Puerto San Antonio valora inicio de proceso de conciliación ante el Segundo Tribunal Ambiental por lagunas Ojos de Mar

Puerto San Antonio valora inicio de proceso de conciliación ante el Segundo Tribunal Ambiental por lagunas Ojos de Mar

“Creemos que se abre aquí un camino para llegar a un entendimiento común entre el puerto y la ciudad, que tenga en el horizonte el desarrollo y bienestar de nuestra comuna”, dijo Sally Bendersky, presidenta de Puerto San Antonio.

Este martes, el Segundo Tribunal Ambiental inició un proceso de conciliación con distintas organizaciones ciudadanas y Puerto San Antonio, en el marco de la reclamación presentada en 2021 ante dicho estamento contra la decisión del Ministerio de Medio Ambiente de no declarar el Sistema de Lagunas de Llolleo “Ojos de Mar” como humedal urbano.

Desde Puerto San Antonio se valoró la disposición al diálogo que fue avalada por todas las instituciones involucradas para avanzar en la conciliación, lo cual refleja la voluntad de abrir espacios de conversación y acordar un marco de entendimiento que posibilite avanzar armónicamente con el desarrollo portuario y el debido resguardo ambiental de su entorno.

“Nosotros vemos este hito jurídico como una valiosa oportunidad para reafirmar el compromiso de Puerto San Antonio con el resguardo y el cuidado del medio ambiente, y en particular de Ojos de Mar, pues creemos que ese resguardo y la actividad portuaria impulsada por el Estado pueden y deben avanzar conjuntamente. Creemos que se abre aquí un camino para llegar a un entendimiento común entre el puerto y la ciudad, que tenga en el horizonte el desarrollo y bienestar de San Antonio”, expresó Sally Bendersky, presidenta de la portuaria estatal.

La directiva planteó además el interés de acercar posiciones con otras partes interesadas y la necesidad de que todos los actores se sumen en estos espacios de acuerdo y conversación.

“Todas las posturas, opiniones y experiencias son relevantes para lograr los puntos de equilibrio necesarios, sin perder de vista el desafío de que San Antonio y su puerto deben crecer en el mediano plazo para seguir siendo la puerta de Chile con el mundo, de la mano de los sanantoninos y de un decidido trabajo para cuidar el medio ambiente”, manifestó Sally Bendersky.

La conciliación es un instrumento procesal para las reclamaciones ambientales y se trata de un medio alternativo de solución a los conflictos medioambientales. Su uso, convenido por las partes, puede resultar muy positivo para los intervinientes, ya que les ayuda a llegar a soluciones sin rivalidades y en un marco de probada aceptación.