6º Encuentro por la reserva de la biósfera La Campana-Peñuelas se realizará en La Calera con talleres de autoformación en la gestión territorial

6º Encuentro por la reserva de la biósfera La Campana-Peñuelas se realizará en La Calera con talleres de autoformación en la gestión territorial

El espacio cultural El Vagón será la sede de la actividad, que se gesta como una instancia de ofrenda e intercambio de saberes para nutrir los vínculos entre personas, organizaciones y territorios.

El sábado 6 de agosto tendrá lugar la sexta versión del Encuentro por la Reserva de la Biósfera La Campana – Peñuelas (RBCP), que lleva realizándose desde el año 2017 en la búsqueda de fortalecer la articulación entre organizaciones comunitarias y socioambientales en torno a una nueva forma de ordenamiento territorial. En esta se identifican actualmente tres zonales: Aconcagua, Marga-Marga y Costa, distribuidos naturalmente según sus cuencas de agua, las relaciones geográficas y/o bioculturales, y las problemáticas que caracterizan a cada uno de estos ecosistemas.

Esta 6ª edición se desarrollará en el multiespacio El Vagón (Iriarte #71), en La Calera (frente a plaza Balmaceda), con el objetivo de facilitar el intercambio de saberes y experiencias entre personas y organizaciones que trabajan por el cuidado de la biodiversidad en cada zonal. Tendrán especial relevancia talleres para difundir y aclarar conceptos claves dentro de la gestión y el ordenamiento territorial, como la importancia de diferentes instrumentos que rigen a nivel administrativo tanto a escala comunal, como provincial, regional y de reserva.

“Consideramos que son herramientas útiles que deben ser comprendidas por las comunidades y, a partir de ellas, generar propuestas habitables para reformas de políticas comunitarias, comunales y públicas; y en este caso relacionado al territorio-reserva de La Campana-Peñuelas, su cuidado, conservación y regeneración”, explica María José Jiménez, integrante del Consejo Territorial Autoconvocado por la RBCP, agrupación convocante.

Este espacio de autoformación responde a un contexto de cambios en los instrumentos de planificación regional, una oportunidad que las organizaciones ven para presentar propuestas que apunten hacia un habitar respetuoso con la naturaleza. “Nos encontramos en un momento decisivo, ya que desde la institucionalidad se están conformando la Estrategia Regional de Desarrollo y el Plan de Gestión de la RBCP, donde se proyectarán los ejes de desarrollo de los próximos 10 años de todo el territorio regional. Incidir en estos instrumentos tiene el potencial de avanzar en prácticas comunitarias de conservación y regeneración, comenzar la recuperación ambiental de las zonas de sacrificio y detener el avance de este modelo de desarrollo extractivista”, detalla Mauricio Espinoza, parte del Consejo por la RBCP y gestor del proyecto de propagación de plantas y micorrizas nativas, Microflora, en Quebrada Escobares, Villa Alemana.

Así, durante el encuentro se levantará una mesa ampliada, donde se trabajará en torno a tres figuras: las estrategias de desarrollo, los instrumentos de planificación y ordenamiento territorial (como los planes reguladores) y las ordenanzas locales. Estos mecanismos de diseño del territorio, que hasta la fecha han dependido exclusivamente de las instituciones y de privados, son espacios a los que apuntan las organizaciones y comunidades, buscando ejercer el derecho a decidir la forma de co-habitar.

“Y que las ideas que nacen constantemente de los encuentros sean llevadas a la acción. Incidir en la Estrategia de Desarrollo, por ejemplo, en los PLADECO (Plan de Desarrollo Comunal), en donde la Reserva de Biósfera sea reconocida en todas sus dimensiones y permee diversos ámbitos del habitar de la comunidad; que esta carta de ruta considere las áreas de alto valor ecosistémico y de diversidad en los instrumentos de planificación, para que estos lugares no sean vulnerados por los distintos usos que estos mismos permiten actualmente”, señala María José Jiménez.

Tiempo de ofrenda e intercambio de saberes

Los primeros días de agosto -entre invierno y primavera- los pueblos andinos conmemoran y celebran el día de la Qulqi Uru, Pachamama, Madre Tierra, fecha que pertenece a su calendario agrofestivo, tiempo propicio para brindarle ofrendas en agradecimiento por las buenas cosechas.

Es por esto que el 6º encuentro se gesta como un espacio de gratitud e intercambio, donde los saberes que porta cada organización, las ideas y las propuestas sean otra forma de nutrir los vínculos entre personas y con el territorio. “Es importante este tiempo para fortalecer el equilibrio universal, físico y espiritual con la pachamama, manteniendo el ayni (reciprocidad) por todo lo que recibimos a diario, que nos permitirá el sumaq kawsay (buen vivir) para todxs. En esta celebración llevamos con alegría ofrendas a los apus, ríos, bosques y todo lugar donde habitamos, acto que realizamos con profundo agradecimiento con la vida y la oportunidad de intencionar para el futuro”, expresa Mayra Killari, ceremoniante quechua e integrante de la Asamblea de Pueblos Originarios de la  región de Valparaíso, organización participante de la actividad.

El encuentro se realizará en una jornada de 10:00 a 18:30 horas, y contará con un cierre cultural donde se presentarán las danzantes locales Tinkus, Warmi del Akunkawa, con un ritual de danza folklórica en estrecha relación a la fecha de Qulqi Uru, y Alejandro Sonorigenes, con su proyecto musical Dialecto Animal, que combina los ritmos de los pueblos ancestrales del mundo, la psicodelia y la tecnología sonora.