Agustín Squella propone que el Estado asuma deber constitucional de preservar el patrimonio – G5noticias

Valparaíso

13°C
Scattered clouds
  • Homepage
  • >
  • Política
  • >
  • Agustín Squella propone que el Estado asuma deber constitucional de preservar el patrimonio

Agustín Squella propone que el Estado asuma deber constitucional de preservar el patrimonio

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email

“Sin perjuicio de los derechos culturales en particular, que en la nueva Constitución se deberán establecer como derechos fundamentales, creo que si uno enfoca el patrimonio desde la perspectiva patrimonio cultural, deba haber allí una alusión al patrimonio en un sentido más amplio”, advirtió el abogado y Premio Nacional de Humanidades, Agustín Squella, durante el “Diálogo sobre Patrimonio y nueva Constitución” que sostuvo con los expertos patrimoniales Macarena Carroza, Gonzalo Ilabaca, Ernesto Gómez y José de Nordenflycht.
“Una Constitución no sólo es un lugar para los derechos, sino que para las obligaciones que el Estado toma respecto a determinados derechos o con un asunto, que va más allá del derecho, como es el tema del patrimonio. Siempre hablamos de qué derechos van a estar y eso está bien; espero que estén todos los derechos fundamentales, incluidos los de carácter cultural, pero que la Constitución establezca también de manera nítida y comprometida, aunque de manera breve, directa y sin retórica, los deberes del Estado”, precisó el candidato a constituyente por el distrito 7 en alusión a la inquietud manifestada en el encuentro de preservar el patrimonio natural, material, inmaterial, y oceánico.
“Al llevarlo al nuevo primer capítulo, del nombre que sea, sí se puede establecer un marco regulatorio; pero habrá que tener mucho cuidado, en el buen sentido, de expresarse de una manera comprometida, directa y consistente para que no sea sólo retórica”, agregó.

LA PARTICIPACIÓN

Macarena Carroza, historiadora del arte y miembro del directorio de Puerto Ideas, explicó que hay una diversidad de patrimonios y que el desafío es que la ciudadanía los conozca. “Me gusta el ejemplo de la Constitución italiana que es una de las que elevó a rango constitucional sus bellezas naturales primero y luego sus paisajes culturales que tenían que ver con su territorio”, indicó señalando que lo segundo es que los niños y niñas incorporen la idea de patrimonio porque los va a hacer pertenecer, respetar y tener una cosmovisión distinta al mundo que viven.
En el caso del sitio de patrimonio mundial de Valparaíso, aseguró, “el gran fracaso aparte de la tutela del gobierno, del Estado y la administración, tiene que ver con lo mal que lo hicimos, y no sólo en que se percibiera como un premio, sino lo lejano que siempre ha estado de los porteños y las porteñas. Podría haber sido un gran éxito si es que la valorización no hubiese partido de un grupo pequeño, desde la academia, y se hubiese hecho un proceso más vinculante con los territorios porque, sin duda, son ellos los que tienen que apropiarse”. Sin embargo, considera que hay una segunda oportunidad: “Por eso es importante el tema de la constitución, cómo nos constituimos en este territorio, y si vamos a ser pluricultural, eso va a afectar las concepciones sobre el patrimonio. Va a depender desde dónde nos situamos los individuos que estamos mirando el hábitat en el que queremos vivir”.

EL CAMBIO CULTURAL

En tanto, Gonzalo Ilabaca, pintor y miembro del Pacto Urbano La Matriz, llamó a realizar un cambio cultural a través de la Constitución respecto al patrimonio que involucre tres cosas: situarse y pensar en el siglo XXI; que en el tema del atributo o el patrimonio el eje central sea el hábitat; y tercero, la sustentabilidad.“El hábitat es universal, nos acoge a todos, de ahí venimos y hacia allá vamos; hay un arraigoy cuando reconoces a la gente con su hábitat lo estás reconociendo en su identidad, pero ese hábitat e identidad es la biodiversidad del mundo también. Si entendemos el patrimonio como algo integrado, el hábitat es algo que nos puede unir. Copérnico y Galileo realizaron un cambio cultural cuando dijeron que la Tierra no era el centro del universo y ahora nosotros tenemos que hacer el cambio y sacar al hombre como el centro del mundo y poner el hábitat como el centro de todo”, subrayó.
“El patrimonio es el atributo de nuestro hábitat y es un recurso no renovable, o sea que cuando se pierde es para siempre. Y cuando escuchamos la palabra irreversible hay que empezar a preocuparse. Los DD.HH. y el patrimonio como concepto surgieron del trauma de la segunda guerra, o sea surgieron de lo irreversible; y se crearon para tratar de revertir; se dice que salvamos lo que amamos, y amamos lo que conocemos y conocemos lo que nos enseñaron. No puedes tener participación si no conoces, si no te enseñan, si no amas porque así no vas a salvar nada. Si damos valor al patrimonio de tu hábitat ya hay participación porque en cada lugar hay conocimiento de cuáles son los atributos y nos enseñarán a cuidarlos”.

