Pescadores de la ex Caleta Sudamericana solicitarán al Gobernador concretar mesa de trabajo con Empresa Portuaria de Valparaíso

Pescadores de la ex Caleta Sudamericana solicitarán al Gobernador concretar mesa de trabajo con Empresa Portuaria de Valparaíso

Hasta la Subsecretaría de Pesca llegaron ayer martes los representantes de los pescadores de la ex caleta sudamericana para reunirse con el jefe de la cartera, el subsecretario Julio Salas, a raíz de la gestión que realizó el nuevo Director de Obras Portuarias de Valparaíso, Edgardo Hevia, a quien el pasado viernes acudieron los dirigentes de los pescadores ante la imposibilidad de conseguir una reunión con la Delegada Presidencial Sofía González, para presentar los problemas que les aquejan a raíz de la radicación forzada que mantienen en la bahía de Quintero y los litigios pendientes que conservan con la empresa portuaria de Valparaíso.

En la cita, en la que también participó el seremi de economía de la región, Christian Inostroza, se hicieron presente las condiciones indignas e insalubres en que operan en la bahía de Quintero, circunstancias que detalló el presidente del Sindicato de Trabajadores Independientes de Pescadores Muelle Sudamericana, SIPSA, José Urrutia: “Estamos muy agradecidos del Director de Obras Portuarias, Edgardo Hevia, porque lo que no pudo hacer la Delegada Presidencial en más de un mes, él lo logró en un fin de semana. Nuestra situación es urgente, nuestra situación es indigna, no tenemos instalaciones para operar, dormimos en el suelo y al aire libre, entre los botes. La mayoría de los pescadores viven en Valparaíso, sólo vamos a trabajar a Quintero, se nos prometió que se nos entregarían cuartos para capear la noche tras la pesca, pero hasta el momento este gobierno se ha ido en puras promesas. Al menos es un avance que por fin nos haya recibido el Subsecretario de Pesca”.

Al respecto, Enrique Kittsteiner, abogado de los pescadores, precisó: “Debemos distinguir los problemas a corto y a largo plazo que afectan a nuestros representados; pues en lo inmediato, necesitan que el Estado cumpla con los compromisos que asumió el gobierno pasado, es decir, se les garantice una operación en condiciones dignas en la bahía de Quintero mientras se les entrega la nueva caleta proyectada en Valparaíso, bautizada como la Joya del Pacífico; mientras que en el largo plazo, necesitan que EPV, cumpliendo con la sentencia pronunciada por el segundo tribunal ambiental, los repare en los perjuicios que se les provocó con la remoción improvisada que se les hizo del puerto de Valparaíso en el año 2013”.

Por su parte, el secretario del sindicato SIPSA, David Ojeda, sostuvo: “Si bien nos sentimos esperanzados con la atención que nos prestó el subsecretario por nuestros problemas urgentes, nos preocupa que nos haya señalado que no tiene facultades para llamar a una mesa de trabajo a la empresa portuaria, pues es vergonzoso como todos se tiran la pelota, sin entregarnos una solución. Llevamos meses esperando que EPV demuestre con actos, hechos concretos, que respetará la sentencia que le dictó el tribunal ambiental, pero parece que no son una empresa del Estado y se mandan solos. Por lo mismo, por recomendación del Subsecretario de Pesca le pediremos al Gobernador Mundaca que instale una mesa de trabajo que permita nuestra reparación, pues nos aburrimos de esperar que nos reciba la Delegada Presidencial, Sofía González. Ojalá el Gobernador nos defienda con la misma fuerza que el año pasado, pues gracias a él obtuvimos la nueva caleta.”

Finalmente, Felipe Olea, también abogado de los pescadores, recalcó que: “Es importante que el gobierno entienda que aquí fue un tribunal de la república el que estableció el incorrecto actuar de la empresa portuaria en la salida de los pescadores del ex muelle de la caleta sudamericana en el puerto de Valparaíso en el año 2013; por lo que el llamado al dialogo de nuestros representados no es un acto antojadizo; mientras que responder a este llamado, no puede ser entendido como un acto de bondad por parte de EPV, el Estado y el Gobierno, si no que un deber, un acto de responsabilidad política, cuestión que difícilmente pueden entender Franco Gandolfo y Guillermo Crovari, ambos gerentes, general y legal, respectivamente de EPV, quienes son parte del problema, pues participaron de la erradicación irresponsable de la ex caleta sudamericana, ¿Qué grado de imparcialidad tienen frente al problema?