Valparaíso

13°C
Clear sky

Mentoras de la Red PROVOCA motivaron vocaciones científicas en estudiantes de Quilpué

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

Con más de 400 alumnos y alumnas de octavo a cuarto medio, el Liceo Artístico Guillermo Gronemeyer de Quilpué cuenta con un proyecto educativo centrado en el fomento de intereses y talentos artísticos. Recientemente, el establecimiento abrió sus puertas a tres científicas de la Red de Mentoras PROVOCA, para compartir sus testimonios de vida y trayectoria profesional con estudiantes de tercero medio, y así inspirar nuevas vocaciones en disciplinas STEM.

La evidencia indica que las denominadas disciplinas STEM o “ciencias duras”, relacionadas con ciencia, ingeniería, informática y matemática, son áreas del conocimiento históricamente dominadas por hombres; situación que según especialistas responde a la falta de modelos y referentes reales que permitan ampliar las opciones vocacionales de niñas y niños desde la primera infancia, además de aspectos culturales y de crianza.

Cambiar esta realidad fue precisamente lo que motivó a estas tres mujeres STEM de la Región de Valparaíso, formadas para guiar y acompañar futuras vocaciones científicas femeninas, a través de la Red de Mentoras PROVOCA. La iniciativa PROVOCA, liderada por AUI/NRAO, socio norteamericano del observatorio ALMA, busca “promover vocaciones” STEM en niñas y jóvenes.

Las mentoras que compartieron con estudiantes del Liceo Artístico Guillermo Gronemeyer fueron Andrea Araya, Amelia Bayo y Leslie Pedrero. Andrea es lingüista de la Universidad de Playa Ancha y encargada del Departamento de Documentación del observatorio ALMA; Amelia es astrónoma, directora del Núcleo Milenio de Formación Planetaria (NPF) y académica del Instituto de Física y Astronomía de la Universidad de Valparaíso (IFA-UV); y Leslie es diseñadora industrial y especialista en fibra de carbono del proyecto Mirror-NPF.

Las expositoras compartieron sus testimonios acerca de la experiencia de ser científica en Chile y cómo sus características personales, la influencia de educadores y el apoyo de las familias, permitieron construir sus carreras y realizarse en disciplinas STEM. “Las mujeres tenemos una forma más horizontal de mirar el poder, desde el compartir; y es importante que nos apoyemos para ampliar las opciones de las futuras chilenas, compatibilizando todos los aspectos del desarrollo personal y abriendo espacios para conocer otras realidades”, comentó Andrea Araya.

Por su parte, Leslie Pedrero se refirió a su desafío de empezar a estudiar una carrera a los 27 años cuando ya era madre. “Estudiar es siempre una muy buena inversión y créanme que muchos pensaron que no era mi mejor opción y que lo más lógico era buscar trabajo. Bájenle el volumen a todos los comentarios detractores, identifiquen sus habilidades y sus capacidades. Lo importante es no autosabotearse y seguir adelante con todos nuestros proyectos. ¡No hay límites para nadie!”. Asimismo, Amelia Bayo destacó: “Esta fue una experiencia súper bonita donde no solo tuvimos preguntas y mucho interés de la audiencia, sino que además varios chicos y chicas se acercaron a nosotras después para hablar de un modo más personal acerca de su vocación, sobre cómo notaron que se le abrieron horizontes para buscar un camino a su futuro y que no tiene por qué tener solo una dirección”.

Claudia Olguín, profesora y encargada del departamento de Biología y Ciencias Naturales del Liceo Artístico Guillermo Gronemeyer, agradeció la iniciativa y la destacó como una instancia que permitió acercar las ciencias a estudiantes de un establecimiento en el cual predominantemente está abierto a las artes musicales, audiovisuales y escénicas, del mismo modo en que se potencien disciplinas científico-humanistas. “Me encantó que estas mentoras pudieran transmitir a los niños y niñas, que a pesar de que deben tomar decisiones, éstas no están talladas en piedra y la vida les permitirá dar giros. También valoré que se viera el lado más cercano de las científicas, para que los jóvenes lo vean como una opción de gente normal y no superdotados(as). Hay que derrumbar los estereotipos y acercar las ciencias como una opción más de vida, que requiere esfuerzo, dedicación y estudio”, comentó Olguín.

La actividad fue también destacada por otros docentes del liceo. “Muchos jóvenes viven con agobio la decisión vocacional y este tipo de encuentros permiten alivianar la presión. La perspectiva de tres profesionales muy diferentes, permiten ampliar la percepción de la realidad, sabiendo que muchas veces la profesión implica redefiniciones en el curso de una trayectoria y que siempre es posible tomar nuevos desafíos laborales y de estudio. Las cosas no siempre son tan lineales y hay que ir abriéndose camino. La vocación se va construyendo de a poco”, concluyó Olguín.

señal en vivo

Síguenos

NEWSLETTER

Registrate en nuestro boletin y recibe nuestra ultimas noticias y material exclusivo.

Sitio web propiedad de G5 Comunicaciones

Todos los derechos reservados 2021.

Diseño y Desarrollo: Web Developer

secciones
links