Municipio de Quilpué alista últimos detalles de nueva ordenanza que regula el comercio ambulante

Municipio de Quilpué alista últimos detalles de nueva ordenanza que regula el comercio ambulante

Este viernes 24 de junio en sesión extraordinaria del Concejo Municipal de Quilpué, se votará la nueva Ordenanza Bien Nacional de Uso Público (OBNUB) que regulará el ejercicio del comercio ambulante en la comuna.

Tras un proceso de elaboración ampliamente participativo, el Municipio Abierto de Quilpué votará este viernes la esperada y necesaria ordenanza que establece límites y requisitos para el funcionamiento del comercio en las calles de la comuna.

Recordar que el 12 de febrero de 2022 se publicó la ley 21.426 sobre comercio Ilegal que obliga a las municipalidades a establecer en sus respectivas ordenanzas, dónde se podrá ejercer el comercio ambulante. Obedeciendo a esta indicación y a la necesidad de hacer frente a una realidad estructural fuertemente sentida por los vecinos y vecinas de la comuna, se trabajó en una normativa con un fuerte componente social, que incluye enfoque de género y un destacado acento en la protección de derechos de los niños, niñas y adolescentes, esto por supuesto, acogiendo los requerimientos de quienes ejercen el comercio formal e informal, siempre en el contexto de una ciudad segura y amigable para el desplazamiento de las personas.

Al respecto Pablo Piñones, Administrador Municipal, indicó que “con esta ordenanza el Municipio Abierto de Quilpué se hace cargo de un problema estructural, complejo de abordar y que no es exclusivo de esta comuna. Sabemos que la ocupación de espacios públicos con seguridad y tranquilidad es una de las principales preocupaciones de los vecinos y vecinas de la comuna. Es por esto, que hemos elaborado esta ordenanza con la participación del comercio establecido representado por la cámara de comercio de Quilpué y también con la participación de los delegados del comercio informal. Buscamos que este día viernes se apruebe esta ordenanza que busca compartir y democratizar el acceso a la ciudad de forma ordenada entregando un número limitado de permisos a comerciantes informales con los requisitos que establece la ley pero, paralelamente, también hemos dispuesto que la misma ordenanza contemple mecanismos de apoyo y capacitación para que estos comerciantes puedan formalizarse en el mediano plazo.”

En relación a lo que establece la ordenanza, destacar, por ejemplo, que los permisos solo se otorgarán a personas que vivan en Quilpué y se dará prioridad a mujeres jefas de hogar, adultos mayores y titulares del permiso con discapacidad o que tengan entre su grupo familiar a alguien en situación de discapacidad o dependencia.

Carolina Contreras, concejala del Municipio Abierto, señaló que “el comercio ambulante es una situación a nivel país que da cuenta de la falta de oportunidades y el gran nivel de desempleo que hay actualmente. La mayor parte de los vendedores ambulantes de la comuna pertenecen a la población migrante, un 49,41%. Habrá criterios prioritarios de selección, por ejemplo mujeres jefas de hogar, personas con capacidades distintas, etc.”

El concejal Francisco Villegas agregó que “con la implementación de esta ordenanza estaremos finalmente poniendo orden al comercio informal en la comuna. Creo que lo más importante es que se entiende este tipo de comercio como una cuestión transitoria y no permanente, es decir, que el municipio entregará todas las herramientas y plazos para la superación de aquella informalidad. Finalmente quisiera destacar, que esta administración se está haciendo cargo de las obligaciones que entrega la ley orgánica constitucional de municipalidades y me parece una tremenda irresponsabilidad que ni la administración anterior ni el concejo municipal hayan empujado por la regulación de los espacios públicos y del comercio informal.”

“Yo aprobaré esta ordenanza porque me parece importante “ordenar” los espacios públicos que nos guste o no son utilizados por los y las vendedoras ambulantes ya que la crisis social y económica es una realidad y la oferta de empleo no se condice con las necesidades de nuestra población. Destaco el plan de acompañamiento como forma de apoyar a las personas a que puedan reinsertarse en el mundo laboral formal y por otra parte, los que deseen continuar con sus emprendimientos de una manera más digna puedan hacerlo. Es una ordenanza piloto, perfectible que no soluciona la problemática del comercio ambulante inmediatamente pero que va en pos de apoyar y estabilizar el desorden que se ha generado en el centro de Quilpué por la inexistencia en la administración anterior de esta misma ordenanza”, puntualizó la concejala Mary Foster.

Por último, la concejala Paula Castro, recordó que el trasfondo del problema “es la necesidad, la carencia de lugares donde se pueda acceder al trabajo, ya sea porque no tienen las herramientas, como las personas migrantes, o las personas que no tienen una base educacional para llegar un poco más allá; y lo otro, es la precarización laboral ya que muchas veces trabajar “apatronado” no cumple los estándares respecto a cuánto entrego de esfuerzo, tiempo, energía, versus lo que obtengo en reconocimiento.”

El permiso también establece en forma clara el espacio que cada comerciante podrá ocupar y las calles estrictamente establecidas para dicho fin y se cursarán multas tanto a quienes no cumplan con esta restricción como a aquellas personas que no cuenten con el respectivo permiso que es instranferible y por tiempo limitado.

Agregar que, para llevar a cabo este proceso, se incorporó un equipo multisectorial encargado de abordar temáticas sociales pre y post aplicación de la ordenanza y se promovió un proceso de diálogo y encuentros participativos para equilibrar intereses e inquietudes del comercio formal e informal: mesas de trabajo y reuniones con actores directamente involucrados que incluyeron a vocerías de quienes ejercen comercio en la calle, Cámara de Comercio de Quilpué y Carabineros de Chile.