California, Oregon y Washington lanzaron una iniciativa conjunta

California, Oregon y Washington lanzaron una iniciativa conjunta

Los gobernadores de tres estados liberales de la costa oeste de Estados Unidos anunciaron una iniciativa conjunta para garantizar el derecho al aborto tras el fallo de la Corte Suprema que anuló ese derecho a nivel federal, mientras que otros estados anunciaron medidas para prohibir la interrupción voluntaria del embarazo en su territorio.

«Ellos quieren quitarle la libertad a las mujeres (…) California se ha unido a Oregon y Washington para defender a las mujeres y proteger su derecho a tener salud reproductiva», informó el gobernador de California, Gavin Newsom, en un comunicado.

Agregó que tomarán acciones legales y enviarán recursos para que la salud reproductiva sea accesible a las mujeres de cualquier región del país dentro de sus estados, informó la agencia de noticias AFP.

Los gobernadores demócratas de California, Oregon y Washington difundieron un video conjunto para anunciar un frente unido que garantice en sus territorios el derecho al aborto, que, hasta el fallo de hoy, había permanecido amparado a nivel federal desde 1973.

«El aborto es cuidado sanitario, y no importa de donde vengas, Oregon no le dará la espalda a alguien en busca de cuidados sanitarios», dijo su gobernadora, Kate Brown.

Su par en Washington, Jay Inslee, sostuvo que «el derecho a elegir no debe depender de cual partido tiene la mayoría, pero es en este punto en el que estamos».

Debido al sistema federal, el fallo de la Corte Suprema no echa por tierra las leyes regionales. Sin embargo, más de la mitad de las mujeres viven en estados con regulaciones hostiles al aborto, de acuerdo con el Instituto Guttmacher, un grupo de investigación que defiende el acceso al procedimiento.

En Missouri, por ejemplo, el fiscal general, Eric Schmitt, anunció que dicho estado «acaba de convertirse en el primero en el país en poner fin de manera efectiva al aborto». «Este es un día monumental para la santidad de la vida», expresó Schmitt.

La gobernadora republicana de Dakota del Sur, Kristi Noem, anunció que el aborto pasa a ser ilegal en este estado del norte de del país, en virtud de una ley llamada «zombi» que fue redactada hace un tiempo para que entrara en vigor automáticamente si la Corte Suprema cambiaba la jurisprudencia.

Esta ley «especifica que, a partir de hoy, todos los abortos son ilegales en Dakota del Sur ‘a menos que una decisión médica razonable y adecuada establezca que un aborto es necesario para preservar la vida de la mujer embarazada'», afirmó en un comunicado.

Poco después, el gobernador republicano de Indiana anunció que convocará a la legislatura de su estado, también en el norte de Estados Unidos, para que se pronuncie cuanto antes sobre la prohibición del aborto.

«La decisión de la Corte Suprema es clara, y ahora depende de los estados abordar este importante tema. Lo haremos lo antes posible en Indiana», dijo el gobernador Eric Holcomb en Twitter, y agregó que ha convocado a la asamblea general del estado para el 6 de julio. «Tenemos la oportunidad de progresar en la protección del carácter sagrado de la vida, y eso es exactamente lo que vamos a hacer», dijo.

En Texas, en tanto, el fiscal general Ken Paxton, anunció el cierre de las oficinas de su agencia “en honor a los casi 70 millones de bebés no nacidos asesinados en el útero desde 1973″, según un comunicado de la fiscalía.

«Roe vs. Wade y su caso sucesor, Planned Parenthood v. Casey, no tienen ninguna base en la Constitución de Estados Unidos», dijo Paxton, al referirse al fallo de 1973 anulado hoy por la Corte, cuyo borrador se había filtrado a principios de mayo, poniendo en alerta a organizaciones que luchan por los derechos de las mujeres.

«Sin embargo, durante medio siglo, los estadounidenses han tenido que vivir bajo estos dictados ilegítimos, ilegales e inconstitucionales de una Corte Suprema partidista y obstinada. No más. Hoy, la cuestión del aborto vuelve a los estados. Y en Texas, esa pregunta ya ha sido respondida: aquí el aborto es ilegal. Espero defender las leyes provida de Texas y las vidas de todos los niños por nacer en el futuro», señaló.

Síguenos

NEWSLETTER

Registrate en nuestro boletin y recibe nuestra ultimas noticias y material exclusivo.