Valparaíso

11°C
Clear sky
Gerente General de Colmena renuncia tras decisión de demandar a sus afiliados

Gerente General de Colmena renuncia tras decisión de demandar a sus afiliados

Felipe Galleguillos, gerente general de la isapre Colmena, presentó su renuncia al cargo luego de la polémica suscitada a partir de la decisión de demandar a sus afiliados que hayan tomado acciones judiciales para protegerse del alza en los planes de salud.

A través de una carta, Galleguillos, comunicó su decisión al directorio y colaboradores, agradeciendo el compromiso y apoyo durante años con su gestión.

Durante este fin de semana en una entrevista con La Tercera, Felipe Galleguillos, confirmó la decisión de llevar adelante la instancia judicial contra sus afiliados.

La salida del gerente se da en un contexto donde la Superintendencia de Salud ya ofició a la aseguradora Colmena para que reporte la cantidad de afiliados que ya han sido o serán demandados.

Isapres responden a Ministra Yarza y aseguran que «ya no tienen margen de operación»

Mediante un comunicado, la Asociación de Isapres se refirió a las declaraciones emitidas por la Ministra de Salud respecto al riesgo de quiebra en el sistema de aseguramiento privado de salud.

Frente a esto, la Asociación de Isapres de Chile insiste que el sector se encuentra en una situación crítica, debido a lo siguientes puntos que plantean:

  1. Las Isapres registran pérdidas por $ 170 mil millones en los últimos 15 meses. Para la asociación, el problema de fondo no tiene que ver con esta cifra, sino con el «impedimento» para corregirlas y apuntan a que la Superintendencia de Salud al desconocer las normas que disponen un mecanismo valido para el cálculo de los ajustes de precio. Así, las Isapres caerían en un déficit permanente, que inevitablemente marcaría el final del sector, según señalan.
  2. La Ley 21.350 congeló el precio de los planes por dos años y le quitó a las Isapres la potestad de ajustar las tarifas, trasladándola a la Superintendencia de Salud que calculó la variación de costos en el sistema, constató un alza del 30% y fijó un 7,6% como tope de reajuste. Las Isapres cumplieron la norma, la que fue objetada posteriormente por la Superintendencia de Salud y ahora está siendo revisada por la Corte Suprema.
  3. La ministra de Salud emplazó a las Isapres para que usen ahorros y así evitar un cierre forzoso. De acuerdo a la Asociación, si se considera la información del sistema desde 2018 hasta marzo pasado, el resultado es una pérdida de $ 14 mil millones. Junto a lo anterior, añaden que los sectores productivos destinan los excedentes a distintas inversiones que no están disponibles en una cuenta.
  4. Tal como afirmó la ministra de Salud, detrás de cada Isapre existe un grupo controlador que hasta ahora, según la Asociación, ha asumido los costos del sistema para que se mantenga funcionando. Sin embargo, advierten, esta figura no es sostenible, dado que un déficit financiero permanente pone en riesgo al grupo completo. «En ese contexto debemos ser tajantes: las Isapres ya no tienen margen de operación, hoy funcionan únicamente con aportes de capital de sus dueños y el cierre puede producirse en solo meses. Afirmar lo contrario es arriesgado, porque hay de por medio casi tres millones y medio de afiliados que escuchan llamados a la tranquilidad y que podrían verse, de la noche a la mañana, sin cobertura de salud, a la vez que Fonasa tendría que acoger a cientos de miles de nuevos afiliados en una red de prestadores estrecha y que mantiene abultadas listas de espera».
  5. Desde la asociación revelan que se reunirán a finales del mes de julio con la ministra Yarza, una instancia donde esperan informar en detalle sobre la situación financiera del sistema de Isapres.

Por último, señalan que «entendemos que el gobierno propone una reforma que establece un sistema de salud único que elimina las Isapres. Pero si es que existe la decisión de cerrar las Isapres administrativamente este año, por medio de impedir un ajuste de precios que permita cubrir las obligaciones contractuales, es importante que lo informen y expliquen el impacto que tendría para los beneficiarios».