Ministro del Interior compronete mayor coordinación y un mejor trabajo de inteligencia en la macrozona sur

Luego de la primera reunión del llamado Eje Operativo Macro Zona Sur, el ministro del Interior y Seguridad Pública, Rodrigo Delgado explicó que el objetivo de su visita en La Araucanía es «mejorar la comunicación, la sinergia, la inteligencia, las coordinaciones entre los agentes de resguardo de la seguridad».

Así, y acompañado por los intendentes de las regiones del Biobío, La Araucanía y Los Ríos, además de las máximas autoridades de Carabineros y la Policía de Investigaciones, y del jefe del Estado Mayor Conjunto, Delgado enfatizó que el trabajo del Gobierno para la Macro Zona Sur está dividido en tres ejes.

El primero, en materia legislativa, y la aprobación de la Agenda de Seguridad; el segundo, con lo político y el llamado al gran acuerdo por La Araucanía. «El Presidente (Piñera) convocará a distintos actores para avanzar en el acuerdo amplio que se haga cargo de lo que ocurre en la Macro Zona», señaló el jefe de gabinete.

Finalmente, está el eje operativo que encabeza precisamente el titular de Interior. «El encargo del Presidente tiene que ver con mejorar la comunicación, la sinergia, la inteligencia, las coordinaciones entre los agentes de seguridad. Así, se debe enfrentar estos hechos cometidos por delincuentes, por el narcotráfico«, indicó.

Delgado agregó que para el Gobierno, lo que ocurre en estas regiones es parte de la agenda. «Uno puede estar físicamente acá o puede estar en Santiago, pero siempre estamos trabajando por la Macro Zona Sur«, cerró.

REACCIONES

La candidata presidencial del PS, Paula Narváez y el senador PPD Jaime Quintana se refirieron al conflicto en la zona.

La candidata presidencial del PS aseguró que “la respuesta a un conflicto tan complejo y de tan larga data como este no se soluciona mediante el uso de la fuerza ni la persecución penal. Se requiere diálogo y política para avanzar en el reconocimiento de la plurinacionalidad, la preexistencia de los pueblos originarios, la autonomía, los derechos de representación política, derechos culturales y lingüísticos, entre otros”.

“El problema de la Araucanía no se resuelve con medidas de seguridad y menos con medidas militares. La seguridad en la Araucanía sólo puede nacer de acuerdos políticos con el pueblo mapuche”. Con estas palabras, la candidata presidencial del Partido Socialista (PS) Paula Narváez, se refirió al anuncio del Presidente Sebastián Piñera de un buscar “acuerdo nacional” para frenar la violencia en la zona.

A juicio de la abanderada presidencial las medidas propuestas por el Ejecutivo, en función de fortalecer el actuar de las policías “incrementarán la conflictividad, además de arriesgar vulneraciones a los derechos fundamentales de las personas, en cuanto el gobierno ha carecido de voluntad para hacer las propuestas de refundación de Carabineros que el país necesita”.

Narváez profundizó la crítica, asegurando que “el gobierno carece de propuestas integrales y políticas de fondo para estos temas. Ha fracasado en la Araucanía. Ni siquiera logra ejecutar más del 8 % del presupuesto asignado para la compra de tierras indígenas desde Conadi, además de bajar un 19% su presupuesto para este año 2021”.

Diálogo y política
Para la exministra vocera de Gobierno “la respuesta a un conflicto tan complejo y de tan larga data como este no se soluciona mediante el uso de la fuerza ni la persecución penal”. Según sostiene, las más de 20 mil personas pertenecientes a pueblos originarios que participaron del Proceso Constituyente Indígena, realizado en 2016-2017, entregaron propuestas que indican que “se requiere diálogo y política para avanzar en el reconocimiento de la plurinacionalidad, el reconocimiento territorial, el reconocimiento de la preexistencia de los pueblos originarios, la autonomía, los derechos de representación política, derechos culturales y lingüísticos, derechos de salud, entre otros”.
En esa línea, la candidata presidencial añadió que “países que han reconocido sustantivamente a los pueblos originarios han generado condiciones de gobernanza que valdría la pena observar. Países como Nueva Zelanda, Noruega, Canadá, Panamá, Colombia, por citar algunos, han avanzado políticas sustantivas de reconocimiento que implican aceptar la preexistencia de naciones originarias, establecer condiciones políticas para un diálogo entre naciones, la aceptación de derechos de autogobierno y autonomía, y el reconocimiento de derechos territoriales, culturales, económicos, y lingüísticos, entre muchas otras facetas”.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp

Enviar Comentario