Pandemia en Europa: Italia extiende toque de queda nocturno y prohíbe viajes regionales, Inglaterra endurece confinamiento y Alemania extenderá restricciones

El Gobierno italiano extendió al menos hasta el 15 de enero el toque de queda nocturno y prohibirá los desplazamientos entre las 20 regiones del país hasta esa fecha, como parte de un nuevo paquete de medidas para afrontar la pandemia de coronavirus.

El Ejecutivo del primer ministro Giuseppe Conte decidió que mantendrá una semana más la restricción a los movimientos sin justificación entre las 22 y las 5, ya vigente a nivel nacional hasta el 7 de enero, con la que busca limitar las salidas nocturnas que puedan derivar en nuevos focos de coronavirus.

Al mismo tiempo, según aprobó una reunión de Gabinete en la medianoche local de este martes, el Ejecutivo dispuso prohibir hasta el 15 de enero los desplazamientos entre las 20 regiones del país que no estén justificados por trabajo o salud. Según las nuevas medidas publicadas en la web de la Presidencia del Consejo de Ministros, el jueves 7 y el viernes 8 volverán a estar permitidas las aperturas de abres y restaurantes hasta las 18, luego de los dos días de cierre previstos para este martes y miércoles, considerados “zona roja” por el período festivo de Reyes.

Luego de la ventana de 48 horas para el sector de la gastronomía, el sábado 9 y domingo 10 el país volverá a ser catalogado como “zona naranja”; con apertura de bares y restaurantes solo permitidas en modalidad “para llevar” o de envío a domicilio. Del lunes 11 al viernes 15, los negocios gastronómicos podrán volver a atender dentro de sus locales, aunque siempre hasta las 18.

Según informó la cadena pública Rai, a partir del viernes 15, el país podría volver a regirse por el sistema de zonas amarillas, naranjas y rojas, en referencia al riesgo epidemiológico, con la introducción de una nueva “zona blanca”, que premie a las regiones con índice de transmisibilidad Rt más bajo y les permita la apertura de museos y teatros.

Las nuevas medidas del Gobierno contemplan además que la escuela secundaria que involucra a los alumnos de 13 a 19 años, más propensos a desplazarse en medios de transporte públicos, reinicie las clases el lunes 11 y no el jueves 7, como previsto en un primer momento.

De todos modos, regiones del Norte con alto porcentaje de contagios, como Véneto y Friuli-Venecia Julia, ya anunciaron que los centros educativos superiores no abrirán sus puertas hasta fin de mes. Para la educación inicial y en la denominada escuela media, hasta los 13 años, el regreso a las aulas queda vigente desde este jueves.

Desde que inició la campaña de inmunización el domingo 27 de diciembre, Italia vacunó contra el coronavirus a 178.939 personas, como parte de un plan gratuito y voluntario por el que espera llegar a entre 10 y 15 millones de habitantes antes de abril.

ALEMANIA

La canciller alemana, Angela Merkel, y los gobernantes de los 16 estados federados se reunirán este martes para debatir una prolongación de las restricciones para contener el avance del coronavirus, mientras crecen las críticas ante la lentitud de la campaña de vacunación.

Tanto Merkel como la mayoría de los líderes de los estados federados son partidarios de prolongar las restricciones hasta finales de enero, según informó el servicio público de radiodifusión alemán, Deutsche Welle. Algunos primeros ministros, como el de Renania del Norte-Westfalia o Baviera, se mostraron públicamente a favor de una prolongación de las restricciones y manifestaron su convicción de que se llegará a un acuerdo, informó la agencia de noticias AFP.

Desde el 16 de diciembre están cerrados los comercios no esenciales, a excepción de tiendas de alimentación y demás productos de uso diario, ópticas y ortopedias, farmacias, bancos, correos, gasolineras y, en algunos estados, las librerías. Estos cierres se sumaron a la suspensión del ocio nocturno, la vida cultural y la gastronomía, vigente desde el 2 de noviembre.

“Hay poco margen para suavizar” las medidas, dijo el lunes el portavoz del Gobierno, Steffen Seibert. Considerada como un ejemplo europea en la gestión de la primera ola de la pandemia, Alemania enfrenta ahora serios problemas para contener el virus, en particular en los estados de la ex-República Democrática Alemana (RDA).

El 30 de diciembre, Alemania superó por primera vez los 1.000 fallecidos en un día, y se contabilizaron unos 1,787 millones de casos desde el inicio de la pandemia, incluyendo más de 35.000 muertes. Las autoridades alertan que todavía se desconoce el impacto de las vacaciones y de las reuniones familiares.

La situación es particularmente grave en Sajonia, un estado que fue durante mucho tiempo reacio a las restricciones y cuya tasa de incidencia se situó el lunes en 323 casos por 100.000 habitantes, mientras otras regiones del este como Turingia o Brandeburgo, la región que rodea a Berlín, están siendo también muy golpeadas. El ministro presidente de Sajonia, el conservador Michael Kretschmer considera ahora que la prolongación de las restricciones es “inevitable”, a pesar de que hace unas semanas fustigaba la “histeria” de las medidas contra el coronavirus.

