Primera encuesta nacional sobre homoparentalidad: mayoría de los hijos de personas LGBT reconoce tener dos madres o dos padres y ha sufrido discriminación

El cuidado diario es asumido  mayoritariamente por parejas del mismo sexo, pero la custodia solo la tiene uno de ellos/as u otras personas. La mayoría de los hijos/as nació de una relación heterosexual, pero quienes desean volver a ser padres o madres optarían por otros métodos. 

encuesta aquí: http://www.movilh.cl/documentacion/2020/Encuesta-homo-lesboparentalidad-Movilh.pdf

La Primera Encuesta Nacional sobre  Familias Homoparentales  aplicada por el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) a madres y padres LGBTI arrojó diversos resultados que dan cuenta sobre el amor que las une y las desigualdades legales que afectan su desarrollo, a un punto que la mayoría (54.5%)  reporta haber sufrido discriminación y denuncia al Registro Civil como la entidad donde enfrentan más problemas.

Aplicada a 219  personas, el pionero sondeo arrojó que hay más madres (86,1%) que padres (13,3%)  LGBTI, mientras la mayoría (57%) tuvo sus hijos mediante coito heterosexual, pero si pudiera ser nuevamente padre o madre, la mayoría prefería la reproducción asistida o la adopción. Igual de relevante, es que un número importante (14,6%), se ha convertido en padre o madre solo porque asumió la crianza, sin coito, adopción o fertilización asistida de por medio.

La mayoría de los hijos/as es criado, educado y vive con una pareja del mismo sexo (61,5%) y reconoce tener dos padres o dos madres (77.3%). Sin embargo, la custodia en la mayoría de las ocasiones (87,7%) solo la tiene un padre o madre biológica y/o la comparte con otras personas, que no son su pareja, ni tampoco quien los niños o niñas reconocen como su padre o madre.

“Esto refleja que padres y madres LGBTI no son reconocidos como tal por la ley. Más aún, otros, que no ejercen el rol de madre o padre, sí son reconocidos como tal. Se trata de una desigualdad estatal de corte homofóbico que violenta el interés superior del niño o niña y menosprecia a la diversidad familiar. De ahí que la casi totalidad de los padres y madres LGBTI califiquen a la ley de matrimonio igualitario, a  la filiación y adopción homoparental como muy importantes para sus vidas”, señaló la vocera del Movilh,  Daniela Andrade, junto con llamar al Congreso Nacional a dar luz verde a estas normas.

A continuación se detallan todos los resultados de la  encuesta.

La mayoría de los hijos viven con dos madres  o dos padres y nació de una relación heterosexual previa

La casi totalidad de las madres y padres LGBTI, es decir el 98,2%, tiene entre uno o dos hijos: el 66,88% tiene uno; el 21.08% dos y el 10,24%, tres hijos. En tanto, el 1.2%, tiene cuatro hijos y el 0.6%, cinco hijos.

El 91% del total  vive con todos o algunos de sus hijos. Esta cifra se divide en quienes  viven “con mi pareja e hijos” (61,5%), “con mis hijos y otras personas o familiares (18.7%%) y “solo con mis hijos (10.8).

En un plano más específico, el 81,6% vive con todos sus hijos; el 3% con la mayoría de sus hijos; 4.6% con la mitad de sus hijos,  el 1.8% con la minoría y el 9% con ninguno.  De estos últimos, el 1.8% de las madres o padres LGBTI vive solo; el 3.6% “con otras personas o familiares” y el 3.6% “solo/a con mi pareja”.

En el 83% de los casos los hijos son menores de 18 años.

En relación al proceso mediante el cual las personas LGBTI se convirtieron en padres o madres, la mayoría lo hizo solo por coito heterosexual (57%), seguido por la reproducción asistida (20.3%) y la adopción (4.5%). Además, el  3.6% se convirtió en padre o madre de dos o más hijos por dos o más procesos, ya sea el coito,  la reproducción asistida y/o solo asumiendo el cuidado.

En tanto, el 14.6% solo asumió el cuidado o la  crianza, sin adopción, coito o reproducción asistida de por medio.

