Valparaíso

11°C
Scattered clouds
Diputadas de RN emplazaron al Gobierno a transparentar las nuevas atribuciones del cargo

Diputadas de RN emplazaron al Gobierno a transparentar las nuevas atribuciones del cargo

Más allá de que se corrigiera el cambio de nombre que causó polémica, las parlamentarias, Camila Flores y Carla Morales, recalcaron que se deben aclarar las dudas sobre las nuevas funciones que se incorporaron al cargo.

Recientemente, se dio a conocer una resolución del Gobierno para actualizar las funciones del rol de  “Primera Dama”, término que fue reemplazado por el nombre de la actual pareja del Presidente Gabriel Boric, Irina Karamanos. Situación que fue corregida por el Ejecutivo durante esta jornada, sustituyendo el nombre por “Coordinación Sociocultural de la Presidencia de la República”.

A su vez, se incorporan una serie de atribuciones al cargo, tales como “identificar, proponer y coordinar lineamientos estratégicos y definiciones programáticas para políticas públicas, con el objeto de aportar a la erradicación de la desigualdad y la discriminación de grupos históricamente excluidos, con enfoque interseccional, de derechos humanos y perspectiva de género inicialmente con énfasis en pueblos indígenas, migración, género y diversidad sexo-genérica”.

Tras esto, la congresista Camila Flores, puso en duda que se trate de un “error administrativo”, como lo señalaron desde el Gobierno: “Las instituciones del Estado son permanentes y trascienden a las personas. Eso es lo que este Gobierno millennial no quiere entender, porque ellos quieren tratar de instalar que Chile parte con ellos. Esto no es un error administrativo, aquí hay una clara intención y que evidentemente tuvieron que cambiar ¿Qué pasa si el Presidente de la República el día de mañana cambia de polola? ¿Va a tener que cambiar la repartición del Estado?

En tanto, la diputada Carla Morales, llamó al Gobierno a informar sobre las nuevas funciones del cargo que ocupa Karamanos: “Es preocupante que el Gobierno de turno intente modificar las instituciones del Estado a su antojo, no solamente cambiando el nombre sino que también las atribuciones y las prioridades de ese cargo. Es importante que salgan a aclarar esta situación porque esto genera una serie de dudas e incertidumbres. Además, que transparenten los verdaderos alcances de esta modificación y las intenciones qué hay detrás de esta decisión”.