datos del Mapa Nutricional de Junaeb 2019).

Es por eso que el Ministro de Desarrollo Social y Familia, Sebastián Sichel; la secretaria ejecutiva de Elige Vivir Sano, Daniela Godoy; y la seremi de Desarrollo Social y Familia Metropolitana, Catherine Rodríguez, visitaron el Polideportivo de Ñuñoa donde fueron recibidos por el alcalde de la comuna, Andrés Zarhi, para conversar con vecinos sobre los efectos de esta enfermedad.

El ministro de Desarrollo Social y Familia, Sebastián Sichel, recalcó la importancia de la fecha, puntualizando que “tenemos que poner la cara a una de las epidemias más graves que vive Chile que se llama obesidad, y que es una de las epidemias más injustas porque ataca exactamente a los más pobres y a las personas que viven en zonas rurales, a personas de pueblos originarios, por lo tanto, este día es vital para la toma de conciencia, para fijar una estrategia de cómo seguir combatiendo la obesidad y además poner en alerta a la familia chilena”.

Sin embargo, sostuvo que “se está trabajando en dos fórmulas para combatir la obesidad, uno es una estrategia regulatoria donde Chile ha sido un país de avanzada, con la Ley de Etiquetado de Alimentos y con Elige Vivir Sano, que busca que todo el Gobierno actúe tempranamente a esta estrategia de protección, pero también una estrategia súper fuerte de promoción de actividades saludables y buena alimentación”.

Por su parte, la secretaria ejecutiva de Elige Vivir Sano, Daniela Godoy, recalcó que “este es un tema muy complejo porque 2,8 millones de personas mueren en el mundo a consecuencia de la obesidad cada año (…) y es difícil de abordar porque depende de muchos factores, lo que transforma a la obesidad en un problema de salud pública, pero también de desarrollo social”. Añadió que, precisamente, para conocer mejor este fenómeno y trabajar con estrategias más focalizadas, el Observatorio Elige Vivir Sano está haciendo un estudio sobre determinantes sociales de malnutrición en escolares: “Con los datos del Mapa Nutricional de Junaeb y del Registro Social de Hogares pudimos unir las variables para conocer en materia de entorno escolar cuáles son esos factores que pueden estar incidiendo mayormente en la obesidad en los niños”.

Algunas de los primeros resultados de este estudio son:

A mayor nivel de escolaridad del jefe de hogar, menor prevalencia de obesidad del niño. Esto ocurre en todos los cursos analizados (prekínder, kínder, primero básico, quinto básico y primero medio).
Los niños que viven en zonas rurales tienen mayor prevalencia de obesidad.
Las mujeres tienen menor prevalencia de obesidad que los hombres hasta quinto básico.
Los estudiantes que nacieron fuera de Chile tienen menor prevalencia de obesidad que los nacidos en el país.
Quienes pertenecen a pueblos originarios tienen mayor prevalencia de obesidad que quienes declaran no pertenecer a uno.
Respecto a los niveles de vulnerabilidad socioeconómica, los estudiantes pertenecientes al 50%, 60% y 70% más vulnerable tienen mayor prevalencia de obesidad que los de tramo del 40% más vulnerable. Esta relación solo se da en quinto básico.
En los cursos superiores (quinto básico y primero medio), los estudiantes de regiones extremas (Arica y Parinacota y Magallanes y la Antártica Chilena) tienen mayor prevalencia de obesidad que los estudiantes del mismo nivel de la Región Metropolitana.
En la actividad, los vecinos pudieron dar su opinión. Por ejemplo, Nelson Araya dijo que “yo creo que hay que cambiar las costumbres de los chilenos porque cuando nos juntamos con los familiares y con los amigos es para comer. ¿Por qué no nos juntamos igual, pero vamos al campo o hacemos actividad física?”. Por su parte, Romina Moya contó que la mayoría de su familia sufre obesidad mórbida y que uno de sus tres hijos tiene una arritmia cardíaca. Para cuidarlos, comentó, “pensé que tendría que empezar a cambiar sus hábitos. Empecé darles frutos secos, agua (…) Ahora abren el refrigerador y hay frutas. Y les encanta”.

El alcalde de Ñuñoa, Andrés Zarhi, valoró la visita de las autoridades y contó que desde su comuna están realizando una serie de actividades “en gimnasios, vamos a las juntas de vecinos, a los parques, a las plazas. Y para Elegir Vivir Sano hay que educar desde pequeños, por eso hacemos también talleres para niños”.

Etiquetas:

También te podría interesar

Publicaciones Relacionadas

Next Up

Este sitio web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia de sus usuarios.