Ad portas de la reforma de pensiones, chilenos en la zona sur del país prefieren libertad de elegir frente a opción del Estado como único administrador

Ad portas de la reforma de pensiones, chilenos en la zona sur del país prefieren libertad de elegir frente a opción del Estado como único administrador

Sobre el destino de sus fondos, la mayoría de los de los encuestados entre las regiones de O´Higgins y Magallanes (65%) quiere que la totalidad de su cotización futura vaya por completo a una cuenta de capitalización individual y solo un 21% está de acuerdo con destinar un 6% a un fondo solidario. 

Los resultados dan cuenta de un debate “más desideologizado, complejo y ordenado”, según comenta Cristián Valdivieso, director de Asuntos Públicos de Criteria. 

A pocas semanas de que el gobierno presente oficialmente su proyecto de reforma al sistema de pensiones, una nueva encuesta de Criteria demuestra una consolidación en las preferencias de los chilenos frente a un nuevo sistema previsional. Según el sondeo -encargado por AFP Cuprum y realizado entre el 14 y 19 de julio-, la libertad de elección se continúa posicionando como uno de los temas claves para la ciudadanía: un 63% de los encuestados entre las regiones de O´Higgins y Magallanes se inclina por esta opción en el caso de las cotizaciones futuras. Al ampliar la pregunta a las cotizaciones en general, un 73% de las personas quiere “poder elegir en cualquier momento quien las administra”.

“La libertad de elección se percibe como una salida. Elegir es, ante todo, poder optar protagónicamente entre opciones o, eventualmente, evitar quedar acotado sólo al mercado o sólo al Estado, situación que se considera como la peor o más temible. Quienes desconfían de lo uno (Estado o privados), se refugiarán en lo otro. Implementar entonces un sistema de pensiones con una entidad pública y monopólica a cargo de la administración de los fondos de pensiones, produciría una frustración y una franca oposición de un porcentaje importante de los trabajadores”, señala Cristian Valdivieso, director de Asuntos Públicos de Criteria.

La participación de los privados es un tema central para los chilenos. Un 48% de los encuestados entre las regiones de O´Higgins y Magallanes se inclina por un sistema mixto, mientras solo 27% está de acuerdo con un sistema totalmente estatal, y otro 25% con uno totalmente privado. A su vez, un 51% está por incorporar una entidad estatal como alternativa para la administración de fondos, además de las AFP.  En cuanto al destino de las cotizaciones, la mayoría (65%) quiere que la totalidad de su cotización futura vaya por completo a su cuenta de capitalización individual y solo un 21% está de acuerdo con destinar un tercio a un fondo solidario.

A esto se añade la valoración, ya consolidada, por las cuentas individuales con propiedad y heredabilidad de los fondos. Es así que un 74% se inclina “porque la cuenta personal siga siendo una cuenta de capitalización individual con una rentabilidad variable, donde el saldo acumulado define el monto de tu pensión futura, y tienes la propiedad de los fondos y estos son heredables”. Como contraparte, apenas un 13% de los chilenos se inclina por un sistema de cuentas nocionales, es decir, que la cuenta personal sea un registro contable de lo aportado por el trabajador, sin propiedad sobre los fondos ni que estos sean heredables. Todo esto, con un 74% de personas que estiman que es muy importante que los fondos previsionales sean heredables.

PGU y solidaridad con impuestos 

Por otra parte, un 79% de los habitantes de la zona sur considera que la PGU es de primera importancia, mientras que un 61% está de acuerdo con que se siga excluyendo al 10% más rico. Así, la PGU es considerada como un mecanismo de solidaridad válido, ya que un 80% la señala como el camino para construir un sistema de este tipo, siendo financiada con impuestos generales (versus la alternativa de financiar la solidaridad reasignando las cotizaciones de los trabajadores).

“La valoración por la PGU refuerza la idea de la preferencia por una capitalización individual y la libertad de elegir, porque en la medida que las personas ven un aumento relevante en el piso de su pensión, se incrementa la apreciación sobre la propiedad de los fondos”, señala Valdivieso.

Este punto se refuerza al ahondar sobre el destino de la cotización de 6% del empleador, donde un 61% prefiere que esta se destine a su cuenta de capitalización individual para mejorar su futura pensión, en comparación con el 26% que está de acuerdo con usarla para financiar una mejora en las pensiones de los actuales pensionados.

 

Incertidumbre ante la Reforma Previsional 

La reforma previsional sigue siendo una prioridad para los chilenos, sin embargo, el 78% de los encuestados de la zona sur tiene dudas respecto de su aprobación en el actual gobierno, o derechamente cree que no logrará ser aprobada. Es así como solo un 24% se declara optimista al respecto.

En tanto, respecto al significado que evoca para los chilenos la “reforma previsional”, ésta es vinculada principalmente a conceptos como “mejoras”, “pensiones”, “justicia” y “tranquilidad”. Esto da cuenta de “un debate más desideologizado, complejo y ordenado, que pone foco en el propósito y en los resultados del proceso”, según comenta Valdivieso.