Valparaíso

9°C
Clear sky
Hospitalización domiciliaria: ¿En qué fijarse a la hora de contratar este servicio?

Hospitalización domiciliaria: ¿En qué fijarse a la hora de contratar este servicio?

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en pinterest
Compartir en email

Los especialistas recomiendan evaluar detenidamente los pro y contras antes de optar por este tipo de atención, debido a la insuficiente normativa y regulación que existe al respecto.
Un menor riesgo a contraer infecciones y una atención personalizada, cómoda y menos costosa, son sólo algunos de los beneficios que entregan las hospitalizaciones domiciliarias particulares.
Pese a todas estas ventajas, es muy importante considerar todos los factores a la hora de encontrar un prestador de este servicio, ya que si bien la hospitalización domiciliaria funciona hace décadas en nuestro país, con el inicio de la pandemia su demanda aumentó un 50%, pero su mercado no posee regulación, fiscalización y una normativa clara para su accionar.
“La hospitalización domiciliaria consiste en la atención del paciente en su hogar con cuidados entregados por un equipo técnico especializado, siendo una alternativa a las clínicas y hospitales. Su uso es común en quienes sufren enfermedades crónicas o en adultos mayores, pero puede ser aplicada a quién lo desee, siempre y cuando el grado de complejidad o atención médica sea factible de contener en un domicilio”, explicó Ronald Mayr, cofundador y gerente general de Grupo Medical.
Por esta razón, Grupo Medical, entrega una serie de recomendaciones para saber en qué fijarse a la hora de contratar una hospitalización domiciliaria:
Calidad y capacitación de los especialistas a cargo de los cuidados: La primera recomendación es fijarse si el equipo médico cuenta con experiencia académica y profesional de acuerdo a la enfermedad que se busca tratar. Muchas empresas que ofrecen hospitalización domiciliaria cuentan sólo con equipos de cuidadores que, lamentablemente, no poseen capacitación para cierto tipo de casos.
Claridad de los tiempos de recuperación: En algunas ocasiones las hospitalizaciones domiciliarias pueden extenderse producto de los malos cuidados de los equipos médicos. Se recomienda, desde el inicio de atención, definir un plan terapéutico para la rehabilitación del paciente que permita proyectar su recuperación a los plazos establecidos.
Insumos adecuados: Es bueno cerciorarse de que la empresa contratada cuente con la certificación (Resolución Sanitaria de Botiquín) otorgada por la autoridad sanitaria (ISP) para poder acceder y almacenar fármacos con el objetivo de cumplir con las indicaciones medicas formalmente.
Relación entre personal de salud y la familia: Las hospitalizaciones domiciliarias tienen implicancias directas para las familias, pues se trata de personas externas que permanencen mucho tiempo en los hogares. Por lo mismo, es importante generar una buena relación, construida en base a la confianza y la recuperación efectiva del paciente.