Valparaíso

15°C
Scattered clouds
Psicólogo llama a aplicar “Minimalismo navideño” para enfrentar estrés

Psicólogo llama a aplicar “Minimalismo navideño” para enfrentar estrés

Durante el último tiempo el “minimalismo psicológico” ha sido utilizado para referirse a una forma de enfrentar la vida de manera más simple, desprendida y centrada en el presente, una mirada que permitiría bajar los niveles de preocupación y angustia. Es por lo mismo que Jorge Fuentes, psicólogo y Director de Pranavida, ha decidido adaptar  aún más el concepto para  hacer un llamado en esta época.

“Es sabido que gran parte de la población aumenta  sus niveles de estrés producto, por un lado, del cansancio propio de  largos meses de trabajo y estudios en condiciones que, además, todavía son muy inestables producto de la pandemia, pero también porque se presionan por cumplir con ciertas expectativas que se han generado en torno a estas fechas”, plantea el profesional. En este mismo sentido, Fuentes dice que, en  periodos donde la salud mental está tan debilitada, es importante generar nuevas prácticas que permitan poner el autocuidado en el centro de las preocupaciones y no el comprar y endeudarse. “Estoy seguro de que un ser querido va a preferir que la persona este tranquila, por sobre recibir un gran regalo que pueda haber provocado sentimientos de estrés o preocupación”, enfatiza el psicólogo.

Bajo este contexto, el Director de Pranavida entrega consejos que permitan darle un nuevo sentido a esta época del año, poniendo énfasis en el cuidado de la salud mental y en la importancia de dar a conocer lo que nos está pasando:

Manos a la obra: “Galletas de jengibre, fotos de lindos momentos, un tazón pintado, entre otras cosas que pueden mostrar el cariños y dedicación hacía otro.  Creo que hay una serie de cosas que no sólo nos sirven cómo un momento  de distracción personal, pero también como una forma de entregar un detalle pensado en ser  querido”.

Ha llegado carta: “Lamentablemente nos han enseñado a qué decir que sentimos nos deja vulnerables ante otros, pero lo cierto es que es un tremendo regalo que podemos dar y darnos. Poder decirle a otra persona lo que la queremos, lo bien que nos hace, los momentos compartidos o simplemente agradecerle, es un acto sanador. A veces creemos que la gente sabe lo que sentimos por ella, pero es difícil si no lo verbalizamos. Esta navidad es una oportunidad para hacerlo”.

Sé un masterchef: “En navidad nos volvemos locos tratando de comprar regalos, porque creemos que con eso demostramos cuánto queremos a alguien. Algunos incluso tienen la idea de que a más caro el regalo, más afecto, aunque esto implique endeudarse. Bueno, para los que aman la cocina, una alternativa es justamente regalar una cena, preparar un rico desayuno, invitar a disfrutar de un rico té con cosas ricas para disfrutar, el hacer algo pensando no sólo en la persona, sino que también considerando el momento para compartir es más valioso y más económico”.

Tiempo de compartir: “En la misma línea de lo anterior, el darse tiempo para compartir, alejados de celular y entregando momentos de calidad es un tremendo regalo. Estamos acostumbrándonos a tener poco tiempo, a las juntas rápidas mirando el teléfono constantemente. Decimos el tiempo vale oro, pero nos cuesta regalar ese oro en tiempo y no en cosas materiales”.

El autoregalo, el mejor de todos: “Regalar con sentido es regalar también un autoregalo, porque nos invita a conectarnos con lo que nos gusta hacer para entrégaselo a otro. Nos permite gastar menos y correr menos si es que lo hacemos de manera organizada. Volcarnos a lo simple, es el mejor regalo que podemos dar y darnos en estos momentos”.