Psicóloga del Hospital Claudio Vicuña entregó sugerencias para los sanantoninos que temen salir de sus casas durante el desconfinamiento

Tras la puesta en marcha de la etapa de transición o fase 2 del plan “Paso a Paso” implementado por el Gobierno para el desconfinamiento gradual por el Covid -19, los sanantoninos repletaron las calles del centro de la ciudad, panorama que no resulta atractivo para todos los habitantes de la comuna puerto, ya que para algunas personas sigue siendo más cómodo quedarse en casa.

Francis Caroca, psicóloga del Hospital Claudio Vicuña, que se desempeña en el Dispositivo de Acompañamiento Biopsicosocial en Situaciones de Emergencia y Catástrofes y que atiene a los trabajadores del establecimiento, se refirió al temor de retomar las rutinas habituales, que hoy se conoce popularmente como síndrome de la cabaña.

¿De qué se trata?
Es una forma de expresión utilizada para referirse a la reacción de miedo que puede provocar salir a retomar la habitualidad después de pasar un periodo de tiempo prolongado encerrado o confinado en un lugar cerrado, con una rutina determinada. No es un síndrome o patología como tal. Estos días esta expresión está sonando, ya que esta pandemia como medida de prevención nos ha mantenido más tiempo en nuestras casas, siendo limitadas y especificas las salidas realizadas fuera del hogar.

¿Por qué existen personas que prefieren mantener un confinamiento voluntario?
En este periodo el llamado a la población ha sido mantener la distancia social, adoptando medidas como cuarentenas y cordones sanitarios. Lo anterior nos habla del riesgo de contagio que supone el contacto social y las salidas al exterior. Las personas en principio vieron coartadas sus libertades, no obstante con el transcurso del tiempo, se fueron habituando, generando dinámicas en sus casas. Se fueron sintiendo más cómodas y seguras poco a poco en su propio hogar.

Ahora nuevamente esto se está viendo alterado, ya que se terminan las cuarentenas. En este minuto hay quienes han preferido mantener el confinamiento voluntario, pues temen contagiarse y toman esta opción como medida de prevención. Cabe mencionar que también depende de otros elementos como la personalidad, la historia de vida y la experiencia personal con el Covid -19 (contagio propio o de un cercano) que tenga cada uno.

¿Qué recomendaciones entregaría a las personas que no quieren salir de sus casas?
Reconocer lo que les pasa, compartirlo con los demás. Todos estamos viviendo esta pandemia, verán que no son los únicos que se sienten de esa forma. Considerar que es normal sentir miedo, estrés o angustia, pues es una situación que se escapa de nuestro control.

Realizar salidas graduales, poco a poco, ir a comprar en las cercanías, pasear a la mascota. Actividades más simples en principio, sin olvidar las medidas de protección: uso de mascarilla, lavado de manos, alcohol gel, distancia social y evitar lugares donde hay muchas personas, esto les brindará mayor sensación de seguridad.

Mantenerse informado de forma prudente, no estar conectado todo el día a las noticias relacionadas con la pandemia.

Considerar que, así como fue difícil en principio adaptarse al uso de mascarilla y la distancia social, pero finalmente se logró, asimismo es posible volver a adaptarse a otra rutina y pensar que se podrán volver a realizar poco a poco actividades que antes no se podían efectuar.

Debemos tener en cuenta que el miedo es adaptativo, siempre y cuando no paralice a la persona puede ser de utilidad, ya que nos conduce a tener medidas de cuidado y prevención.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp

Enviar Comentario

Este sitio web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia de sus usuarios.