+27
°
C
+31°
+16°
Valparaíso
Jueves, 15
Previsión para 7 días
Justicia paraliza «revegetación» en campo dunar y ordena ingresar intervención de RECONSA en la zona al SEIA

Justicia paraliza «revegetación» en campo dunar y ordena ingresar intervención de RECONSA en la zona al SEIA

El movimiento Duna Viva, compuesto por la Fundación Yarur Bascuñán y la Corporación Pro Defensa del Patrimonio de Viña del Mar valoró el dictamen de la Corte de Apelaciones de Valparaíso, que acogió el recurso de protección presentado por este organismo a través del abogado Gabriel Muñoz, contra la inmobiliaria Reconsa y la Superintendencia de Medioambiente por la «revegetación» realizada en el campo dunar, realizada por la empresa en una zona colindante del área protegida, debido a las intervenciones con edificaciones en el sector.

El tribunal ordenó que «la recurrida RECONSA deber ingresar el plan de revegetación singularizado en el Programa de Cumplimiento, al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental; que, en el intertanto, y mientras no se de efectivo y completo cumplimiento a lo ordenado en el numeral I, se dispone la paralización de todas las obras que se estén ejecutando en el área señalada para la realización de las medidas de revegetación, circunstancia que deber ser fiscalizada por la Superintendencia del Medio Ambiente».

En una declación, las entidades ambientalistas sostienen que durante junio de 2019, y tras varias acciones judiciales interpuestas como movimiento Duna Viva «la Corte Suprema ordenó a la Sociedad Urbanizadora Reñaca-Concón (Reconsa) a ingresar su proyecto de loteo y urbanización Costa de Montemar VI etapa, al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) a través de un Estudio de Impacto Ambiental (EIA)», y agregan que «dichas obras afectan directamente al Campo Dunar de la Punta de Concón. Bajo este contexto el pasado 8 de julio la inmobiliaria en cuestión cercó de manera arbitraria e ilegal un sector correspondiente a la duna, prohibiendo el paso y privando a la comunidad de poder ingresar al Santuario, bajo el pretexto de un supuesto plan de revegetación. Por esta razón, como Duna Viva interpusimos un recurso de protección en la Corte de Apelaciones de Valparaíso en contra de Reconsa buscando detener el cierre perimetral y además presentamos una reclamación en contra de la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) en el Tribunal Ambiental solicitando como medida cautelar la paralización de dicho plan».

Lo destaca el abogado Gabriel Muñoz, quien indicó que mantendrán la defensa de la zona hasta los máximos tribunales del país.

Destacan que el Tribunal porteño accedió a la orden de no innovar solicitada, dictaminando paralizar las obras, «posteriormente el Tribunal Ambiental acogió nuestra medida cautelar cesando inmediatamente el plan de revegetación. En agosto del presente año la SMA amparó públicamente la instalación del cercado, pretendiendo desechar el recurso de protección que interpusimos. Terrible episodio en donde el fiscalizador se convirtió en un simple cómplice de la empresa».

Documento – 2021-12-23T070751.398

Destacan que «a raíz de esto, hemos sido notificados que la Segunda Sala de la Corte de Apelaciones de Valparaíso, con fecha 22 de diciembre de 2021, y teniendo en cuenta que al día de hoy Reconsa no ha ingresado al SEIA el Estudio Ambiental en cuestión, dictaminó la paralización de las obras de revegetación, obligando el ingreso de dicha intervención al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental», lo que es un triunfo para la entidad que cuestionaba el proceder de la empresa y las autoridades ambientales.

«Esto sucede luego de que el pasado 7 de diciembre concurriéramos a una histórica jornada en donde por primera vez, como una medida para mejor resolver, los ministros de la Corte de Apelaciones visitaron el Santuario Dunar para observar en terreno las consecuencias e impacto de las obras de Reconsa, especialmente del ilegal cercado que levantaron. Asimismo, el Tribunal porteño pone en discusión la necesidad de considerar que al realizar acciones que puedan generar una afectación al patrimonio ambiental siempre debe realizarse una toma de antecedentes para evitar o minimizar el deterioro al medioambiente. Si bien no puede existir riesgo cero, sí se debe velar por el menor daño posible», agregan.

En su declaración puntualizan que «se desprende que obras y actividades que se realicen en el Santuario y en sus proximidades, y que puedan amenazar o generar algún daño, deben ingresar al SEIA. Finalmente, la Corte de Apelaciones expresa que la SMA no logra demostrar de manera sustentada por qué la revegetación se realiza a 400 metros de la zona afectada, peor aún, teniendo en cuenta de no está vigente el Estudio de Impacto Ambiental, poniendo en cuestión la complicidad y obligando a la Superintendencia fiscalizar la paralización».

Como reflexión final, Duna Viva plantea que «la Corte porteña hace el trabajo de una débil institucionalidad ambiental que, con 14 años de retraso, recién ahora propone un Plan de Manejo Ambiental del Campo Dunar de Concón sólo sobre las 30 hectáreas de Santuario, a sabiendas de que la Corte Suprema, el Tribunal Ambiental y la Corte de Apelaciones de Valparaíso han sido claras al afirmar que debe existir una protección efectiva de las 50 hectáreas de duna por su inigualable valor como unidad. Como Duna Viva, compuesto por la Fundación Yarur Bascuñán y Corporación Pro Defensa del Patrimonio Histórico y Cultural de Viña del Mar, no descansaremos hasta que ello efectivamente ocurra», concluyen.