Valparaíso

10°C
Overcast clouds
  • Homepage
  • >
  • Política
  • >
  • Psicólogo político analiza el desafío de Boric: pasar de conciudadano y líder cercano a legitimarse como jefe de Estado

Psicólogo político analiza el desafío de Boric: pasar de conciudadano y líder cercano a legitimarse como jefe de Estado

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en pinterest
Compartir en email

La cercanía con el ciudadano común es un punto de partida potente para Gabriel Boric, pero ahora viene una etapa fundamental: el posicionamiento como jefe de Estado más allá de la investidura legal.

El diputado por Magallanes debe legitimarse como Presidente entre quienes le votaron y aquellos que no, y sobre todo entre los grupos políticos tradicionales, asegura el académico de la Universidad Estatal de O’Higgins, Patricio Saavedra.

Sin duda que han sido muchas las presiones para Gabriel Boric desde que ganó la elección presidencial. Las expectativas son altas para quienes votaron por él y para quienes no lo hicieron, pero sin duda su mayor metamorfosis será el paso de ciudadano común a Presidente de todos los chilenos.

“El Presidente Electo tiene el gran desafío de, en las próximas semanas y meses, posicionarse como jefe de Estado más allá de la investidura formal del cargo”, explica Patricio Saavedra, académico del Instituto de Ciencias Sociales de la Universidad Estatal de O’Higgins (UOH).

El psicólogo político asegura que Boric deberá pasar de ser el ciudadano, el vecino, el dirigente y diputado cercano a la gente, a legitimarse como Presidente de la República “con un liderazgo reconocido tanto por aquellos que votaron por él como quienes no le dieron su voto y sobre todo convencer a los grupos políticos más tradicionales”, agrega el experto.

Para ello, señala Patricio Saavedra, debería mantener el estilo cercano que ya ha mostrado y, a la vez, “verse como una figura capaz de imponer orden y generar confianza en su calidad de Jefe de Estado. En otras palabras, esto supone que el Presidente debe mantener la capacidad de escucha que tanto lo ha caracterizado, y al mismo tiempo dilucidar cuándo es tiempo de ir por delante del colectivo”, puntualiza el Doctor en Psicología.

“El Presidente tiene que serlo, pero también parecerlo”, señala Saavedra. Y agrega que el futuro jefe de Estado, además de su cercanía con el ciudadano común, debe combinar esa cualidad con llegar a sectores más tradicionales y que están más acostumbrados a la formalidad del Presidente de la República. Junto a la capacidad de escuchar, debe ordenar la casa, ponerse al frente de un colectivo y tomar decisiones complejas que muchas veces pueden ir en contra de algunos sectores de la ciudadanía, inclusive de quienes le apoyaron en la elección”, indica el experto.

Para ello es necesario e importante que el Presidente electo genere una estrategia para mantener esa cercanía, “pero también dar la percepción de que hay un líder que está dirigiendo el país, que está escuchando, pero a la vez tomando decisiones, las que muchas veces pueden ser impopulares”, sostiene

Según cree Patricio Saavedra, hasta la fecha, Boric ha demostrado ser hábil políticamente y ha podido apoyarse en actores políticos que le han servido como bisagra, permitiéndole llevar a cabo conversaciones, negociaciones o alcanzar acuerdos con distintos sectores de la sociedad.

Si bien Gabriel Boric ha dado señales de ser el Presidente de todos los chilenos, “como en el caso de los empresarios, hace unos días, o con el General de Carabineros, donde trató un tema crucial en su agenda y uno de los puntos débiles de su campaña como es la seguridad social”, lo cierto es que Patricio Saavedra cree que para que pueda posicionarse bien frente a los sectores más tradicionales, “debe cumplir con ciertas responsabilidades, protocolos y ceremoniales que están asociados al cargo que está pronto a asumir y no poner en juego o en jaque el asistir a actividades como la Parada Militar o un Tedeum Ecuménico, porque obviamente esos son gajes del oficio a la vez queda señales de legitimidad”, destaca.

Según el experto esto también va para temas o ceremoniales más simples y cotidianos. “Por ejemplo, usar una corbata. Para parte de los ciudadanos puede ser algo importante y en ese sentido el Presidente debe cumplir, dentro de lo posible, con esos ritos. Sin descuidar su propio estilo”, indica.

Por último, indica que Gabriel Boric ha logrado ir generando una imagen “en que todos podemos ver que hay alguien que está dispuesto no solo a asumir el cargo formalmente, también a asumir su rol de líder y no sólo con quienes votaron por él, también dando señales que se va acercar a todos los sectores de la sociedad”, finaliza.

Sitio web propiedad de G5 Comunicaciones

Todos los derechos reservados 2021.

Diseño y Desarrollo: Web Developer

secciones
links