G5TV: Diputados González y Mulet presentan reforma para adelantar elecciones y reciben respaldo de dos ex candidatos presidenciales. Chile Vamos acusa “golpe blando”

Los diputados Rodrigo González (PPD), actual segundo vicepresidente de la Cámara y Jaime Mulet (FRVS), apoyados por parlamentarios de diversas colectividades de oposición, presentaron un proyecto de ley que busca adelantar las elecciones presidenciales, de senadores y diputados para abril próximo. Las respuestas de rechazo no tardaron en llegar, tanto desde Chile Vamos, como también desde la Democracia Cristiana, que no apoyó esta iniciativa.

Una propuesta que surge en respuesta a la presentación hecha por el Gobierno ante el Tribunal Constitucional, en contra del segundo retiro del 10% de las AFP, actualmente en debate en el Senado.

Entre los argumentos planteados se anotan que “los resultados del plebiscito (78 % para la opción “Apruebo” y 79 % para la opción convención constitucional) también expresan un profundo malestar y desconfianza por parte de la ciudadanía en sus instituciones políticas, en particular, en el Presidente de la República y el Congreso Nacional, por su incapacidad en resolver las grandes transformaciones y demandas de igualdad y justicia social que se acumularon durante tantos años”.

Y agregan que “en este sentido, numerosas encuestas, como la realizada por el Centro de Estudios Públicos (CEP), en enero de 2020, mostró un complejo panorama para la política chilena: mientras el 6% aprueba al Gobierno del Presidente Sebastián Piñera, el Congreso tiene sólo un 3% de respaldo. Considerando estos resultados, diversos parlamentarios plantearon a través de mociones en ese momento la necesidad de pedir elecciones anticipadas para los cargos de Presidente de la República, senadores y diputados”.

Sostienen que “las profundas transformaciones vividas a partir del estallido social y que se expresan en la universal convicción que “Chile cambió”, han generado necesidades muy diferentes a las existentes al momento de la última elección presidencial y parlamentaria de 2016. Es por ello que debe existir la necesaria armonía de propósitos, entre quienes ocupen los cargos de Presidente de la República y parlamentarios del Congreso Nacional y los miembros de la futura Convención Constituyente, que se elegirá en abril de 2021, con el objeto de encausar dicho proceso de transformaciones dentro del Estado de Derecho. El estallido social y la pandemia aun no completamente controlada han generado una devastadora destrucción de empleos y un impacto severo en el crecimiento económico, lo que hace prever un periodo largo de restricciones y de privaciones para la clase media y amplios sectores populares, especialmente los de sectores informales. Todo ello presionará fuertemente desde el punto de vista social y de las movilizaciones sociales, con elevados niveles de incertidumbre, descontento y malestar, situaciones a las cuales habrá que dar respuesta pronta acelerando el proceso de reactivación económica y respuestas a las demandas de empleo, salud, pensiones, vivienda y empleo, que no pueden esperar. Por ello se requerirá un Gobierno y un Congreso Nacional con capacidad de respuesta y un elevado nivel de legitimidad, cualidades que las actuales autoridades carecen o se encuentran muy debilitadas”.

Y destacan que la Constitución Política no contempla el mecanismo de elecciones anticipadas y sólo lo plantea en el caso de vacancia del cargo de Presidente de la República, quien puede quedar inhabilitado por el Senado en una acusación constitucional, por enfermedad, por impedimento grave o por renuncia al cargo. “Que, para tal propósito, se hace necesario introducir en la Carta Fundamental, un nuevo artículo transitorio que convoque anticipadamente a elecciones para los cargos de Presidente de la República, senadores y diputados, para el 11 de abril de 2021, fecha en que también se celebrarán las elecciones de alcaldes, concejales, gobernadores regionales y convencionales constituyentes”.

El proyecto de reforma constitucional tiene un artículo único: “Agréguese la siguiente disposición transitoria Cuadragésima Tercera a la Constitución Política de la República: CUADRAGÉSIMO TERCERA.-Las elecciones para los cargos de Presidente de la República, diputado y senador que deban efectuarse los días 21 de noviembre de 2021 y 23 de noviembre de 2025, según corresponda, deberán realizarse conjuntamente con las elecciones de gobernadores regionales, alcaldes, concejales y convencionales constituyentes el día 11 de abril de 2021. En caso de que ninguno de los candidatos al cargo de Presidente de la República obtenga más de la mitad de los sufragios válidamente emitidos, la segunda votación a la que se refiere el inciso segundo del artículo 26 se realizará conjuntamente con la segunda votación de gobernadores regionales, según dispone la disposición vigésimo octava transitoria”.