Merkel, cuya popularidad sigue siendo muy alta un año antes de dejar su puesto, no logró imponer medidas más estrictas a principios del otoño boreal en regiones que estaban muy preocupadas por la pérdida de la actividad económica. La tasa de desempleo en el país permaneció sin embargo estable en diciembre, pese a las restricciones contra la pandemia, situándose en un 6,1%, como en noviembre, tras dos meses de ligero descenso, indicó la agencia de empleo. Pero la gestión de la segunda ola es un “gran fracaso”, según el diario Die Welt, que critica los “titubeos, disputas por competencias y errores estratégicos”.

Alemania complementará las restricciones en debate con la campaña de vacunación iniciada el sábado pasado, gracias a la que más de 264.000 personas mayores y personal sanitario habían recibido hasta el lunes la primera dosis de la vacuna BioNTech-Pfizer. Aunque el ritmo de vacunación es mucho más rápido que en otros países europeos, en particular Francia o España, muchas voces critican la supuesta lentitud. El 44% de los alemanes no está convencido de la estrategia de la campaña de vacunación, contra el 40% que piensa lo contrario, según un sondeo del Instituto demoscópico Civey.

El Gobierno estudia también la posibilidad de extender al máximo el periodo entre las dos inyecciones para que se pueda vacunar el mayor número de pacientes antes de que se acaben las reservas. Alemania registró 11.897 nuevas infecciones de coronavirus y 944 fallecimientos en las últimas 24 horas, informaron autoridades.

INGLATERRA

El nuevo confinamiento que rige en Inglaterra estará vigente hasta marzo, adelantó un ministro del Gobierno británico, mientras las autoridades luchan por detener el aumento de los contagios de coronavirus que amenaza con saturar los hospitales de todo el país.

El confinamiento entrará el vigor el miércoles, pero el lunes, al hacer el anuncio, el primer ministro Boris Johnson exhortó a la población a empezar a cumplirlo de inmediato para combatir una cepa del coronavirus que se propaga rápidamente. “Al comenzar marzo, deberíamos poder levantar algunas de estas restricciones, pero no necesariamente todas”, previno Michael Gove, encargado de la coordinación de la acción del Gobierno, al canal Sky News. Horas antes, la líder de Escocia, Nicola Sturgeon, anunció un nuevo confinamiento total para la región durante todo enero desde este martes.

Tanto Johnson como Sturgeon remarcaron que la medida es necesaria para proteger al Servicio Nacional de Salud, en vista de la cifra de contagios: el lunes los hospitales estaban atendiendo a 26.626 pacientes con coronavirus, un 40% más que durante el primer pico de la pandemia, en abril.

Johnson amplió para toda Inglaterra el confinamiento

Muchos hospitales del Reino Unido cancelaron las cirugías electivas, y temen que pronto tengan que retrasar las cirugías en pacientes con cáncer así como limitar los servicios de terapia intensiva para pacientes sin Covid-19, dijo el presidente del Royal College of Surgeons, Neil Mortenson, en declaraciones a Times Radio.

Para mediados de febrero, las autoridades esperan haber vacunado a todas las personas de más de 70 años así como a los trabajadores de la salud (13 millones de personas), gracias a una aceleración de la campaña que comenzó el 8 de diciembre con las vacunas de Pfizer/BioNTech y la de AstraZeneca/Oxford.

Ante el temor a un colapso sanitario por la nueva cepa del coronavirus, entre un 50 y un 70% más contagiosa según científicos británicos, Johnson amplió y endureció para toda Inglaterra el confinamiento que ya estaba vigente para tres cuartas partes de la población. Las escuelas, que hasta ahora estaban abiertas, cerraron para todos excepto para los hijos de trabajadores esenciales y alumnos vulnerables mientras que la población solo podrá salir para hacer compras esenciales o ir al médico.

Todas las tiendas no esenciales y los servicios de cuidado personal, como peluquerías, estarán cerrados, y los restaurantes solo pueden ofrecer comida para llevar.

Con más de 75.000 muertos, el Reino Unido es uno de los países de Europa más enlutados por la Covid-19 y la tendencia se agravó en las últimas semanas, superándose los 50.000 casos diarios. El lunes se rozaban incluso las 59.000 infecciones.

RUSIA

El presidente ruso, Vladimir Putin, conversó con la jefa de Gobierno alemana, la canciller Angela Merkel, sobre la posibilidad de una “producción conjunta de vacunas” contra el coronavirus, informó el Gobierno de Rusia. En una conversación telefónica, Merkel y Putin hablaron de “cuestiones de cooperación en la lucha contra la pandemia de coronavirus” y “se hizo hincapié en las posibles perspectivas de producción conjunta de vacunas”, dijo el Kremlin en un comunicado.

“Se acordó continuar conversando sobre el tema entre los ministerios de Salud y otras estructuras especializadas de los dos países”, añadió la nota, citada por la agencia de noticias AFP. Rusia desarrolló una vacuna contra el coronavirus llamada Sputnik V, la primera en ser registrada a nivel mundial, en agosto pasado. Hasta ahora se ha vacunado a un millón de personas en Rusia y también se han enviado cargamentos a Argentina, Bielorrusia y Serbia. Además, países como Venezuela, México y Bolivia han encargado dosis de la vacuna Sputnik V. Pero al mismo tiempo, las autoridades rusas han reconocido que no tienen los medios para una producción a gran escala.

Así, India va a ayudar produciendo 100 millones de dosis y también se han firmado acuerdos con Brasil, China y Corea del Sur. Por su parte, Alemania comenzó a vacunar a su población con el fármaco producido por los laboratorios estadounidense Pfizer y alemán BioNTech.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp

Enviar Comentario