La situación, empero, cambia, cuando se consulta por qué proceso se optaría para ser nuevamente padre o madre:  el 25.5% tendría más hijos por reproducción asistida, el 15.8% por adopción, el 1.2% a través de coito heterosexual y el 21.7% mediante cualquiera de esos procesos. El 35,.8% no tendría más hijos.

Crianza es asumida por pareja del mismo sexo, pero solo uno tiene la custodia

El 74,5% de las madres o padres LGBTI tiene la custodia total o compartida de “todos” (67,3%), de la mitad (4.8%), de la “minoría” (1.2%) o de la “mayoría” (1.2%) de sus hijos. En tanto, 25.5% de las madres o padres LGBTI no tiene la custodia de “ninguno” de sus hijos.

En el 47,3/% de los casos exclusivamente el padre o la madre LGBTI  tiene la custodia de todos/as sus hijos, mientras en el 28.8% de los casos la custodia de todos los hijos es compartida con el otro padre o la otra madre biológica.

En el 8% de los casos la custodia de “algunos” hijos, es compartida con el otro padre o la otra madre biológica. Además, en el 1,8% de los casos la custodia de  “todos” los hijos es compartida con terceras personas; que no es la otra madre o padre biológico;  mientras en el 1.8% de las ocasiones ocurre lo mismo, pero solo con “algunos” hijos. Solo en el 12,3% de los casos, la custodia de “todos” los hijos la tiene exclusivamente el otro padre o la madre biológica

En relación a la crianza, el 64,3% es asumida por una pareja del mismo sexo; mientras en el 10.9% de los casos es compartida por la persona LGBTI  con el otro madre o padre biológico. En el 12.7% de los casos  la crianza es asumida solo por el padre o la madre LGBTI  o por éstos junto a otras personas (7.3%). En el 4.2% de los casos  la crianza la lleva el otro padre o madre biológica y el 0.6% por otras personas.

“Esto quiere decir que en el 87,7 % de los casos el padre o madre LGBTI tiene la custodia legal de sus hijos y/o  la comparte con el otro padre o madre biológica u otras personas.  Sin embargo, la crianza diaria, en el 75,2% de las veces es asumida  o compartida con la pareja del mismo sexo, la cual al final de cuentas es el otro padre o  la otra madre. Es decir, quienes son en la práctica los padres o madres no son reconocidos como tales para ningún efecto jurídico. Una situación similar ocurre con los apellidos”, resumió el Movilh

En efecto, en  relación a la partida de nacimiento, en el 61.4% de los casos los hijos están inscritos con los apellidos de su madre o padre LGBTI y el de su otra madre o padre biológico. Solo el 12,9% está inscrito con los apellidos de la pareja del mismo sexo y el 10.4% solo con los apellidos de la madre o padre LGBTI. El 10.4% está inscrito con apellidos que no son los del padre o madre LGBTI y el 4.9% con los apellidos de éstos últimos, más el de otra persona.

Pese a la desigualdad y desprotección legal,  en el 72,4% de los casos “todos” los hijos/as de  familias LGBTI reconocen que tienen dos madres o dos madres. En otros casos la “mitad” de los hijos lo reconoce (3,1%), seguido por la “mayoría” (1,2%) y la “minoría” (0.6%) de los hijos. Solo el 22.7% de los hijos de padres o madres LBTI no tiene o no reconoce una segunda madre o un segundo padre.

Muy en concordancia, el 73,5% de los madres o padres LBBTI iniciaría acciones legales para que se reconozca que sus hijos tienen dos padres o dos madres. El 19.7% no lo haría “porque no es el caso” y al 6,8% porque no le interesa.

Discriminación y demandas de las familias homoparentales

El 54.5% dice que ha sufrido  discriminación para ejercer sus derechos como padres o madres solo por ser LGBTI. De estos, el 10.9% ha sido discriminado solo una vez, el 25.5% “a veces” y el 18,1% “frecuentemente”

Del total de madres o padres que han sufrido discriminación, el 40,3% señala que los mayores problemas ocurrieron en el Registro Civil, seguido por  “otros lugares” (38.3%); por “organismos públicos que dan prestaciones de seguridad social” (30,85%); por el “lugar de estudios de mis hijos o mío” (28.72%), “por el recinto médico donde se atienden mis hijos o yo” (24,47%); por mi lugar de trabajo (11,7%) y en todos lados (8,51%).

