Valparaíso

8°C
Overcast clouds
  • Homepage
  • >
  • Destacados
  • >
  • Uriel Padilla: “Hay una respuesta inconsistente para mitigar las ocurrencias de los incendios”

Uriel Padilla: “Hay una respuesta inconsistente para mitigar las ocurrencias de los incendios”

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en pinterest
Compartir en email

Como “inconsistente” calificó Uriel Padilla, académico de Ingeniería en Construcción de la Universidad de Valparaíso, “la respuesta de las instituciones públicas y privadas para mitigar las ocurrencias de los incendios”, frente al siniestro ocurrido ayer a los pies del cerro Mariposa, que dejó de diez casas destruidas, 28 damnificados, diez bomberos lesionados y dos viviendas con daños irreparables.

“A la fecha, en el Gran Valparaíso las instituciones públicas y privadas siguen siendo inconsistentes en cuanto a entregar respuesta concreta y con una relativa certeza para el manejo, control, prevención y alcances normativos para mitigar las ocurrencias de los incendios tanto urbanos como forestales”, explicó.

Padilla agregó que “si bien es cierto que desde el 2014, hemos tomado algunas lecciones de aquel funesto desarrollo y posterior desenlace del Gran Incendio, en que estuvo todo el país pendiente de la ocurrencia del magno desastre, no logramos encontrar la senda con respuestas convincentes del real compromiso y participación tanto de la ciudadanía y sus autoridades competentes y administrativas de la comuna de Valparaíso en establecer el angostamiento de la incertidumbre respecto a estos desastres, que no sólo afectan el patrimonio inmueble de los porteños, sino que en ocasiones hay pérdida de vidas humanas”.

“Tenemos un registro lamentable del impacto de los incendios en Valparaíso: el 2008 en el cerro La Cruz hubo cuatro fallecidos y setenta viviendas afectadas; en 2009 en el cerro Mariposa, treinta viviendas resultaron afectadas y 400 personas evacuadas; en febrero del 2013 en Rodelillo y Los Placeres fueron evacuadas 500 familias; en abril del 2013, 35 viviendas fueron afectadas, siendo evacuadas 200 familias; en abril del 2014 fueron ocho cerros afectados y más de 3 mil viviendas dañadas, con 16 personas fallecidas; en marzo del 2015 hubo un fallecido, mientras que en enero del 2017 en Puertas Negras y Montedónico, cincuenta viviendas resultaron afectadas y 400 personas evacuadas”, comentó.

El investigador agregó que “un aspecto fundamental para generar la esperada prevención lo constituyen actores locales de las diferentes organizaciones que deben prever ello, siempre con el apoyo de las instituciones que han abordado estas temáticas desde el punto de vista de la revisión e investigación de las dimensiones de la vulnerabilidad, amenaza y riesgos, que concurren con su información y conocimiento empírico y académico”.

“Por otra parte, organismos internacionales concurren a formular propuestas  en la fenomenología de los desastres en sus diferentes escenarios, como, por ejemplo, la Oficina de Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNDRR).  Para ello impulsa a los diferentes gobiernos a través de la Estrategia Internacional para la Reducción de los Desastres, marcando un proceso evolutivo que refleja los cambios y las nuevas tendencias en el campo de la reducción de desastres”, explica.

Padilla aseguró que “los profesionales, técnicos, ciudadanía y medios de comunicación con responsabilidad ética son los que deben asumir y cargar con la preparación de la información de estos eventos, por supuesto incluyendo estos episodios interminables de tragedia que acontecen en nuestra ciudad. En simples palabras, ello se debe expresar en información pública disponible atendiendo la prevención y el manejo de las mantenciones de los inmuebles”.

Sitio web propiedad de G5 Comunicaciones

Todos los derechos reservados 2021.

Diseño y Desarrollo: Web Developer

secciones
links