Valparaíso

Weather data of this location not found.
Senadores DC presentan moción para bajar a 4/7 el quórum que permite modificar la actual Constitución

Senadores DC presentan moción para bajar a 4/7 el quórum que permite modificar la actual Constitución

Los senadores de la Democracia Cristiana (DC), Matías Walker y Ximena Rincón junto al independiente Pedro Araya presentaron una reforma constitucional para bajar a 4/7 el quórum máximo para reformar la actual Constitución de la República.

De acuerdo a la moción presentada por los parlamentarios de la DC, con esto se «evitará que se argumente, por una parte, que no es posible llevar a cabo una agenda de transformaciones profundas, debido a la existencia de normas constitucionales de muy difícil reforma y, por otra parte, en caso que la propuesta de texto de nueva Constitución no sea aprobado por la ciudadanía, facilitará construir las mayorías necesarias para proseguir con el proceso constituyente, con el objeto de contar con una nueva Constitución».

La senadora Rincón manifestó al respecto que «hicimos un llamado a empujar las reformas necesarias, se aprueben o se rechacen. La actual constitución tiene cerrojos, tenemos que cambiarla y por eso el 80% de la ciudadanía votó para hacerlo, pero esos mismos cerrojos los quiere mantener la Convención por 4 años. Nosotros esperamos que el gobierno se comprometa con cambios profundos, aun cuando chilenos y chilenas digan no a la propuesta de la Convención Constitucional. Con el plebiscito de salida no se acaba todo».

Por su parte, el senador Matías Walker hizo un llamado a la oposición del gobierno, en específico «a Chile Vamos a convertir las palabras en realidades y a poner sus votos en esta reforma constitucional cuando se vote en la comisión de Constitución y también en la sala del Senado, para establecer desde ya, antes del plebiscito, gane el Apruebo o el Rechazo, que la Constitución se va a poder reformar por cuatro séptimos de los diputados y senadores en ejercicio, que las mayorías se van a poder expresar y que nadie, ni mucho menos la derecha nos pueden imponer un poder de veto».