Despachan nuevo reglamento para el control del consumo de drogas en la Cámara

Despachan nuevo reglamento para el control del consumo de drogas en la Cámara

La Sala aprobó el segundo informe del texto que establece un nuevo reglamento para el control del consumo de drogas, aplicable a los diputados y las diputadas en ejercicio (boletín 14784).

Este reglamento regulará la prevención del consumo indebido de sustancias o drogas estupefacientes o sicotrópicas. Establece para ello la realización periódica de controles a las diputadas y diputados en ejercicio.

Los controles se verificarán con la realización de exámenes aleatorios que serán públicos. El procedimiento, en todo caso, siempre resguardará la dignidad de los parlamentarios, la imparcialidad del control y la confiabilidad de los resultados.

El sistema de control comprenderá a todas las diputadas y diputados, sin excepción. Se efectuará de manera aleatoria y semestral, mediante un sorteo que asegure que durante el período legislativo deba hacerse, al menos, dos veces.

El sorteo se realizará en reunión de jefes de Comités convocada especialmente al efecto. Cada año, el primer control deberá efectuarse antes del 30 de junio y, el segundo, antes del 31 de diciembre.

Con todo, la diputada o diputado cuyo resultado del examen sea positivo se tendrá que someter a un nuevo examen en el control siguiente.

El Secretario General deberá nombrar a un profesional de su dependencia. Deberá tener la calidad de funcionario público, para que actúe como encargado de relacionarse con el laboratorio que se haya adjudicado el control de consumo. Además, se identifican en el texto sus respectivas funciones.

Aquellos cuyo examen resulte positivo deberán presentar una autorización anticipada de levantamiento de secreto bancario por el lapso de un año.

La propuesta especifica, luego, el marco sancionatorio que se implementará por intermedio de la Comisión de Ética de la Cámara. Ello aplicará, por ejemplo, para quienes se nieguen al otorgamiento de la citada autorización.

En las votaciones se respaldó un nuevo artículo transitorio, respecto del planteado por la Comisión de Constitución. En él se indica que todos los diputados y diputadas en ejercicio deberán someterse a un control de drogas dentro del plazo de 30 días, contados desde la fecha de aprobación del reglamento.

Lo anterior, sin perjuicio del segundo procedimiento de control estipulado. Para estos efectos, se aplicará única y exclusivamente el examen de pelo.

En el análisis hubo claras diferencias. Para algunos la medida es débil y lamentaron la ausencia de medidas más drásticas ante eventuales resultados positivos.

Otros consideraron que era un proyecto populista. Asimismo, se estimó que se cae en el error de no asumir que un grupo importante de consumidores es responsable y sin vinculaciones con la criminalidad.

Entre las declaraciones, se planteó que se deben debatir políticas públicas reales de prevención y del consumo problemático, enfatizando temas como la salud mental.

Participaron del debate Gaspar Rivas (PDG), Marisela Santibáñez (PC), Camila Flores (RN), Felipe Donoso (UDI), Rubén Darío Oyarzo (PDG), Luis Sánchez (PR), María Luisa Cordero (IND), Daniel Lilayu (UDI), Ana María Gazmuri (IND), Chiara Barchiesi (PREP), Diego Schalper (RN) y María Francisca Bello (PCS).

Intervinieron también Henry Leal (UDI), Jaime Araya (IND), Víctor Alejandro Pino (PDG), Lorena Fries (IND), Juan Antonio Coloma (UDI), Nelson Venegas (PS), Cristián Araya (PREP), Patricio Rosas (IND) y Félix González (PEV).