• Homepage
  • >
  • Destacados
  • >
  • Contraloría abre sumario por irregularidades en compra de cámaras corporales de Carabineros cuando Martorell era subsecretaria

Contraloría abre sumario por irregularidades en compra de cámaras corporales de Carabineros cuando Martorell era subsecretaria

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

Auditoría a la Subsecretaría de Prevención del Delito constató que no se cumplieron las bases del proceso, efectuado en 2020, y que involucró un monto de $378 millones.

La Contraloría General de la República abrió un sumario por presuntas irregularidades en la compra de cámaras para carabineros, durante la gestión de Katherine Martorell, cuando ejerció como subsecretaría de Prevención del Delito.

La entidad iniciará un sumario en la Subsecretaría de Prevención del Delito, debido a irregularidades dadas a conocer en su informe N° 277, de 2021, que investigó la licitación y ejecución del contrato para adquirir cámaras corporales para Carabineros de Chile.

El documento da cuenta de falencias en dicho proceso, efectuado durante 2020 y que comprendió la compra de cámaras corporales para la policía uniformada por $ 378 millones, que debían tener como una de las principales características la función “post recording”, que consiste en mantener la grabación por 120 segundos luego que la cámara fuese apagada.

Se determinó que Motorola, empresa que se adjudicó la licitación, presentó su propuesta fuera del plazo establecido para la postulación. Este solo hecho implicaba que la propuesta debió declararse inadmisible, sin embargo, igualmente se visó la adjudicación en marzo de 2020.

Además, en su propuesta, la firma no presentó antecedentes que acreditaran que las cámaras contaban con la función “post recording”, elemento expresamente señalado entre las exigencias en las bases de licitación. En otro punto, la empresa tampoco cumplió con entregar documentación sobre el plazo de entrega total del sistema. No obstante, igualmente se le asignó puntaje máximo.

Tras la recepción de las 300 cámaras, la CGR constató que la Subsecretaria de Prevención del Delito no verificó que los aparatos cumplieran efectivamente con función post recording, lo que implicaba la aplicación de multas por incumplimiento a las bases de licitación.

Por todos los hechos descritos, la Contraloría instruyó la apertura de un sumario para determinar las responsabilidades administrativas correspondientes. Además, el organismo envió los antecedentes al Ministerio Público para que determine la eventual configuración de delitos.

Como un escándalo gravísimo calificaron hoy los diputados de la DC Gabriel Ascencio y Miguel Angel Calisto el informe elaborado por la Contraloría de la República, en respuesta a la investigación solicitada por ambos, con motivo de la adquisión de cámaras corporales para Carabineros, a cargo de la subsecretaría de Prevención del Delito; hechos ocurridos bajo la administración de la ex subsecretaria Katherine Martorell.

Cabe señalar que, además de verificarse una serie de anomalías en el proceso; las 300 cámaras -compradas a Motorola- no cumplieron con un requisito esencial: que cuando el uniformado la apagara, siguiera por al menos 120 segundos registrando lo que estaba ocurriendo.

Al respecto, el jefe de la bancada DC Gabriel Ascencio, señaló que “este informe es brutal, un verdadero escándalo; es muy importante que la ex subsecretaria, hoy vocera del comando de Sichel, informe, de cuenta, conteste este informe de la Contraloría porque la acusa directamente a ella saltarse las normas y de favorecer a una empresa multinacional».

El parlamentario, que confirmó que los antecedentes se pondrán a disposición de la Fiscalía, agregó que “me imagino la cantidad de negocios irregulares que se pueden estar cometiendo ahora que quedan pocos meses para que los funcionarios de confianza del Gobierno dejen de estar en el aparato estatal. Eso es lo que más me preocupa. Ahora tengan la seguridad de que esto no obedece a ninguna maquinación urdida en las oficinas de la Democracia Cristiana. Esto es algo que comenzó hace mucho tiempo y que bueno, en uso de la facultad de fiscalizadores que tengo, le pedí a la Contraloría hace meses que haga la investigación, pero tenemos que estar atentos porque en muchos otros lugares pueden estar realizándose prácticas de este tipo, ya sea con plata del Estado, ayudando a los amigos».

Finalmente, Ascencio señaló que “la señora Martorell definitivamente se saltó todos los principios rectores de cualquier licitación. Pareciera ser que muchos más interesados en asegurar equipamiento para Carabineros, aquí estaban asegurando el negocio de algunos amigos, lamentablemente tengo que decirlo porque, porque de repente pareciera ser que allí son todos cortados por la misma tijera. O sea, siempre tiene que haber un escándalo, cómo va a ser que siempre haya que estar por encima de ellos, fiscalizándolos, colocándole una lupa para intentar evitar en parte que sigan haciendo negocios con las platas del Estado. Esto es mucha plata», cerró.

señal en vivo

Síguenos

NEWSLETTER

Registrate en nuestro boletin y recibe nuestra ultimas noticias y material exclusivo.

Sitio web propiedad de G5 Comunicaciones

Todos los derechos reservados 2021.

Diseño y Desarrollo: Web Developer

secciones
links