Con todo, solo el 10,8% denunció los atropellos o discriminación, versus el 89,2% que no lo hizo. De estos, el 27.7% no lo reportó porque pensó que una denuncia no resolvería el problema; seguido porque “no sabía cómo o dónde hacerlo (24,6%), “por temor a efectos en los hijos” (16.9%),  porque “no me interesó”  (10.8%); porque “no tuve tiempo” (7.7%); “porque no sabía que podía hacerlo” (7.7%) y “por miedo a represalias” (4.6%).

En relación a los niveles de visibilidad de las familias diversas; en el lugar de estudios de los hijos el 57.8% sabe que sus madres o padres son LGBTI y el 18,6% no lo sabe. En el 23,6% de los casos, es el padre o la madre LGBTI quien desconoce si el colegio sabe sobre su orientación sexual. En los centros médicos las cifras son de 52,2%, 24,2% y 23,6% en forma respectiva.

Por último, para el 94% es “muy importante” que se apruebe el matrimonio igualitario”, para el 2,4% “poco importante” y para el 3.6% “nada importante”. Además para el 59% es “nada” (23,6%) y “poco” importante” (35,4%) que se apruebe solo la adopción homoparental, dejando fuera al matrimonio igualitario y  a la filiación homoparental.

Para el 16.3% la ley de matrimonio igualitario es la que mejor resuelve los derechos de las familias homoparentales, seguida por la adopción homoparental (3%), la filiación homoparental (3.6%) y ninguna (0.6%). En tanto, para el 76.5% todas estas leyes resuelven en su conjunto los derechos de las familias homoparentales.

Datos generales: más madres que padres LGBTI

La encuesta fue aplicada a 219 personas, entre el 13 de julio y el 19 de agosto del 2020.

Del total de personas encuestadasel 50,9% tiene entre 30 y 39 años: seguidos por los rangos de 25 a 29 años (25,5%);  de 40 a 49 años (18.8%); de 50 a 59 años (2,4%); de 20 a 24 años (1,8%) y de 60 a 69 años (0.6%).

El 51,1% vive en  la Región Metropolitana; el 14,5% en Valparaíso;  el 5,4% en Biobío; el 4.8% en Los Lagos; el 4,8% en Coquimbo, el 4,2% en La Araucanía; el 3.6% en O´Higgins; el 3% en Antofagasta;  el 2.4% en Atacama;  el 1,2% en  Tarapacá;  el 1,2% en Maule; el 1% en Arica y Parinacota; el 1% en Ñuble; el 0.6% en  Los Ríos; el 0.6% en  Aysén y  el 0.6% en Magallanes;

La nacionalidad del 94,6% es chilena; mientras el 1,8% es venezolana; el 1,8%, colombiana; del 0.6% peruana; el 0.6%, haitiana y del 0,6%, otras.

El estado de hecho de quienes tienen hijos/as es de conviviente sin vínculo legal, con el 37,3%; seguido por conviviente civil (28.3%); soltero (13,9%); con pareja, pero viviendo separados (10,2%); divorciado (4.9%), casado (4.8%) y viudo (0,9%)

Del total de madres y padres LGBTI, el 1.8% es trans y el 98.2%, cisgénero.

Datos particularmente relevantes son los referentes al sexo y la orientación sexual, pues reflejan que hay más madres que padres LGBTI.

En efecto, 86,1% se identifica con el sexo femenino; el 13,3% con el masculino y el 0.6% es no binario. Además el 66,1% se declara lesbiana, el 17,1%, bisexual; el 10.9%, gay; el 4.8%, pansexual y el 1,2% hetero y trans..

Andrade explicó que “tanto el sexo, como la orientación sexual, reflejan que las mujeres LGBTI tienen más hijos/as, o tienen mayor interés en ser madres, que los hombres”.

Añadió que las cifras  de esta nueva investigación “son muy coincidentes con un estudio previo aplicado por el Movilh a todas las personas LGBTI, y no solo a padres o madres. Tal  sondeo había arrojado que del total de personas LGBTI en Chile, el 10% tiene hijos/as. Cuando se considera solo a mujeres la cifra se eleva al 12.9% y disminuye al 7,2% en el caso de los hombres”.

Encuesta completa aquí

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp

Enviar Comentario

Este sitio web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia de sus usuarios.