PATRIMONIO OCEÁNICO

Ernesto Gómez, director del Centro Interdisciplinario de Estudios Interoceánicos (CIDEO), de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Valparaíso, explicó que desde hace 10 años incorporaron la definición de patrimonio oceánico,en gran parte desconocido, ya que “por lo general la gente se queda concentrada en los edificios, en ciertos lugares culturales muy difundidos, pero hay otros muy significativos que van quedando fuera de la protección y de la puesta en valor” precisando que “gran parte de nuestra proyección futura está vinculada a un territorio estratégico, que es el océano Pacífico, y que es tremendamente desconocido. Hay que conocer nuestro patrimonio e incorporar el concepto de patrimonio oceánico en la Constitución”.
Criticó la fragmentación legal donde la Ley de Puertos pesa más que la ley 17.288 y 19.300, que protegen el patrimonio, y que tienen el T2 detenido en tribunales. Por eso, remarcó, “la pregunta es cómo articulamos toda esta complejidad, cómo generamos los principios en una constitución que, con menos páginas, mejor, pero que sea consistente; qué palabra hace falta colocar en la constitución que nos permita establecer una coherencia entre lo que tenemos en leyes, reglamentos, tratados internacionales, compromisos. Un ejemplo, el patrimonio cultural subacuático lo han sacrificado; entonces cómo buscamos coherencia en medio de la incoherencia para tener una mejor ilación de la construcción, protección, puesta en valor y difusión de nuestro patrimonio”.

EL BIEN COMUN

José de Nordenflycht, historiador del arte, magister en historia y doctor en Historia del Arte, consultor de Icomos, resumió lo expuesto en un punto: “todos convergen en una cosa que por ser tan básica hay que decirla con toda claridad y es que (el patrimonio) sobrepasa una ley específica, la ley del patrimonio cultural, porque antes de eso está la cuestión constitucional que es un marco mucho mayor que cualquier ley”. Entonces, agregó, “este proceso de ‘patrimonialización’ no es otra cosa que identificar en esos atributos significado y por tanto, construir valor”, pero, precisó, “este valor no lo insufla otro; eso surge de una convicción que se debe construir con difusión, información, conocimiento, educación, aunque quizás eso debiera estar consagrado en la Constitución. Con la del 25 el Estado tenía un rol garante y la posibilidad de expropiar un sitio para monumento nacional no generaba ruido. Con la dictadura, la neoliberalización del uso del suelo, y la Constitución del 80, imposible. Es decir, aparecieron las desafecciones de la condición de monumento nacionalamparado en la constitución”.
Por eso, concluyó, “el problema que tiene el Estado con el tratamiento de su patrimonio es el encapsulamiento legal que tiene, en este caso la ley vigente, y cualquier otro tipo de ley, es fatal. Esto no tiene que ver con cultura, sectorialmente, sino que tiene que ver con todo. La clave es que el tema del patrimonio desde el principio forme parte de los derechos fundamentales, pero ciudadanamente implica entender que el patrimonio no es sólo el patrimonio cultural xxx dentro de la taxonomía xxy, sino que es una cosa concreta representativa del bien común”.

 

señal en vivo

Síguenos

NEWSLETTER

Registrate en nuestro boletin y recibe nuestra ultimas noticias y material exclusivo.

Sitio web propiedad de G5 Comunicaciones

Todos los derechos reservados 2021.

Diseño y Desarrollo: Web Developer

secciones
links