Escribe aqui tu búsqueda

Limachinos famosos por sus flores comestibles se adaptan a la pandemia con nueva producción de semillas y hortalizas

¿Se acuerda del agro-emprendimiento “Toronjil Cuyano”? De seguro que sí o al menos supo o escuchó por ahí de la exitosa producción de flores comestibles impulsada por los hermanos Alejandro y Sebastián Zamorano, usuarios INDAP de la comuna de Limache, quienes conquistaron los paladares más finos del país con el innovador producto y acapararon portadas de diarios, diversos espacios en televisión, revistas especializadas de cocina y gourmet, radios e internet.
El negocio se había consolidado y los hermanos Zamorano incluso dictaban charlas con su experiencia. Pero en marzo, la llegada del coronavirus comenzó a afectar la economía local y a nivel país obligó al cierre de gran parte del comercio y otras actividades. El próspero emprendimiento comenzó a quedarse sin clientes y las últimas entregas tampoco les fueron pagadas. Tuvieron que detener la producción y ver cómo reinventarse.

BANCO DE SEMILLAS
Así es que luego de pensar en qué podían hacer, decidieron retomar lo que habían iniciado diez años antes y que dejaron de lado ante el éxito de las flores comestibles. Se trata de su propio banco de semillas con más de 100 especies, por lo que se pusieron manos a la obra e hicieron un nuevo catálogo con cerca de 40 productos, los que ya hace casi un mes están a la venta y con reparto a todo Chile.
“Nosotros nos dedicábamos cien por ciento a las flores comestibles, así que fue bien complejo tener que parar la producción. No teníamos clientes. Estuvimos marzo y abril sin nada. Empezamos a pensar en lo que sabíamos y tomamos la decisión de volver a nuestros inicios que eran las semillas y dedicarnos a ser agricultores al cien por ciento durante este tiempo de incertidumbre”, dice Alejandro Zamorano.
Este emprendedor junto a su hermano pensaron que era buen momento para comercializar las semillas y fomentar las huertas caseras, “ahora mucha gente está en sus casas por la cuarentena, pueden sembrar y plantar con los niños y hacerse cargo de su propia comida”, apunta.
La difusión ha sido principalmente a través de las redes sociales Instagram: ttoronjil cuyano y en el Facebook: Toronjil Cuyano, que se han preocupado de tener activas y donde han tenido una muy buena recepción de los clientes, lo que les ha permitido distribuir sus semillas a varias ciudades del país como Puerto Varas, Punta Arenas e incluso al norte de Chile.

AGRICULTURA RESPONSABLE
Esto significó que además estos emprendedores decidieran volver a la agricultura tradicional y sembrar todo tipo de hortalizas con sus propias semillas con la premisa que han mantenido siempre basados en la permacultura con una agricultura sostenible y responsable con el medio ambiente.
“Nosotros tenemos el terreno, nos dedicamos a esto, es lo que conocemos y caía de cajón dedicarnos a la agricultura tradicional sin dejar de lado nuestros productos gourmet, que siempre están ahí. Empezamos a arar el suelo como se hacía antes y a sembrar lechugas, zapallo italiano, rúcula, rabanito, porotos, cebollas, puerros, albahaca, acelga, espinaca y zanahoria. El plus que tenemos es que son productos limpios, con agricultura responsable”, asegura.
Las hortalizas de la huerta “Toronjil Cuyano” ahora se pueden encontrar cada miércoles y sábado en un puesto que tienen en la feria del estero de Viña del Mar donde ellos reconocen que marcan la diferencia con el resto de los productores por la calidad de sus productos. También sus hortalizas se venden a emprendedores que hacen reparto a domicilio y si lo desea las puede adquirir en el predio: Parcela poste 53 del sector Los Laureles, comuna de Limache.

CATÁLOGO
La reinvención, dice Alejandro, viene con la transformación y diversificación, por lo que ahora tienen un “catálogo 2.0” donde incorporan no sólo la producción de semillas (que van desde el tomate limachino, albahaca y rabanito hasta la mostaza, puerro y papayas, entre otros) sino que las hortalizas, plantas y productos gourmet donde siguen estando presentes sus ya reconocidas flores comestibles que, de seguro, apenas pase la pandemia volverán a ser solicitadas por los mejores chef del país para adornar los más sofisticados platos de la cocina gourmet.

INDAP
Para llevar adelante esta iniciativa también han contado con el apoyo de INDAP con infraestructura productiva que consiguieron a través de créditos de emergencia por sequía que incluyó rebajas en las tasas de interés debido a la contingencia sanitaria. En años anteriores recibieron asesorías técnicas y proyectos de inversiones, entre otros apoyos.
“En los últimos años INDAP se ha focalizado en apoyar a los jóvenes rurales y sus emprendimientos como lo hemos hecho con los hermanos Zamorano que son un ejemplo de esfuerzo y trabajo. Ahora con la pandemia y la mega sequía que vivimos en la región muchos de nuestros usuarios han debido reinventarse y esta institución ha generado algunas facilidades y ha dispuesto recursos a través de proyectos para que ellos puedan salir adelante con nuevas ideas de negocio”, comentó el director regional de INDAP, Fernando Torregrosa.

CONTACTO
“Toronjil Cuyano”
Alejandro Zamorano y Sebastián Zamorano
Whatsapp: +56 9 67245956 / +56 9 65440664
Instagram: ttoronjilcuyano
Facebook: Toronjil Cuyano

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp

Enviar Comentario