Valparaíso

19°C
Clear sky
Nuevo estanque de Esval optimizará el servicio para más de 15 mil familias de Placilla de Peñuelas

Nuevo estanque de Esval optimizará el servicio para más de 15 mil familias de Placilla de Peñuelas

El proyecto tiene una inversión que bordea los $2.200 millones y permitirá respaldar el suministro en todo el sector. Se estima la entrega de las obras para febrero del próximo año.

Con el objetivo de respaldar el suministro de agua potable y optimizar el servicio para más de 15 mil familias de Placilla de Peñuelas, Esval inició esta semana la construcción del estanque Curauma Norte, obra que tiene una inversión que bordea los $2.200 millones.

Este proyecto, que se enmarca en nuestro plan de desarrollo anual, busca aumentar la capacidad de acumulación, robusteciendo nuestra infraestructura en elsector. Además, nos permite responder adecuadamente a la demanda proyectada en los próximos años, acompañando el crecimiento que ha experimentado la zona”, explicó el subgerente zonal de Esval, Alejandro Pérez.

El ejecutivo agregó que las obras “son parte de nuestro trabajo permanente para enfrentar la sequía, reforzando nuestros sistemas para brindar una mayor seguridad hídrica a la comunidad”.

La iniciativa considera la construcción de un estanque semienterrado con una capacidad de 2 millones de litros, además, se instalarán 1.800 metros de tubería de acero y seis cámaras de válvulas, además de estaciones reguladoras de presión, entre otros trabajos.

La delegada municipal de Placilla de Peñuelas, Jennifer Araya, destacó que el proyecto “es muy importante, no sólo por la inversión que realiza Esval en un sector que tiene un crecimiento demográfico tremendo, sino también, porque la empresa está apuntando a reforzar su servicio. Valoramos el trabajo coordinado que se está realizando entre Esval y la Municipalidad de Valparaíso, para la limpieza de la zona donde se ejecutarán los trabajos, contribuyendo con ello al mejoramiento del sector”. Por otra parte, valoró que la iniciativa sea una alternativa concreta al uso del Tranque La Luz, que a futuro podría ser sólo un respaldo para el suministro de la zona.

El proyecto tiene un periodo de ejecución de seis meses, por lo que se estima su finalización para febrero del próximo año.