Valparaíso

16°C
Clear sky
Diputado Cristián Araya ofició al Ministerio del Interior y Ministerio Público para que expliquen por qué una mujer con arresto domiciliario total en La Araucanía pudo asistir a una actividad en Santiago junto a Héctor Llaitul

Diputado Cristián Araya ofició al Ministerio del Interior y Ministerio Público para que expliquen por qué una mujer con arresto domiciliario total en La Araucanía pudo asistir a una actividad en Santiago junto a Héctor Llaitul

Parlamentario del Partido Republicano calificó de “grave” e “inexcusable”, que Orfelina Alcamán, supuesta vocera del Lof Peleco Pidenko, participara en Peñalolén de la presentación de un libro del grupo terrorista CAM, siendo que mantiene vigente la medida cautelar, luego que en julio de 2021 fuera detenida con munición de guerra en su poder.

El Diputado del Partido Republicano, Cristián Araya, ingresó un oficio para que el Ministerio del Interior y Ministerio Público expliquen por qué razón la activista radical, Orfelina Alcamán, no está cumpliendo la medida cautelar de arresto domiciliario total aún vigente, impuesta en su contra por la justicia, el año pasado, tras ser detenida manteniendo en su poder munición de guerra.

La acción fue presentada por el congresista, luego que en días pasados, un artículo de prensa informara que la supuesta vocera del Lof Peleco Pidenko, acompañó al cabecilla del grupo terrorista CAM, Héctor Llaitul, a la presentación de un libro que aborda precisamente las definiciones de esa organización criminal, en un acto que se realizó el 10 de junio pasado en Peñalolén.

“Cómo puede ser que una persona que se supone debía estar cumpliendo arresto domiciliario total en La Araucanía, recorre casi 700 kilómetros y cuatro regiones, vulnerando la medida cautelar impuesta por los tribunales en su contra, para participar de una actividad de carácter terrorista, como fue la presentación de un libro donde se exalta el llamado de la CAM a levantarse en armas contra el Estado chileno”, plantea el parlamentario republicano.

Araya enfatiza la gravedad de lo ocurrido, a su juicio, no sólo porque esta persona incumplió una medida judicial que pesa en su contra, sino porque muestra también una vulneración del estado de derecho y deja en evidencia el deficitario trabajo del Ministerio del Interior y el Ministerio Público en materia de seguridad pública. “Que una persona, con arresto domiciliario total se pueda mover con absoluta libertad e impunidad por varias regiones del país, participar de una actividad ilícita, como es promover la subversión contra el estado de Chile, y volver a su región, sin que las autoridades encargadas de la seguridad se enteren, habla pésimo de la labor que se está llevando a cabo, y especialmente, del nulo trabajo de inteligencia que se realiza para perseguir al crimen organizado”.

“Por eso ingresamos este oficio, porque el Ministerio del Interior y el Ministerio Público le deben una explicación al país. De hecho, no sabemos desde cuándo esta persona venía incumpliendo la medida ni existe la claridad de qué acciones implementó el Estado para garantizar que esta activista radical cumpliera con la medida cautelar. Lo ocurrido confirma lo que venimos denunciando: los chilenos estamos indefensos frente a los delincuentes porque el Estado no está haciendo su trabajo como corresponde, y eso incluye al gobierno, al Ministerio Público y a los tribunales”, puntualizó el representante republicano.

Cristián Araya finalizó afirmando que “resulta inverosímil que mientras el gobierno presenta un plan de seguridad pública para enfrentar la delincuencia, por otro lado, queda en evidencia el trabajo de inteligencia artesanal que se ejecuta en Chile para enfrentar al crimen organizado. Hay que hacer una revisión profunda de la capacidad que tiene los organismos a cargo de la seguridad pública de hacer cumplir las medidas cautelares, porque en muchos casos, evidentemente no se están cumpliendo. Hace días la prensa también informó de que cerca de un 50% de las personas arrestadas por diferentes delitos en los últimos meses mantienen órdenes de detención pendiente. Aquí hay un déficit grave que debe ser corregido con sentido de urgencia”.