Canchas de Pádel y Tenis destronan a las de fútbol como las más solicitadas en Latinoamérica

Canchas de Pádel y Tenis destronan a las de fútbol como las más solicitadas en Latinoamérica

De acuerdo a los datos entregados por easycancha, aplicación de reserva de clubes deportivos, las solicitudes de espacios para la práctica de estos deportes han aumentado significativamente.

Tanto el Pádel como el Tenis se han convertido en los deportes más practicados en Latinoamérica, reemplazando al popular fútbol en países como Argentina, Ecuador, Colombia, Brasil y Chile. Esta tendencia sigue incrementando y cada vez están conquistando a más aficionados por los deportes de raqueta.

De acuerdo a los datos entregados por easycancha, las solicitudes de reserva para Pádel, entre los meses de enero y mayo del 2022 superaron las 290 mil, mientras que el Tenis supera las 450 mil en todo Latinoamérica. Mientras tanto, en el caso de las canchas de fútbol, las reservas no alcanzan a superar las 19 mil. Cabe destacar que durante los últimos cinco meses del año la startups acumuló más de seiscientos mil usuarios activos en Latam.

Eduardo Donoso, Director de Crecimiento de easycancha, detalla que esta tendencia continuará aumentando, debido a la facilidad para encontrar una pareja con quien practicar el deporte y no es necesario armar un equipo. “Al haber tanta oferta, muchas veces faltan contrincantes, y desde nuestra aplicación pueden encontrar ambos servicios, el arrendar la cancha y también encontrar el match perfecto, según lugar y disponibilidad de horarios, por ejemplo”, explicó.

 

¿Qué pasa en Chile?

A nivel nacional el panorama no es muy distinto al de los países vecinos. Sorprende que las reservas de canchas de tenis se imponen con más de 370 mil reservas acumuladas, seguido por el pádel con más de 200 mil. Mientras que en el caso del fútbol solo alcanza las 15 mil reservas.

La Región Metropolitana concentra el mayor número de reservas de estos deportes, mientras que la segunda es la del Bío Bío y la tercera es La Araucanía.