• Homepage
  • >
  • Economía
  • >
  • A 18 meses de pandemia en Chile: Un 44% de los emprendedores está funcionando totalmente

A 18 meses de pandemia en Chile: Un 44% de los emprendedores está funcionando totalmente

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email

Una mayor actividad económica, en comparación con 2020, junto con una interesante tasa de reconversión y adaptación frente a la crisis como un camino de recuperación frente a los efectos de la pandemia, mostró la Encuesta Situación de las Microempresas de la Región Metropolitana, medición hecha a agosto de 2021, realizada por el Servicio de Cooperación Técnica (SERCOTEC) del Ministerio de Economía; y la Escuela de Economía y Negocios de la Universidad Central.

Entre los resultados relativos al funcionamiento del negocio bajo el escenario del Covid19, un 47% de los encuestados declaró estar funcionando parcialmente, mientras que un 44% ha podido seguir haciéndolo totalmente; un 8% cerró temporalmente su negocio y un 1% debió cerrarlo definitivamente.

“Hay una mejoría significativa respecto del año pasado, con más microempresas funcionando y muchas comenzando a levantarse. Los efectos de la vacunación, sumado a los paulatinos desconfinamientos y, por consiguiente, una mayor movilidad, tuvieron una incidencia positiva en la recuperación de las pequeñas empresas”, sostiene la directora de la Escuela de Economía y Negocios, Catalina Maluk.

Respecto de la variación global de las ventas, un 23% experimentó un aumento de estas, frente a un 37% que declaró una disminución, un 29% las mantuvo y un 11% declaró tener ventas nulas, Aun así, las cifras en ventas del 2021 reflejan una variación positiva respecto del 2020.

La encuesta también reveló aspectos significativos en relación con la capacidad de adaptación y reconversión de los microempresarios ante las restricciones impuestas producto de la pandemia En dicho contexto, y ante la crisis, un 51% de los encuestados sostuvo que ha efectuado una reconversión parcial de su empresa, un 9% ha hecho una reconversión total, en tanto un 40% declaró que no ha realizado ninguna acción de cambio en su empresa.

“En buenas cuentas –explica Maluk- la cifra representa un 60% de la microempresa dispuesta a desarrollar el ingenio para adaptarse y generar cambios en los negocios que les permitan seguir desarrollando su actividad económica en aquellas unidades que les es posible, por la naturaleza propia de sus actividades”.

En esa línea, los encuestados señalaron que un 57% ha implementado sistemas de ventas a través de medios electrónicos (internet y el teléfono); un 39% ha implementado servicios de entrega a domicilio, un 21,5% no ha incorporado todavía un nuevo canal de ventas, pero piensa hacerlo y 10% no innovará en un nuevo canal de ventas.

Por su parte, la Directora Regional Metropolitana de SERCOTEC, Olga Catenacci, explicó que “estos resultados, que son más alentadores que los del 2020, reflejan una interesante tasa de reconversión y adaptación, a través de la implementación de canales de venta virtuales, por ejemplo, que reflejan un incremento de esas implementaciones respecto al año pasado, lo que ha permitido una vía, entre otras, para enfrentar en mejor forma esta crisis”.

Brechas estructurales

En lo relativo al acceso al crédito, el estudio también muestra interesantes cifras relativas a los recursos de financiamiento, donde destacan los fondos del Estado y los retiros de fondos previsionales. En ese contexto, y ante la pregunta ¿De requerir apoyo financiero en su negocio, usted en primer lugar a quién recurriría o ha recurrido?, un 29% de los encuestados dijo recurrir a fondos propios, un 21% a fondos públicos y bonos destinados a las microempresas, un 16% a préstamos de bancos o entidades financieras, un 15% a retiro de fondos de las AFPs, un 11% a un préstamo de algún familiar o amigo.

La Encuesta también mostró las principales dificultades que enfrentan las microempresas hoy en día. Los resultados dan cuenta de que un 40% ha disminuido sus clientes, un 35% ha tenido problemas de acceso al crédito, un 34% reconoce falta de equipamiento adecuado, un 31% presenta escasez de materias primas, un 29% tiene falta de espacio adecuado para el negocio, un 25% resiente los costos de regulaciones e impuestos y un 24% cuenta con insuficientes canales de comercialización, entre otros.

Para la directora de la Escuela de Economía y Negocios de la Universidad Central, Catalina Maluk, “estas son brechas estructurales de este sector, en la que se evidencia la reducción en ventas, empleo, baja capacidad de ahorro y escaso acceso al crédito. Lo interesante, es que en la comparación con el año 2020, se observan signos de una incipiente mejoría en la actividad económica, cuya información proviene de forma directa de los propios microempresarios y parte de nuestra misión como Universidad, es realizar este tipo de estudios para aportar con conocimiento a la sociedad y a los distintos sectores interesados en el desarrollo de la economía”.

En relación con el empleo, un 45% de los encuestados tuvo que realizar despidos, mientras que en lo referido a la capacidad de ahorro, expresado a través de cuánto tiempo es capaz de sostenerse con sus propios recursos si dejara de percibir ingresos, los resultados indican que un 30% es capaz de sostenerse con sus propios recursos durante menos de un mes; un 29% manifiesta que puede sostenerse por un mes; un 22% al menos por dos meses; un 11% por tres meses; y tan sólo un 9% de los encuestados es capaz de sostenerse por más de tres meses. Estas cifras indican que, mayoritariamente, las microempresas no cuentan con capacidad de ahorro, o es muy reducida. Con todo, las cifras presentan una leve mejoría respecto del año 2020.

Respecto a la formalización, la tasa es alta toda vez que un 87% declaró tener iniciación de actividades ante el Servicio de Impuestos Internos (SII), en tanto un 13% manifestó no cumplir todavía con dicho trámite. Un 57% declaró pertenecer al sector de servicios esenciales, variable relevante de medir, dado que desde el 2020 al 2021 se produjo una ampliación del concepto “servicios esenciales”, lo que permitió a muchos negocios tener continuidad en sus actividades económicas.

En otro ámbito, la medición también mostró que la tasa de asociatividad es baja, lo que indica que los emprendedores mayoritariamente resuelven sus problemas de manera individual: un 60% no participa en ninguna asociación de empresarios, pero piensa hacerlo; un 34% si participa, en tanto un 6% no participa ni tiene interés en hacerlo.

Finalmente, y con respecto a las necesidades de capacitación, los encuestados señalan las siguientes opciones: un 55% en marketing digital; un 52% en gestión de clientes; un 49% en estrategias comerciales; un 46% en opciones de financiamiento público y privadas, un 43% gestión financiera y contable, un 41% en marketing operacional y un 38% en innovación, entre las cifras más relevantes.

En esa línea, la directora Olga Catenacci, recordó que “la labor de los Centros de Negocios de SERCOTEC, tiene especial relevancia, porque esta iniciativa, precisamente tiene el objetivo de capacitar y asesorar de manera virtual o presencial a microempresarios y emprendedores que lo requieran, especialmente en estos momentos de crisis. A estos centros se puede acceder de manera gratuita en los 15 Centros de Negocios ubicados en distintas comunas de la Región Metropolitana, y que atienden las 52 comunas de la región”.

señal en vivo

Síguenos

NEWSLETTER

Registrate en nuestro boletin y recibe nuestra ultimas noticias y material exclusivo.

Sitio web propiedad de G5 Comunicaciones

Todos los derechos reservados 2021.

Diseño y Desarrollo: Web Developer

secciones
links