Arriendos de propiedades: la digitalización ayuda, pero lo presencial sigue siendo esencial. Por Sandra Betancur, Subgerente de Arriendos de Tattersall GDA

El escenario de pandemia está próximo a cumplir un año en Chile, afectándonos en distintos sentidos como sociedad, como también en varios sectores productivos. Vimos como distintas industrias tuvieron –de forma forzosa- que acelerar la digitalización de sus servicios, el teletrabajo tomó una importancia que muchos no creían posible antes de la aparición de Covid-19. Las plataformas de e-commerce se han multiplicado y vuelto cada vez más relevantes para el negocio, donde mes a mes fueron entregando un mejor servicio a sus clientes.

El sector inmobiliario, en específico el área de arriendos de propiedades, no ha sido ajena a este proceso de la digitalización. Antes de las cuarentenas se venía trabajando en una digitalización importante de la industria, pero de una manera lenta y cauta. La pandemia aceleró esta migración a lo digital y hoy el proceso de arriendo de propiedades ha incorporado avances, tanto en la etapa previa a la firma de un contrato, como es la demostración de casas y departamentos en recorridos virtuales, como la utilización de videollamadas para mostrar los inmuebles, entre otros instrumentos digitales utilizados. Al momento de cerrar el trato, la digitalización tampoco pasa desapercibida con instrumentos tan útiles como es la firma electrónica, donde hoy no tenemos casi papeles en la intermediación del arriendo.

Sin embargo, a pesar de todos los avances que hemos realizado en este la digitalización de los procesos, con el tiempo nos hemos dado cuenta que en el área de arriendo de propiedades, hay instancias donde lo presencial es un requerimiento ineludible y es humanamente entendible.

Por más que una persona pueda ver el inmueble en un video de recorrido virtual, en formato 360°, los futuros arrendatarios necesitan experimentar y estar en el lugar que están eligiendo para vivir, aunque sea una vez. La visita virtual, mediante contenido audiovisual, sirve como un primer filtro de las propiedades que las personas van a visitar, pero es imposible eliminar la presencialidad en algún momento previo al cierre del contrato.

Pese a los esfuerzos por digitalizar el negocio, ayudando en la toma de decisión de los futuros arrendatarios, la visita presencial sigue siendo primordial en nuestro sector, siendo aún la mejor herramienta para cerrar un nuevo contrato y muy difícil de reemplazar por un proceso de digitalización.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp

Enviar Comentario

Este sitio web es propiedad de G5 Comunicaciones

Todos los derechos reservados 2020. 

Diseño: Web Developer

Links