El diputado Rodrigo González indicó que: “Hoy es necesario adelantar las elecciones porque desde la última elección presidencial el parlamento y el ejecutivo han perdido legitimidad y representación, la sociedad chilena desde el momento del estallido social y con el resultado del plebiscito ha cuestionado profundamente la institucionalidad política y se requiere un cambio profundo de ella para que represente de verdad los intereses ciudadanos y dé solución a los problemas profundos de desigualdad, de injusticia, de abusos que existen en nuestra patria. La desconfianza en las instituciones políticas es muy profunda, ello requiere una relegitimación y ese proceso nos parece que debe hacerse de forma simultánea con la elección del futuro poder constituyente, municipales y de gobernadores regionales en abril del próxima año”.

Y agregó que: “No se trata como muchos han dicho de un golpe blanco ni de votar el poder constituido, sino de relegitimarlo porque hoy día la ciudadanía está descontenta, hay un profundo malestar por lo que sucede, y después del plebiscito hemos tenido episodios que indican que el Gobierno sigue reiterando la falta de diálogo, la capacidad de escuchar, y de falta de respuesta los problemas de la gente, ello se expresa en el recurso que el Presidente ha presentado ante el tribunal constitucional que es una verdadera provocación”.

La propuesta también recibió el respaldo de dos ex candidatos presidenciales, como Alejandro Guiller y Marco Enriquez Ominami, quienes desde Antofagasta respaldaron la propuesta de González y Mulet.

REACCIONES

Desde Chilevamos calificaron la presentación como un “golpe blando” que busca desestabilizar la figura presidencial. RN, la UDI y Evópoli valoraron postura de la DC de no respaldar la iniciativa.

Rechazo unánime al interior de Chile Vamos tuvo la propuesta de un grupo de parlamentarios de la oposición de adelantar las elecciones presidenciales y parlamentarias de noviembre a abril del próximo año. De esta manera, un grupo amplio de diputados de Chile Vamos encabezados por la vicepresidenta de RN Paulina Núñez, la subjefa de la bancada de diputados RN Karin Luck, la jefa de bancada de la UDI María José Hoffmann y su par de Evópoli Luciano Cruz-Coke, rechazaron la iniciativa que consideraron “golpista y anti patriota”. “Estamos frente a un golpe de estado blando”, acusó Paulina Núñez.

Luego leyó un pequeño texto: “Un golpe de estado blando es un conjunto de técnicas no frontales, no violentas de carácter conspirativo con el fin de desestabilizar un Gobierno y producir su caída”. En este sentido, agregó Núñez: “Si no es eso lo que está detrás de los parlamentarios que hoy osaron presentar un proyecto para no respetar la democracia, entonces estamos frente a qué. Digamos las cosas como son. No fueron capaces de ganar el gobierno y hoy pretenden mandarlo para la casa. No les va a resultar”, aseguró la legisladora, quien valoró la actitud de la DC, cuyos parlamentarios anunciaron que no apoyarán el proyecto”.

Por su parte, María José Hoffmann, lamentó que: “la izquierda quiera seguir anotándose triunfos dejando asientos vacíos en el Gobierno. Por eso, hacemos un llamado a estos parlamentarios a que dejen de chacrear la democracia”. “Esto es tan ridículo como que nosotros o el mismo Gobierno presentáramos un proyecto de ley para diluir el Congreso. La ciudadanía lo que está esperando es que este Congreso esté a la altura de lo que el país necesita. Pero este tipo de proyectos de ley lo único que hacen es mermar las confianzas, seguir dañando la democracia”, añadió la legisladora gremialista.

Mientras que la subjefa de bancada RN Karin Luck, acusó a sus pares de la oposición que presentaron la iniciativa de ser antidemocrático y “sobrepasar todos los límites”. “Este vocabulario que han tenido de odio y casi incitando a la violencia no puede ser. Ellos tienen que respetar, pues todas las autoridades fueron elegidas democráticamente y tienen que terminar sus periodos. Si a ellos no les gusta ese es otro problema. Nosotros lo que tenemos que cuidar son las instituciones y la democracia, y hoy día no puede estar nuevamente en juego porque a un par de diputados se les ocurre llamar a renunciar al Presidente”, aseguró la parlamentaria RN.

En tanto, el jefe de bancada de Evópoli Luciano Cruz-Coke, llamó a quienes creen en la democracia “a cuidarla”, sobre todo “cuando algunos intentan por vías distintas que la del voto popular, tratar de apropiarse de las instituciones y llegar de forma lateral a la presidencia”. “Quien se salta hoy las reglas del juego, está dando una señal de no respetar las reglas del juego en el futuro. Hacemos un llamado a las fuerzas democráticas a rechazar estos intentos por parte de quienes no creen en la democracia”, finalizó.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp

Enviar Comentario