Valparaíso

Weather data of this location not found.
Presidente de RN tras finalización de alegatos en La Haya: «Hago un llamado a Bolivia a reanudar la relación diplomática y a no seguir usando la relación con Chile como un instrumento de política interna»

Presidente de RN tras finalización de alegatos en La Haya: «Hago un llamado a Bolivia a reanudar la relación diplomática y a no seguir usando la relación con Chile como un instrumento de política interna»

El presidente de Renovación Nacional y miembro de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, Francisco Chahuán, felicitó al equipo chileno en el marco de la última sesión de alegatos orales en la Corte Internacional de Justicia de La Haya por el caso del río Silala. Asimismo hizo un llamado a Bolivia a reanudar la relación diplomática con Chile.

El senador Francisco Chahuán afirmó que «felicitamos al equipo de Chile en la Corte Internacional de Justicia de La Haya por haber defendido de manera brillante los intereses superiores de nuestro país. Ha quedado medianamente claro, y tal como lo sostenía incluso Bolivia por más de 100 años, que el río Silala es un caudal internacional. No me cabe la menor duda que acá ha quedado claro que Bolivia insiste en hacer política interior y política exterior en base a su relación con Chile».

En esa línea, el presidente de RN agregó que «La invitación que hacemos a Bolivia es a reanudar plenamente las relaciones diplomáticas con nuestro país, pero sin quedar supeditada ni a una salida soberana al mar, puesto que ya está resuelta por la Corte Internacional de Justicia de La Haya, ni tampoco generando casos artificialmente como el del río Silala, donde es claro y categórico, incluso por los instrumentos cartográficos bolivianos y el Tratado de Paz y Amistad de 1904 que es un caudal internacional».

Para finalizar, el senador Chahuán recalcó el llamado a Bolivia «a no seguir usando la relación con Chile como un instrumento de política interna». Tras la finalización de los alegatos por la demanda interpuesta por Chile en 2016, la Corte Internacional de Justicia tomará su decisión, que puede tomar meses o hasta años en saberse, pero que es vinculante y no admite apelación.