Diputados UDI exigen renuncia de delegado y seremi de Salud de La Araucanía tras contratación de hermano de vocero de la CAM

Diputados UDI exigen renuncia de delegado y seremi de Salud de La Araucanía tras contratación de hermano de vocero de la CAM

Coloma, Moreira, Benavente y Labbé acusaron al Gobierno de mantener una “actitud cómplice” con las organizaciones terroristas como la Coordinadora Arauco-Malleco.

Un grupo de diputados de la UDI, entre ellos Juan Antonio Coloma, Cristhian Moreira, Gustavo Benavente y Cristián Labbé, solicitaron la renuncia del delegado presidencial y del seremi de Salud de La Araucanía, luego que se confirmara que en esta última repartición se encuentra contratado en el área de comunicaciones a Pascual Pichún Collonao, quien en 2003 fue condenado a cinco años por el delito de incendio tras participar en la quema de un camión forestal, siendo detenido el año 2010 en Argentina mientras se mantenía prófugo de la justicia.

Pero además, la persona en cuestión es hermano de uno de los voceros de la Coordinadora Arauco-Malleco (CAM), Juan Pichún, quien a mediados de marzo declaró que “le vamos a hacer la guerra a las forestales”, y cuya organización llamó hace algunas semanas a “preparar fuerzas y organizar la resistencia armada” en la Macrozona Sur, lo que se ha materializado mediante distintos atentados.

“Nos parece de la máxima gravedad que este Gobierno, sabiendo lo que estaba haciendo, haya contratado a una persona condenada por el delito de incendio en La Araucanía. Estamos hablando de una actitud que raya en el terrorismo, y paradójicamente las actuales autoridades deciden premiarlo sabiendo la condena que había recibido”, cuestionaron los parlamentarios UDI, quienes además agregaron que “tiene vínculos familiares y de pertenencia directos con una organización terrorista como la CAM, que le ha declarado la guerra al Estado de Chile en el último tiempo”.

Por lo mismo, Coloma, Moreira, Benavente y Labbé emplazaron al Presidente Boric y a la ministra de Salud para que le soliciten de inmediato la renuncia a ambas autoridades de La Araucanía, además de desvincular a la persona en cuestión, insistiendo en que “pareciera que este Gobierno no logra entender que tiene contratado a un hombre con vínculos con el terrorismo, demostrando una vez más su absoluta complicidad con este tipo de organizaciones”.

“Ahora entendemos por qué las actuales autoridades se negaron tanto a querellarse en contra del vocero de la CAM, Héctor Llaitul, y se opusieron con mucha fuerza a decretar un Estado de Excepción en la Macrozona Sur. Y la respuesta es porque entre sus filas tienen a una persona con vínculos directos con esta organización, que fue condenada por el delito de incendio y que se mantuvo prófuga de la justicia”, reiteraron los diputados gremialistas, asegurando que “pareciera que esos son los valores y principios que tanto dicen ostentar algunos ministros del gabinete”.

“La señal que el Gobierno le está entregando a la ciudadanía es grave. Mientras el Presidente de la República se pasea haciendo campaña con los recursos de todos los chilenos, en La Araucanía -donde no se ha atrevido a ir- una organización terrorista está permeando las propias instituciones del Estado, y todo eso bajo la absoluta complicidad de estas autoridades”, cuestionaron los UDI.

Síguenos

NEWSLETTER

Registrate en nuestro boletin y recibe nuestra ultimas noticias y material exclusivo.