• Homepage
  • >
  • Educación
  • >
  • La ACHS entrega consejos para afrontar el agotamiento de cara a fin de año

La ACHS entrega consejos para afrontar el agotamiento de cara a fin de año

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

Según la última versión del Termómetro de la Salud Mental ACHS-UC, los problemas de salud mental han disminuido en los últimos meses, sin embargo, más de un 20% de las personas sigue presentando síntomas relacionados, lo cual continúa siendo un número alto al que hay que ponerle atención.

Santiago, 7 de octubre de 2021 – Mucho se ha escuchado que de la mano de la pandemia de COVID-19, está la pandemia de la Salud Mental, la que sin duda hoy ha cobrado una gran relevancia a nivel mundial. En esa línea, este 10 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Salud Mental con el objetivo de visibilizar y darle importancia a esta problemática, sobretodo en el contexto en el que estamos, y así avanzar en el desarrollo de acciones concretas dirigidas a cubrirla.

Según la última versión del Termómetro de la Salud Mental ACHS-UC, los problemas de salud mental disminuyeron 9,2% entre abril y agosto de 2021, lo que significa una considerable mejora. Sin embargo, más de un 20% de los encuestados sigue presentando síntomas de problemas de salud mental, lo cual continúa siendo un número alto al que hay que ponerle atención.

“Una serie de determinantes sociales como la pobreza, bajo nivel socioeducativo, estallidos sociales, condiciones de trabajo estresantes, discriminación de género, crisis migratorias, modos de vida poco saludables, riesgos de violencia, alta prevalencia de enfermedades crónicas y violaciones de los derechos humanos, constituyen hoy un riesgo para la salud mental de las personas y las comunidades”, señala Lisette Araya, psiquiatra del Hospital del Trabajador ACHS, a lo que agrega que, “la pandemia de COVID-19 y sus consecuencias socioeconómicas han agudizado más este problema”.

Ante esto, y para contribuir con la prevención de los problemas de salud mental de las personas, la experta de la ACHS entrega algunas recomendaciones. Así, sostiene que dentro de las estrategias de cuidado emocional, están aquellas que potencian y desarrollan la resiliencia, es decir la capacidad de adaptarnos a las adversidades. Esto incluye conductas, pensamientos y acciones que pueden ser aprendidas por cualquier persona, tales como:

  • Establecer relaciones significativas: Tener relaciones de cariño y apoyo dentro y fuera de la familia
  • Evitar ver las crisis como obstáculos insuperables esto es mantener las cosas en perspectiva para verlo desde otro ángulo de manera más objetiva
  • Hacer planes realistas y seguir los pasos necesarios para llevarlos a cabo
  • Aceptar que el cambio es parte de la vida
  • Cultivar visión positiva de sí mismos, y confianza en sus habilidades
  • Permitirse experimentar emociones y también reconocer cuando debemos regularlas para poder seguir funcionando.
  • Tomar acciones para enfrentar las demandas del diario vivir, pero también permitirse dar un paso atrás para descansar y llenarse de energía nuevamente.
  • Enfocarse en las experiencias pasadas y sus fuentes de fortaleza personal puede ayudar a identificar las estrategias para desarrollar resiliencia que funcionaron antes
  • Cuidar de sí mismo
  • La meditación y las prácticas espirituales ayudan a algunas personas a establecer vínculos y restaurar la esperanza
  • Pedir ayuda cuando la necesita

Además, la experta señala que dentro de las conductas que permiten adaptarse a tiempos difíciles encuentran las estrategias de afrontamiento:

Autocuidado

  • Alimentarse adecuadamente
  • Respetar horas de sueño, en lo posible
  • Realizar actividad física
  • Seguir recomendaciones de los expertos y protocolos, como el lavado de manos, distancia física, uso de EPP, respetar cuarentenas.

Ser compasivo

  • Bajar niveles de autocrítica y perfeccionismo: ser compasivo con uno mismo y los otros, entendiendo que está bien permitirse pedir ayuda
  • Ir paso a paso. No sabemos cuánto durará la situación de estrés que estemos pasando, por lo que se recomienda ir al ritmo que se necesite en el momento presente
  • Reconocer lo positivo y mantener la esperanza
  • Reconocer el cansancio y las necesidades de descanso o vacaciones

Fomentar el diálogo en casa y en el trabajo

  • Identificar y compartir lo que nos pasa con cercanos significativos y familia
  • Pedir ayuda en caso necesario a un amigo o familiar, con el objeto de comunicar las emociones y evaluar vías de solución
  • Ampliar los temas de conversación y no solo hablar de los estresores
  • Retomar paulatinamente la conexión social y afectiva

Realizar actividades distractoras

Éstas permiten cambiar el foco del problema y nos conectan con sensaciones y emociones positivas, tales como: actividad física o de expresión corporal; juegos de mesa; actividades manuales; contacto con la naturaleza; lectura; escuchar música; cocinar; ver películas; realizar meditaciones diarias, ejercicios de relajación o mindfulness.

Estrategias de autorregulación emocional

  • Utilizar estrategias de respiración atenta y abdominal
  • Realizar meditación, mindfullness, yoga u otra actividad que calme y de bienestar
  • No use alcohol ni drogas para calmarse, ni se automedique sin supervisión

Informarse adecuadamente

  • Evitar la sobreinformación, dosificarla el exceso de información inhibe el pensamiento lo que puede angustiar más
  • Preferir fuentes de información confiables

señal en vivo

Síguenos

NEWSLETTER

Registrate en nuestro boletin y recibe nuestra ultimas noticias y material exclusivo.

Sitio web propiedad de G5 Comunicaciones

Todos los derechos reservados 2021.

Diseño y Desarrollo: Web Developer

secciones
links