Valparaíso

22°C
Clear sky
  • Homepage
  • >
  • Ciencia y Tecnología
  • >
  • Hospital Dr. Gustavo Fricke SSVQ fortalece entrega de alimentación enteral de adultos gracias a la Ley Ricarte Soto

Hospital Dr. Gustavo Fricke SSVQ fortalece entrega de alimentación enteral de adultos gracias a la Ley Ricarte Soto

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email

Familias de pacientes que sólo pueden alimentarse por sonda, reciben el equipamiento, los insumos, el alimento y la capacitación para entregarles una mejor calidad de vida.

Don Víctor Rojas, un viñamarino de 85 años, debe alimentarse por sonda desde hace un par de años. Él es uno de los tantos pacientes
que, debido a la complejidad de sus patologías, no pueden alimentarse por vía oral, lo que constituye un gran costo para su salud y su presupuesto.

Así lo explica su nuera, Claudia Barrios, quien relata el esfuerzo familiar para mantener a su suegro en buenas condiciones de salud. Pero en el Hospital Dr. Gustavo Fricke, tras una hospitalización, conocieron y fueron beneficiados por la Ley Ricarte Soto.

“Porque en realidad, la alimentación que él necesita, es carísima. Antes de que viniera aquí, lo llevamos con una nutricionista porque
empezó a estar en cama, a decaer por su alimentación. Y acá nos informaron cuando salió del hospital, de la Ley Ricarte Soto, si no, hasta el día de hoy nosotros no sabríamos”, aclara Claudia.

La alimentación enteral permite administrar los nutrientes directamente en el tracto gastrointestinal, en este caso, a través de una bomba de alimentación, equipo que regula automáticamente la infusión que pasa por la sonda.

Beneficios de la Ley Ricarte Soto

De acuerdo a la Ley Ricarte Soto, los pacientes – adultos o pediátricos – que por su condición de salud requieran alimentación
enteral domiciliaria, pueden acceder a protección financiera para este tratamiento de alto costo. Esto implica recibir tanto la bomba de
alimentación, en comodato, como los insumos y el alimento requerido, según la indicación clínica.

El beneficio alcanza hoy a 33 familias en seguimiento por parte del Hospital y la entrega de los insumos, alimentos y bombas a pacientes de otros centros hospitalarios públicos y privados dentro de la jurisdicción del Servicio de Salud Viña del Mar Quillota.

Macarena Cárcamo, referente (s) Ley Ricarte Soto, explica que siempre se trata de tratamientos de alto costo y por lo tanto, “es importante que los pacientes estén al tanto de que este es su derecho, que tienen que recibir sus medicamentos, tenemos que hacer las gestiones para que llegue lo que necesitan, pero que al mismo tiempo hay deberes también, que deben retirarlos, ser responsables y hacerse los seguimientos, según corresponda. Pero la gente es siempre muy agradecida”.

Capacitación para una mejor calidad de vida

“Es una alimentación que a él lo va a ayudar a mantenerse, porque esto hace que le tenga vitaminas, se nutra bien, porque a la edad de él no se le puede dar cualquier leche. Eso le va a ayudar y es un alivio para el bolsillo de la familia y un alivio para él, en salud”, agrega Claudia Barrios sobre don Víctor.

Elizabeth Martínez, enfermera de la Unidad de Hospitalización Domiciliaria y parte del equipo de alimentación enteral en adultos,
señala que el uso de fórmulas no adecuadas va en desmedro de la alimentación del paciente. “A nivel nutricional, con esta fórmula a través de esta Ley permite que tenga una mucho mejor respuesta a los nutrientes y a las evoluciones clínicas”.

Por eso, además de entregar los medios físicos, el Hospital capacita en el uso de la bomba de alimentación a los familiares o cuidadores,
quienes reciben también visitas de enfermería, nutricionista y médico para resolver dudas e ir evaluando la tolerancia y los índices de
alimentación de cada paciente: “Como tienen la alimentación de manera constante, pueden estar de alguna manera más tranquilos porque no tiene que estar al lado del paciente 100% para que pueda pasar la alimentación. Ven los cambios en la evolución de sus familiares, porque la nutrición, como es de buena calidad, en los pacientes que tienen heridas se nota mucho, porque mejoran las heridas y los pacientes que nutricionalmente ya están enflaquecidos, van ganando masa corporal, se ven más saludables, ellos lo notan y nosotros lo vemos también en los seguimientos”.

¿Cómo accede una familia a este beneficio de la Ley Ricarte Soto?

A través del consultorio, que genera la interconsulta con el Hospital, que a su vez realiza la evaluación de las condiciones del paciente y lo postula de acuerdo a ciertos criterios clínicos a la Ley.

Síguenos

NEWSLETTER

Registrate en nuestro boletin y recibe nuestra ultimas noticias y material exclusivo.

Sitio web propiedad de G5 Comunicaciones

Todos los derechos reservados 2021.

Diseño y Desarrollo: Web Developer

secciones
links