Banco Central analiza volátil escenario económico y sostiene que “está preparado”

A través de un comunicado, el Banco Central analizó la contingencia derivada del derrumbe de las bolsas y la baja del precio del petróleo, que además derivaron en un alza del dólar y una baja del precio del cobre.

El órgano emisor sostuvo que “La expansión del COVID-19 en el mundo ha elevado significativamente la incertidumbre, tanto por sus efectos sobre la población, como por el impacto económico de las medidas de contención aplicadas por las autoridades. Esta situación ha comenzado a generar efectos reales en los países más afectados y ha gatillado caídas significativas en los mercados financieros globales”.

Agrega que “el conflicto entre los principales productores de petróleo del mundo intensificó el ajuste de precios de activos, profundizando el deterioro que ya se había observado la semana anterior. El precio del petróleo se desplomó hoy más de 20%, las principales bolsas mundiales cayeron entre 3% y 10% y las tasas de bonos del Tesoro de EE.UU. se redujeron significativamente a lo largo de toda la curva de rendimiento, ubicándose en 0,50% para los bonos a 10 años… esto configura una situación externa delicada, donde la alteración de las cadenas de valor, la alta incertidumbre y el deterioro de la demanda por motivos precautorios, elevan la posibilidad de un ajuste relevante en algunas de las mayores economías”.

Puntualiza que “en este escenario, el Banco Central y las demás autoridades económicas están monitoreando estrechamente la situación. No sólo porque los ajustes en los mercados tienen efectos contrapuestos y diferentes a otros países, sino porque se combinan con los efectos del shock interno generado por las turbulencias sociales y políticas de los últimos meses”.

En el caso de Chile, menciona que “es necesario sopesar el posible impacto positivo de un menor precio del petróleo sobre nuestros términos de intercambio, con el eventual efecto contractivo de condiciones financieras externas más adversas y un deterioro de la actividad mundial. Esta mañana el precio del cobre cayó 2,9%. Del mismo modo, debe observarse con especial atención el ajuste de portafolios de los principales agentes económicos como respuesta a los cambios de precios financieros externos y el tipo de cambio”.

Reflexiona que “estas consideraciones parecen haberse reflejado hoy en los mercados, al observarse una depreciación de la moneda local y caída de la bolsa menor a la de países productores de petróleo. Por su parte, las tasas de interés locales a distintos plazos siguieron la tendencia de sus símiles internacionales, contribuyendo a revertir la ampliación de spreads observada durante febrero… En este sentido, cabe destacar que la flexibilidad cambiaria y la profundidad del mercado de capitales son factores que facilitan el ajuste de la economía chilena frente a shocks externos”.

Finalmente explica que “el Banco Central cuenta con los instrumentos para hacer frente a nuevos desafíos. Se encuentran en plena aplicación las facilidades extraordinarias de provisión de liquidez en pesos y en dólares, que pueden ser ajustadas a las necesidades de la economía; el programa de intervención cambiaria sigue vigente y puede reactivarse ante un resurgimiento de la volatilidad de origen interno; la política monetaria se encuentra en una disposición claramente expansiva y cuenta con espacio para reaccionar ante cambios en las perspectivas para la inflación en el horizonte de 24 meses… De esta manera, el Banco Central continuará velando por la estabilidad de precios y resguardando la estabilidad financiera que constituyen su mandato, seguirá aplicando sus capacidades profesionales para analizar la situación económica del país, y estará disponible para utilizar los instrumentos con que cuenta, con la oportunidad y efectividad que han sido reafirmadas en los últimos meses”.

Concluye puntualizando que “la protección que ofrece el marco político e institucional de la economía no debe dar lugar a la autocomplacencia. Al contrario, el escenario actual debería fortalecer el sentido de urgencia para la implementación de las medidas sanitarias, económico-sociales y de política pública relacionadas con las causas de fondo de la mayor incertidumbre y debilitamiento de la actividad”.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp

Enviar Comentario

Este sitio web es propiedad de G5 Comunicaciones

Todos los derechos reservados 2020. 

Diseño: Web Developer

Links