Valparaíso

16°C
Clear sky
Polémica por respuesta de Presidente Boric a críticas por dichos de embajador. Oposición acusa «mansplaining»

Polémica por respuesta de Presidente Boric a críticas por dichos de embajador. Oposición acusa «mansplaining»

Una nueva polémica se generó tras la respuesta del Presidente Gabriel Boric a las consultas periodísticas formuladas en Nueva York, cuando se le preguntó por las palabras del embajador de Chile en España, Javier Velasco, en un foro económico.

Incluso se le acusó de «mansplaining», es decir, deslegitimar a una persona a través del discurso. Algunos lo consideran un ejercicio machista para invalidar y silenciar a una mujer. Algo que se realiza en espacios públicos en los que la posición de poder del hombre se ve amenazada.

En aquella instancia, el diplomático habló sobre el estallido social, aseverando que una situación «de esas dimensiones (octubre de 2019) no es una cuestión baladí. Para que llegáramos a eso se requirieron 30 años de políticas que profundizaron la desigualdad, 30 años de un país percibiendo eso de forma cotidiana».

Declaraciones que fueron consideradas como una crítica a los gobiernos de la Concertación y su administración post dictadura, a lo que se agreega el tinte fuertemente político, en un cargo donde ese tipo de intervenciones aparece más acotada.

Boric fue consultado sobre lo dicho por el embajador, muy cercano al mandatario, quien, con evidente molestia contrapreguntó a la periodista: «qué frase específicamente le molestó del embajador en España?»… «¿qué frase en específico de los 30 años le molestó?».

Posteriormente contra preguntó a la periodista si sabía en qué contexto se había hecho la consulta al embajador Velasco: «acá sucede permanentemente que se busca le peor versión posible de una cuña en específico, para tratar de armar un debate y se le piden declaraciones a todo el mundo. Estoy seguro que casi nadie vio el foro en el que participó el embajador en España».

Boric agregó que la pregunta al embajador Velasco fue hecha por «un miembro de la empresa Telefónica, en donde se le preguntaba si es que el embajador creía posible que hubiese un nuevo estallido social de las características del 2019, hoy día en Chile».

Y luego puntualizó que «él creía que las condiciones bajo las cuales se dio el estallido social, habían sido una acumulación de políticas durante más de 30 años en donde había habido un cansancio por parte de la gente, que fue parte de lo que discutimos como país durante mucho tiempo en los últimos años».

Luego dijo que «he entregado una visión respecto a que acá las cosas no son blanco y negro. Acá ni los 30 años fueron políticas que le hicieron mal a Chile, ni fueron lo mejor que se podría haber hecho. Yo creo que todos compartimos aquello… tuvimos una importante cifra de crecimiento, logramos superar de manera exitosa la pobreza, no totalmente, pero de una manera muy significativa, mejoramos los índices de educación, gracias a lo que hicieron los gobiernos de la Concertación y también parte de los gobiernos del ex presidente Piñera». Y luego aseveró: «tener una visión crítica respecto a parte de ese periodo, no me parece que constituya un motivo de generar una gran polémica».

La respuesta la extendió diciendo que «ojalá veamos el foro entero, discutamos con altura de miras y no tratemos de buscar la peor versión del extracto de una cuña para pelearnos entre nosotros. Me parece que un embajador puede participar en instancias de esas características, sin que sea motivo de escándalo».

Las críticas no tardaron en llegar. El diputado Andrés Celis sostuvo: «actitud prepotente de Presidente Gabriel Boric, buscando ridiculizar a periodista, cuestiona lo que le pregunta, mansplaining puro y duro, abusando de posición de poder, todo para no responder pregunta legítima ¿no defiende tanto libertad de prensa el Pdte?».

Más severo fue el ex candidato presidencial José Antonio Kast: «el Presidente Boric tiene razones para estar molesto. Perdió el Plebiscito y su gobierno es un desastre. Pero no tiene derecho a desquitarse con los periodistas de manera prepotente. Especialmente, para defender a su amigo Embajador».