Valparaíso

17°C
Clear sky
Encuesta UNAB en Valparaíso: Mayoría no está de acuerdo con perder la libertad de administrar su 7% en salud y prefiere en la prestación un sistema mixto público-privado

Encuesta UNAB en Valparaíso: Mayoría no está de acuerdo con perder la libertad de administrar su 7% en salud y prefiere en la prestación un sistema mixto público-privado

El Instituto de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la Universidad Andrés Bello dio a conocer la Encuesta sobre Cambios Constitucionales en Salud en la Región de Valparaíso, cuyo objetivo es conocer cuál es la percepción de la ciudadanía acerca de la propuesta que se deberá aprobar o rechazar en el plebiscito del 4 de septiembre del presente año, así como de las políticas públicas anunciadas por el Gobierno.

El sondeo fue realizado en conjunto con la empresa de investigación IPSOS, el trabajo de campo se realizó entre el 13 de junio al 20 de julio del 2022 en la Región de Valparaíso, de forma presencial y abarcando un universo de 400 personas en las comunas de Valparaíso, Viña del Mar, Concón y Villa Alemana.

Los temas abordados fueron las percepciones generales sobre la salud en la propuesta de nueva Constitución, la creación del sistema universal de salud y su financiamiento, el destino de la cotización del 7%, las preocupaciones respecto del nuevo sistema y la libertad de elección; y la forma de implementación de los cambios, entre otros.

“La gente de la Región de Valparaíso está muy preocupada con lo que será el sistema de salud en la nueva Constitución. De hecho, un 24% de las personas opina que será peor que el actual y sólo un 13% opina que será mejor y un 40% opina que dependerá de las leyes que se implementen después de aprobada la Constitución. Por lo tanto, hay una real preocupación respecto de si el texto constitucional da las garantías para que tengamos un buen sistema de salud”, afirmó Hector Sanchez, Director del Instituto de Salud Pública de la Universidad Andrés Bello al comentar las principales conclusiones.

Agregó que “si bien es cierto que las personas están de acuerdo con la existencia de un nuevo sistema de salud de carácter único, hay un alto porcentaje, un 63%, que no está de acuerdo en que no se pueda escoger quién administra su 7%, pero sí hay un 52% está de acuerdo en que exista un sistema de salud universal. Lo que hay que considerar es cómo se hace la reforma y como se respetan las libertades de las personas tanto en su financiamiento como en la elección de su prestador”.

Según explicó el académico, “un elemento muy importante, que aparece claramente en la encuesta y que ni siquiera se ha discutido ni en la Convención Constitucional ni por el Gobierno cuando ha anunciado una reforma, y es que el sistema de salud no sea uno único de carácter estatal, como se ha planteado, sino que más bien debiera ser un sistema basado en la seguridad social, que no sea dependiente del Gobierno y con participación de trabajadores y empleadores. Un 67% de la población opina que este sería un sistema de salud óptimo y sólo un 22% coincide con la propuesta de que sea administrado por el estado y dependiente del Gobierno. Esto debe hacer pensar a las autoridades y a los parlamentarios”.

MEDIOSInforme Indice de Salud 2022_Contingencia Constitucional – Región de Valparaiìso

“Otra dimensión que la gente se plantea es que no quiere un sistema de salud compuesto solo con centros de salud públicos, lo que recibe un 17% de menciones y un 67% prefiere un sistema mixto con posibilidad de atenderse en centros privados. La gente en Chile por cultura, por uso o costumbre, está acostumbrada a un sistema mixto de salud, y esto no sólo para la población de mayores recursos, sino también para la población de niveles medios y medios bajos, toda vez que hoy día en Fonasa una cantidad importante, de 5 millones de personas, hacen uso de la Modalidad de Libre Elección para saltarse las colas y para poder atenderse en el mundo privado”, agregó el Director del ISP Unab.

Respecto de las preocupaciones de las personas en la Región de Valparaíso, el sondeo arrojó que el 89% está muy preocupado de que se haga una mala administración del 7%, un 86% por no tener cobertura financiera en enfermedades catastróficas y un 85%, que la calidad de la salud sea menor a la actual o poco oportuna.