“Mi papá es mi superhéroe y estoy muy orgullosa de él”

“Mi papá es mi superhéroe y estoy muy orgullosa de él”

Cabo 2° Yesenia Jofré, de la Escuela de Suboficiales (ESUCAR) cuenta su historia de cuando el Sargento (R) Alejandro Jofré la adoptó y la hizo parte de su familia

A fines de los años ‘50 Alejandro Jofré quedó huérfano, por lo que fue enviado a un hogar de menores junto a sus dos hermanos. Él como el mayor tomó la responsabilidad de hacerse cargo y velar por su seguridad e integridad.

Una vez que cumplieron la mayoría de edad, los tres hermanos decidieron ser uniformados, los dos más chicos ingresaron a la Armada, mientras que Alejandro a Carabineros.

“Estuve en varias unidades, pero principalmente en la 36° Comisaría de La Florida. Fue ahí que conocí la Fundación Niño y Patria de Carabineros, la que se encargaba de cuidar y amparar a niños en situación de abandono o vulnerables”, recuerda el Sargento 2° (R) Alejandro Jofré.

En ese ámbito conoció a la pequeña Yesenia a mediados de los ’90, con quien se encariñó y pedía su custodia temporal para darle amor de familia.

“Me emocionaba estar con él en su familia, sin embargo también tenía sentimientos en el hogar de la Fundación”, señala la Cabo 1° Yesenia Jofré, quien está en la Escuela de Suboficiales (ESUCAR).

Finalmente el Sargento (R) pudo adoptarla a tiempo completo, formando parte de su clan compuesto por su esposa y dos varones. “Mi papá nunca hizo diferencias entre nosotros, siempre me protegió y acompañó, hasta cuando postulé a Carabineros él me acompañó, nunca me dejó sola. Mi papá es mi superhéroe y estoy muy orgullosa de él”, agrega la Cabo Jofré.

Y como el corazón del Sargento en retiro es inmenso, al poco tiempo decidió adoptar a otras dos niñas. “Pamela y Valeska llegaron a formar parte de esta familia y no podría estar arrepentido, me hace muy feliz. Para mí no hay favoritos, ellas son mis hijas y las quiero mucho. Además entre todos ellos me han dado 10 nietos, no podría ser más feliz”, agrega el ejemplar padre. En tanto la integrante de la ESUCAR puntualizó que “cuando mis dos hijos crezcan me encantaría adoptar”.