Internacional

Las elecciones serán “transparentes, libres y sin presiones”, dijo la presidenta de Bolivia

Compartir

La presidenta de facto de Bolivia, Jeanine Áñez, aseguró hoy que las elecciones generales se desarrollarán “de forma transparente, libre y sin presiones” e indicó que el importante número de fuerzas de seguridad desplegadas en la calle “no están a favor de ningún partido político, sino a favor del pueblo”.

Áñez, quien en más de tres ocasiones canceló las fechas de los comicios presidenciales, afirmó hoy que se hizo la coordinación respectiva con efectivos de la Policía y de las Fuerzas Armadas.

Este operativo incluye un operativo especial en las regiones tradicionalmente afines al Movimiento al Socialismo (MAS) como El Alto, La Paz; Chapare, Cochabamba y en el norte de Potosí, indicó el diario Los Tiempos. “Vamos a tener unas elecciones transparentes, libres y sin presión”, indicó Áñez.

“Hemos hecho la coordinación con la Policía y las Fuerzas Armadas que estarán en las calles no a favor de ningún partido político, sino para resguardar la seguridad del pueblo boliviano”, informó a los medios la presidenta de facto, quien asumió el poder en noviembre pasado en un Senado sin quorum.

El candidato del MAS, Luis Arce, aparece en los sondeos como el probable ganador, aunque deberá alcanzar el 40% de los votos con 10 puntos de diferencia de su seguidor para ganar directamente en esta primera vuelta

En medio de este clima de polarización política, el Tribunal Supremo Electoral ratificó este sábado que no utilizará el sistema de Difusión de Resultados Preliminares (Direpre) y únicamente se remitirá al cómputo oficial.

El órgano electoral reemplazó en marzo de este año el sistema de Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP), en el que las actas de mesa se fotografiaban y se remitían por Internet para elaborar el escrutinio provisional, por el Direpre, que según las críticas lentifica el proceso y puede propiciar la difusión de resultados parciales que enciendan la mecha de alguna reacción.

Áñez pidió hoy comprender la decisión del TSE: “Así va ser mejor para emitir resultados que sean reales y que no haya problemas”.

Un total de 7.332.925 bolivianos están habilitados para votar en estos comicios en los que se eligen presidente y vice, además de 36 senadores y 130 diputados, entre otros cargos.

El candidato del MAS, Luis Arce, aparece en los sondeos como el probable ganador, aunque deberá alcanzar el 40% de los votos con 10 puntos de diferencia de su seguidor para ganar directamente en esta primera vuelta.

Tal como en las frustradas elecciones del año pasado, el segundo en las intenciones de voto es el expresidente Carlos Mesa, candidato de Conciencia Ciudadana, un liberal moderado que representa a las élites del oriente boliviano.

Etiquetas:

También te podría interesar

Publicaciones Relacionadas

Next Up

Este sitio web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia de sus usuarios.