Teatro Conciencia de Valparaíso se hace presente en Teatro a Mil este fin de semana

“Cordón Sanitario” es una obra pensada para formato digital. Creada bajo los efectos de la pandemia. Aclamada por la crítica.

Una mujer arranca del hospital, cualquier hospital, todo el país es azotado por el Covid 19, corre y se encierra en su baño, el baño de cualquier ciudad, de cualquier hogar, de cualquier casa.

Allí, cavila, grita y se desespera. Allí vive su enfermedad sin saber si saldrá con vida. Esta intensidad es la que transmite la obra Cordón Sanitario de la compañía porteña Teatro Conciencia que se presentará este 21, 22 y 23 de enero a las 21 horas en el festival Teatro a Mil.

El montaje fue el primero en estrenarse en este formato en Valparaíso y pensado para el streaming por allá en el lejano mayo de 2020. Desde allí circuló por 5 espacios digitales, presentándose 15 veces. Saltó a Santiago en octubre al Festival Teatro en Resistencia organizado por Sidarte en la sección Santiago no es Chile, siendo la única obra porteña seleccionada.

“Hoy creemos que el reconocimiento a nuestro trabajo es máximo al ser parte de la cartelera de Santiago a Mil en horario estelar, nos alegra y motiva a seguir trabajando desde regiones, descentralizando la escena nacional” sostuvo Christian Verdejo, Director de la obra.

El padre del director estuvo hospitalizado con Covid en Valparaíso.mientras la obra era ensayada y mostrada digitalmente, por lo que la sensación de también estar enfermos los invadía constantemente, pues además el director y la actriz son pareja y viven juntos en el barrio Almendral.

“Fue todo muy intenso y emotivo, pues mientras mi padre estaba grave en el hospital ubicado a un par de cuadras de nuestra casa, nosotros sentíamos síntomas a minutos de comenzar con alguna función. La incertidumbre y la inestabilidad emocional nos abrumaba, sin embargo continuamos, compenetrándonos cada vez más con el personaje y el texto” subrayó Verdejo.

La mujer encerrada, interpretada por la actriz Macarena Paredes, desborda pasión en el rol que le toca interpretar, toda una vida transcurre entre esa tina y ese lavamanos. Grita y se enternece en cada línea. Su monólogo apocalíptico es desgarrador.

En este sentido, la destacada crítica teatral, Ana Josefa Silva señala tras ver la obra vía Zoom junto a Marco Antonio de la Parra, su marido “me pareció súper interesante la propuesta porque convierten el baño en una auténtica escenografía, no solamente por la cantidad de elementos, sino que por la forma que la actriz se mueve ahí y hace su monólogo; y luego además como aprovechan todos los recursos de iluminación y también la cámara, porque la utilizan de muy distintas formas, creo que hay un trabajo creativo muy interesante más allá de los problemas técnicos que nos pone el Zoom” enfatizó.

Las personas que aún no la han visto, la podrán apreciar en vivo digitalmente, este jueves, viernes y sábado a las 21 horas, Mayor información en www.fundacionteatroamil.cl

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp

Enviar Comentario